5 ventajas de hacer un retiro de meditación - La Mente es Maravillosa

5 ventajas de hacer un retiro de meditación

Edith Sánchez 4 junio, 2018 en Hábitos saludables 0 compartidos
Hombre en un retiro de meditación

¿Cuánto tiempo te dedicas (exclusivamente a ti mismo)? Esta es una pregunta que todos deberíamos hacernos. Probablemente muchos tendríamos que responder diciendo que muy rara vez nos concentramos solo en lo propio. El tiempo y la vida se nos va dedicándolos a asuntos más distractores que deseados. Por eso es tan importante hacer un retiro de meditación de vez en cuando.

Se define como retiro de meditación a una jornada en la que te alejas de tu sitio habitual de vivienda o trabajo. El principal objetivo es pensar en ti mismo, en tu vida. La actividad básica es la reflexión y la motivación esencial, conocerte mejor y evaluar cómo te sientes.

Lo ideal es que el retiro de meditación sea de al menos un día completo. Es necesario que lo hagas en soledad. Elige un lugar en donde puedas estar tranquilo, sin mayores distracciones y sintiéndote cómodo. Cuando se pone en práctica, el efecto es maravilloso. Estas son cinco de sus ventajas.

La soledad elimina muchos pretextos

Buena parte de nuestro tiempo lo pasamos rodeados de otras personas. Nos enfocamos entonces en las interacciones que tenemos con ellas. Recopilamos atención sobre los otros: qué nos dicen, cómo nos ven, de qué manera nos responden, etc. En una palabra, miramos hacia afuera.

En un retiro de meditación esos estímulos externos desaparecen, porque nos apartamos de los demás. Nos quedamos a solas con nosotros mismos. En principio, por la falta de costumbre, puede ser incómodo para algunas personas. Quizás aparezca la sensación de un cierto abandono y desamparo. Concentrándonos en lo que vamos a hacer, desaparece esa sensación. Poco a poco profundizamos en nuestro interior y nos damos la oportunidad de adoptar una mirada diferente, un punto de vista que no se parece al habitual.

Silla en el vacío representando un retiro de meditación

Tomar distancia te da otra perspectiva

Al apartarnos un poco de nuestra realidad cotidiana, facilitamos una visión más global de nuestra vida. Es como si nos ubicáramos, mentalmente, en una posición que nos permite ver el panorama completo. Buena parte de los detalles se desvanecen, pero el mapa completo se hace más claro.

En estas condiciones, tenemos mejores herramientas para hacer un repaso sobre el momento vital en el que estamos. Resulta más fácil percibir si nos encontramos donde queremos o estamos muy lejos de ese lugar. También logramos que las emociones se serenen y, de este modo, se consiga ver el panorama de una manera más desapasionada.

Hombre con pieza de puzzle disfrutando de un retiro de meditación

Desconectarte, una gran ventaja de un retiro de meditación

Desconectar significa hacer un corte temporal con los medios tecnológicos, pero también con la rutina. Esto, por sí solo, es una fuente de descanso. El cerebro necesita, de vez en cuando, reducir los estímulos externos a su mínima expresión. Esto solo es posible con un retiro temporal. Y qué mejor que un retiro de meditación.

Al desconectarte, no solo le das la oportunidad al cerebro de que se reorganice pausadamente, sino que facilitas un estado de relajación y serenidad en tus emociones. Supone bajar la velocidad, darte tiempo para digerir las sensaciones, los pensamientos y las emociones. Esto, indudablemente, te hará sentir más tranquilo y con mayor control.

Reactivar emociones contenidas

Así como algunas emociones pierden la intensidad excesiva durante un retiro de meditación, también hay otras realidades subjetivas que comienzan a emerger. Entre ellas, los sentimientos y emociones reprimidas. A veces es tristeza, otras veces desazón, el temor o el enojo.

Cuando te dedicas tiempo, uno de los efectos es que el yo real tiene más oportunidades para expresarse. Por eso, sin saber cómo, vienen a tu mente recuerdos sobre hechos que creías olvidados o aparece una sensación que persiste y que te habla de algo que aún no ha llegado a tu conciencia. El retiro es un lugar en la que tu voz no tiene que competir con otras.

Descanso, en el sentido profundo

Descansar no es estar inactivo o saturarte de distracciones. No descansas realmente si tu mente no logra apartarse de las preocupaciones diarias y sustituirlas por un ejercicio creativo y/o liberador. De hecho, la fatiga psicológica es mucho más contundente que la física. Por eso, más que darle descanso al cuerpo, de lo que se trata es de decantar las emociones.

Mujer meditando en un retiro de meditación

Un retiro de meditación te permite alcanzar un verdadero descanso. No es necesario que te fijes unos objetivos rígidos o que sientas que la experiencia debe ser “productiva” en términos de resultados observables. A veces un retiro de estos nos lleva solamente a divagar. Aún así, abre las compuertas para depurar buena parte de lo que llevamos dentro.

Es muy aconsejable reservar un par de días al año para hacer un retiro de meditación. No hay fórmulas. Meditar tiene que ver principalmente con serenarse y contemplar. Es un auto-regalo que no deberíamos dejar de hacernos. Una manera de prodigarnos cuidado y afecto.

Edith Sánchez

Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".

Ver perfil »
Te puede gustar