7 beneficios de los videojuegos

04 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
Algunos científicos sostienen la polémica postura de que los videojuegos pueden brindarnos grandes beneficios. ¿Quieres saber cuáles?

Somos conscientes de que este artículo puede ser controvertido porque queremos presentarte los principales beneficios de los videojuegos. Estos pueden reportarnos algunos beneficios a nivel cognitivo y incluso social. Claro está, la clave es no abusar de ellos y hacer un uso racional y moderado de los mismos. Esto debe quedar claro desde un principio.

Si una persona se pasa varias horas al día jugando a videojuegos está claro que no le reportará el menor beneficio. Por el contrario, se convertirá un grave lastre para su desempeño académico, laboral o social, y mermará su desarrollo. Volvemos a insistir que estos nos pueden aportar beneficios mediante un uno moderado y racional. En estos casos, menos es más.

Muchos padres ven con muy malos ojos a los videojuegos porque perciben que, en seguida, sus hijos comienzan a abusar de ellos, perdiendo el tiempo y desperdiciando sus vidas. Pues la vida de un niño debería ser jugar con sus iguales y explorar el mundo.

De igual modo, los padres se muestran preocupado por el alto contenido de violencia y sexo que pueden tener algunos juegos. La clave está en hacer uso de los videojuegos educativos, de estrategia, tipo trivial, etc. Los niños no deberían exponerse a aquellos que, lejos de potenciar su desarrollo intelectual, los mermen. Todos sabemos a qué tipo de videojuegos nos estamos refiriendo.

Tras esta introducción, que acota y matiza la visión que queremos ofrecer acerca de los beneficios de los videojuegos, queremos exponerte a continuación los principales:

Beneficios de los videojuegos

Los amantes de los videojuegos, grandes y pequeños, defienden que no son ninguna pérdida de tiempo. Sino todo lo contrario, ya que aparte de servir para disfrutar de algunos minutos de diversión, disminuye el nivel de estrés y aburrimiento.

Los videojuegos también pueden ser una actividad social, ya que algunos de ellos, no se juegan en solitario necesariamente. Hoy en día, la tecnología nos conecta cada vez más, y con los avances en las telecomunicaciones se puede socializar también a través de diferentes juegos. La mayoría ofrecen la posibilidad de jugar en línea con personas de diferentes partes del mundo u organizar reuniones físicas con otros aficionados.

De igual modo, cuando no están en línea con otras personas de otras partes del mundo, pueden invitar a amigos para jugar un par de partidas y pasarlo bien, fomentando una sana competencia y fortaleciendo los lazos de amistad. Veamos más a fondo los beneficios de los videojuegos.

videojuegos

¿Qué aportan los videojuegos a nuestra persona?

El uso moderado de videojuegos puede beneficiarnos en los siguientes puntos:

  • Pueden mejorar la creatividad, ya que algunos juegos incentivan este aspecto de nuestra cognición, al ser fundamental el uso de la misma para alcanzar ciertos objetivos y metas del juego.
  • También, nos ayudan en la resolución de problemas. Muchos cuentan con retos y problemas que hacen que tengamos que pensar en diferentes formas de resolver la situación que se nos presenta. Esta puede acabar resolviéndose gracias a una buena definición del problema y al uso de diferentes estrategias.
  • Aparte de esto, nos ayudan en la toma de decisiones, ya que durante el desarrollo del mismo, a veces se plantean dilemas que hay que solventar de manera rápida, sopesando los pros y los contras de la decisión que se tomará, para escoger la mejor elección posible.
  • Con la debida precaución por delante, las personas con déficit de atención pueden verse beneficiadas por el uso moderado de videojuegos. No obstante, su abuso, sobre todo en este tipo de personas, es extremadamente pernicioso. 
    • Muchos juegos requieren que se les preste gran cantidad de atención, y realmente consiguen esto por parte del jugador. Por este motivo, a muchas personas se les “pasan las horas volando” cuando hacen uso de ellos. Para alguien con déficit de atención, lograr mantener la atención en una sola cosa durante 30 o 45 minutos, puede ser el inicio de un cambio en otras áreas.
  • Asimismo, puede mejorarse la habilidad para captar los pequeños detalles de una situación. Ya que, en los videojuegos, se aprende a distinguir mejor los detalles y las características importantes de una situación para conseguir ganar la partida.
  • Los videojuegos pueden favorecer algunos procesos cognitivos como la memoria. Muchas veces, se deben recordar mapas, acertijos, claves, contraseñas e indicaciones, entre otras.
  • Finalmente, como se dijo en un principio, a muchas personas los videojuegos les liberan del estrés, permitiéndoles descargar las tensiones del día a día. Sin embargo, esto nunca será sustitutivo de, por ejemplo, una caminata, el deporte o hacer una buena tabla de ejercicios. Por lo tanto, este argumento es parcialmente válido.

Finalmente, volvemos a insistir en que hay que jugar sin desatender al resto de las obligaciones y cargos que se tengan, y teniendo presente que el mundo virtual nunca será tan rico ni estimulante como el mundo real.