7 claves para combatir el estrés diario

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 8 junio, 2018
Pedro González Núñez · 9 junio, 2018

Aunque combatir el estrés diario parece una ‘batalla’ de nuestro tiempo, lo cierto es que es un instinto defensivo de lo más ancestral. De hecho, ya William Shakespeare buscaba la paz mental, 500 años atrás, afirmando que “allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma”.

Sin embargo, una herramienta de defensa de nuestros antepasados para defenderse de los peligros de su mundo (la sobreactivación/estrés) en la actualidad nos debilita y nos enferma. Por eso, la American Academy of Family Physicians (Estados Unidos) ha desarrollado una serie de claves para calmar la mente cuando tenemos esa sensación de que los acontecimientos nos superan o amenazan con hacerlo.

El estrés del mundo actual

El entorno en el que nos movemos es muy rápido cambiando y generando cambios. Así, no es raro que culpemos a los demás de aumentar la presión, cuando en muchas ocasiones y en realidad somos nosotros los que intentamos abarcar más de lo que nuestro cuerpo e intelecto nos permite, ahogándonos en por la altura en la que colocamos el listón de exigencia.

Es decir, los diferentes planos en los que queremos conseguir un desempeño muy bueno suman, generando un gran estrés diario y, en muchos casos, crónico. En esos momentos, si el problema no es objetivamente importante, existen claves que nos ayudan a combatir el estrés diario.

Mujer estresada

Obviamente, cuando no podemos más, nuestro cuerpo comienza a poner en marcha sus herramientas de autodefensa. Estrategias muchas veces equivocadas, ¿cuántas veces no hemos intentado correr más para intentar bajar nuestro nivel de estrés?

Cuando nos excedemos un día tras otro, el descanso no es suficiente para restaurar el equilibrio después de la enorme cantidad de energía perdida. Poco a poco, podemos llegar a sentir que no damos abasto, pudiendo llegar a configurar cuadros de preocupación, ansiedad, temor y tensiones excesivos. Entonces, el estrés no es capaz de mantener todo bajo control, y llegan los problemas, tanto físicos como psicológicos.

“Es una buena idea siempre hacer algo relajante antes de tomar una decisión importante en su vida”.

-Paulo Coelho-

Claves para combatir el estrés diario

Por eso, cuando todo parece superarnos, hay herramientas al alcance de nuestras manos para combatir el estrés diario. Aquí vamos a observar los más simples y sencillas aconsejadas por la citada American Academy of Family Physicians. Anota:

  • Ejercicio: una forma saludable de combatir el estrés diario es hacer deporte. Se trata de subir las pulsaciones, pero de hacerlo de manera coherente con nuestro nivel de movimiento. En este momento no se genera estrés porque la activación producida tiene una salida natural, el trabajo de nuestros músculos.
  • Comer saludablemente: la comida basura es una de las peores formas de combatir el estrés diario. Si tienes apetito, toma fruta y verdura. Una alimentación natural y equilibrada con cinco comidas diarias bien distribuidas es un secreto a voces que aporta bienestar.
  • Dormir bien: recordemos que un buen descanso necesita tiempo. Si dormimos bien, nuestra mente está más clara y despierta para afrontar los retos diarios.
  • Meditación: esta técnica de relajación, igual que otras similares, son muy útiles para bajar el nivel de estrés. Se basa en la respiración profunda y consciente, ideal para liberar tensiones.
  • Autocontrol: en este caso, el autocontrol tiene que servir para ser conscientes de que no podemos controlar todo. Si somos conscientes de que hay muchos elementos que escapan a nuestra capacidad, tendremos el control de nosotros mismos.
  • Los problemas, mejor uno por uno: hay que ir resolviendo problemas uno a uno, sin agobios, comenzando por los pequeños. Es necesario buscar soluciones y, una vez resuelta una situación, ir a por la siguiente.
  • Realismo: sin duda, ser realistas con nuestra planificación es básico para combatir el estrés diario. Cuanto más y mejor nos conozcamos, más conscientes somos de nuestras capacidades y limitaciones.

“Gran parte de la tensión que la gente siente no viene de tener demasiadas cosas que hacer. Viene de no terminar lo que han empezado”

-David Allen-

Chica joven haciendo ejercicio

Aprende a combatir el estrés diario

Hay muchas situaciones extraordinarias que, sumadas al estrés diario, pueden agudizar lo que ya de por sí era un problema. La pérdida de empleo, un divorcio, una mudanza… En esos casos, estás técnicas también te ayudarán, pero, cuidado.

Si estas estrategias no te dan resultado o no reducen tu nivel de estrés hasta un punto en el que la activación no te perjudique, lo mejor es consultar con un psicólogo. En juego está tu salud y pocas inversiones hay más rentables a largo plazo que cuidarla.