6 frases que deberías dedicarte a ti mismo

01 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
Cómo te hablas influye en tu autoestima y en tu estado de ánimo. Descubre algunas frases que no deberían faltar en tu diálogo interior.

¿Cuántas veces has esperado que otra persona te apruebe, te reconozca o te comprenda y te has decepcionado porque esas palabras que esperabas nunca han llegado? En realidad, esas son frases que deberías dedicarte a ti mismo, pues tú eres la persona más importante de tu vida y no puedes depender de los actos de otros para sentirte bien.

Cultivar la relación con uno mismo es un proceso. Consiste en cambiar la forma en que te miras, te hablas y te tratas. Posiblemente a lo largo de los años te has herido, juzgado y traicionado en múltiples ocasiones; sin embargo, estás a tiempo de reparar los daños. Si no sabes por dónde comenzar, las siguientes frases pueden ofrecerte un punto de partida.

Frases que deberías dedicarte a ti mismo

Mujer con los ojos cerrados

Lo siento

Siento todas las veces que me herí, con mis pensamientos, palabras y actos. Lo siento por haber sido el juez más implacable, el crítico más duro. Por todas las ocasiones en las que miré al espejo y solo me vinieron a la mente críticas y rechazo.

Lo siento por los malos hábitos que he mantenido o que aún mantengo y que dañan mi cuerpo y mi mente. Siento haber priorizado a otras personas y haber olvidado mis necesidades, deseos y preferencias; haber callado cuando me faltaban al respeto y haber permanecido en entornos y relaciones perjudiciales.

Me perdono

Me perdono por todos los errores cometidos, comprendiendo que hice lo mejor que pude en cada momento. Reconozco que, tal vez, no tenía el conocimiento o las herramientas que ahora tengo, que antes no podía ver las situaciones como las veo ahora. Me perdono porque sé que no soy culpable de lo que ocurrió, sino responsable de aprender de ello. Me libero de esas cargas y me permito seguir adelante.

Gracias

Me agradezco por haber llegado hasta aquí, por ser quien soy hoy en día. Gracias por haber superado el dolor, el miedo y la tristeza; por haber seguido adelante dando lo mejor de mí. Me agradezco mi perseverancia, mi valentía y mi fuerza. Reconozco y valoro cada uno de mis buenos actos, incluso si no fueron percibidos o recompensados por nadie. Yo los vi, los veo y me agradezco toda la bondad, la compasión y la generosidad que he entregado a lo largo de los años.

Yo puedo

Soy una persona valiosa y capaz, cuento con las cualidades y la determinación necesaria para lograr lo que me propongo. Aunque a veces sienta miedo e inseguridad, puedo intentarlo; y, si cometo errores, puedo aceptarlos y mejorar. Soy tan válido como cualquier otra persona, tengo todo lo necesario para trabajar en mis objetivos y alcanzarlos.

Estoy conmigo

Dependo de otras personas, pero también soy autónomo en muchos planos. Disfruto, valoro y aprecio la compañía y el afecto que otros pueden darme pero no lo necesito porque me tengo a mí incondicionalmente. Estoy conmigo cuando triunfo y cuando caigo; en mis momentos felices celebro, en mis días tristes me abrazo, y si estoy irritable me comprendo. Soy mi mejor amigo, mi mayor apoyo y mi lugar seguro. Puedo contar conmigo siempre.

Me acepto

Me acepto como soy, con mis virtudes y mis defectos. Me permito verme sin filtros, contemplar mis luces y mis sombras y todo ello no impide que me acepte. Estimo mi valor aquí y ahora. Y, como me respeto, selecciono las palabras con las que me hablo y la dureza con la que me juzgo.

mujer sonriendo mirando espejo

Utiliza estas frases que deberías dedicarte a ti mismo para mejorar tu relación contigo

Todas estas frases que deberías dedicarte a ti mismo pueden ayudarte a mejorar tu autoestima y tu autoconcepto, teniendo un impacto directo y positivo en tu vida. Algunas de ellas solo habrás de pronunciarlas una vez: por ejemplo, no es necesario que cada día recuerdes todos tus errores, reconócelos, perdónate y continúa adelante.

Otras pueden servirte de aliento en momentos concretos. Cuando enfrentes una situación novedosa o amenazante, necesitarás escuchar “yo puedo”; y cuando atravieses momentos de tristeza, recordar “estoy conmigo” te proporcionará un gran consuelo.

Sin embargo, otras de las frases pueden convertirse en un mantra para tu vida. Sentir gratitud por quien eres, aceptarte y agradecer los golpes de fortuna puede generar un cambio significativo en tu actitud y tu estado de ánimo. Por ello, recurre a cada una de estas afirmaciones siempre que lo sientas necesario.

  • Hay, L. L. (1990). Ámate a ti mismo: cambiarás tu vida. Urano.
  • Prieto-Ursúa, M., & Echegoyen, I. (2015). ¿ Perdón a uno mismo, autoaceptación o restauración intrapersonal? Cuestiones abiertas en Psicología del perdón. Papeles del psicólogo36(3), 230-237.
  • Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima (Vol. 2). Barcelona: Paidós.