5 señales de que te subestiman en el trabajo

¿Tienes la sensación de que te subestiman en el trabajo? Pues bien, en este artículo nos ponemos en tu situación y hablaremos de algunas de las medidas que puedes tomar.
5 señales de que te subestiman en el trabajo
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 16 Enero, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 16 Enero, 2021

Última actualización: 16 Enero, 2021

A veces te subestiman en el trabajo de manera no intencional o sin que sea muy evidente. Sin embargo, hay gestos y conductas que sí son características de este fenómeno y que terminan apareciendo en la mayoría de los casos en los que el fenómeno es real y no solo una sensación propia -de ahí que queramos hablar de 5 señales de que te subestiman en el trabajo-.

Por otro lado, uno de los factores que genera compromiso e incrementa la productividad es precisamente el de sentir que tus esfuerzos tienen consecuencias positivas para ti mismo. En cambio, si te subestiman en el trabajo, la sensación es la opuesta: no importa el empeño que pongas.

Puesto que lo que haces genera un aporte para una empresa o una institución, lo adecuado es que sea valorado. Que haya incentivos para continuar y hacer mejor las cosas. Lamentablemente, no siempre es así. ¿Cuáles son las señales de que te subestiman en el trabajo? Las siguientes son cinco de ellas.

Ahora, cada uno de nosotros tiene su propio don especial. Y sabes que esto estaba destinado a ser verdad. Y si no me subestimas, no te subestimaré”.

-Bob Dylan-

Hombre triste pensando en que lo subestiman en el trabajo

1. Si lo haces bien, callan

Los silencios prolongados frente a tu actividad significan dos cosas. Una, que lo estás haciendo bien, pues de lo contrario te lo harían notar. Y dos, que para quienes están a cargo no es importante decírtelo. En pocas palabras: te ignoran, justo porque realizas tus actividades como se debe.

En el mundo laboral no abundan las felicitaciones o los reconocimientos. Por norma, es más fácil que obtengamos una retroalimentación negativa que una retroalimentación positiva de nuestro trabajo. Las organizaciones buscan resultados a corto plazo y entienden que estos se consiguen corrigiendo errores.

En muchos casos, los empleados pasan por máquinas, a las que hay que arreglar cuando funcionan mal. El resto del tiempo deben hacer su trabajo; el reconocimiento va implícito en el salario.

2. Cometes un mínimo error, luego existes

Lo anterior cobra importancia cuando se complementa con este segundo punto. Si lo haces bien, no recibes ninguna palabra de reconocimiento. En cambio, si cometes un error, por pequeño que sea, ahí sí comienzas a existir para la organización en la que estás.

Si te subestiman en el trabajo, te señalan los errores con especial énfasis e ignorando el contexto. Puedes llevar años trabajando sin equivocaciones, pero el día en que incurres en una de ellas es como si todos tus aciertos de pronto valieran muy poco. Al menos, así te lo expresan y así lo sientes.

3. Muchos años, pocas promociones

Todo trabajador se siente mucho más motivado cuando la organización para la que trabaja le ofrece la oportunidad de evolucionar dentro de ella. Una forma de hacerlo es a través de las capacitaciones y las promociones. Esto permite que el trabajador integre su labor con su proyecto de vida.

Sin embargo, en muchas ocasiones esto jamás ocurre. Pasas mucho tiempo en una empresa, haces las cosas bien, pero esto no tiene ningún efecto en tu progreso personal. Sabes que dentro de la institución en la que trabajas puedes permanecer en el mismo punto hasta la muerte y nada cambiará para ti. Cuando las cosas son así, es obvio que te sientas subestimado.

4. Te mienten, señal de que te subestiman en el trabajo

En este caso se trata de mentiras destinadas a favorecer a otros. Esta es una de las señales más evidentes de que te subestiman en el trabajo. Ocurre cuando, por ejemplo, le otorgan un privilegio a otra persona que lleva menos tiempo que tú en la organización y te dicen que es por determinado motivo, que luego resulta ser falso.

Lo mismo ocurre al contrario, cuando te despojan de algún beneficio y argumentan, por ejemplo, que este le fue retirado a todo el personal. Después de un tiempo descubres que esto solo se aplicó a ti o a un grupo específico, mientras que otro u otros conservaron lo que supuestamente iba a eliminarse.

Chico envidiando a un compañero de trabajo

5. Piensas que obtendrías más logros en otra parte

Aunque te subestiman en el trabajo, quizás no has pensado aún en buscar una alternativa laboral. Tienes la convicción de que haces bien las cosas, pero que esto pasa desapercibido en tu organización.

Si albergas estos pensamientos, te sientes subestimado. Quizás sea buena idea buscar otros horizontes: sondear el mercado laboral e intentar encontrar una alternativa que te convenza más. En un entorno tan dinámico como el actual, es muy difícil que una persona pase toda su vida en la misma empresa; partiendo de esta premisa, lo mejor es que seas tú quien elijas el momento de irte a otra.

El hecho de que te sientas subestimado probablemente termine siendo un lastre para tu rendimiento, aunque la empresa no le dé importancia. Por otro lado, piensa como expones tus proyectos o el resultado de tu trabajo. Quizás solo cambiando la forma de explicar lo que haces consigas que eso que haces realmente aparente tener el valor que tiene. Recuerda que en el mundo laboral actual mucho de lo que sucede tiene que ver con la imagen.

Te podría interesar...
El poder destructivo de la subestimación
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El poder destructivo de la subestimación

La subestimación, es el mayor enemigo de tu autoestima, de tu capacidad para conseguir cosas y ser feliz. No te subestimes ni permitas que otros lo hagan.



  • Medina Giacomozzi, A., Gallegos Muñoz, C., & Lara Hadi, P. (2008). Motivación y satisfacción de los trabajadores y su influencia en la creación de valor económico en la empresa. Revista de administracao publica, 42(6), 1213-1230.