7 extraordinarias frases de los filósofos griegos

Edith Sánchez · 2 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 2 julio, 2019
Hubo un tiempo en el que Grecia fue el centro de la civilización y la cuna del pensamiento. Hoy damos un paseo por su pensamiento a través de sus pensadores y algunas de sus frases más destacadas.

Con frases de los filósofos griegos nos referimos a enunciados que datan del periodo comprendido entre el siglo VI y el año 149 antes de nuestra era. Esto corresponde a lo que se conoce como la Grecia Clásica, etapa en la que al filosofía brilló de una manera especial. Los pensadores de aquel entonces influenciaron en todo el desarrollo posterior de nuestra cultura.

Los pensadores más célebres de esa etapa fueron Sócrates, Platón y Aristóteles. Sin embargo, no fueron los únicos, aunque sí los que aparecen citados en más lugares. De ahí que muchas de las frases de los filósofos griegos que hoy rescatamos lleven su firma..

La Grecia Clásica es una etapa maravillosa de la humanidad: hablamos de los pilares de la cultura del viejo continente. Nuestro sistema político o nuestra manera de articular el pensamiento tienen sus raíces en la península del Peloponeso. Recordemos esa fantástica época a través de algunas de las frases de los filósofos griegos.

La felicidad consiste en saber unir el final con el principio”.

-Pitágoras-

Figura de Platón

1. Cometer una injusticia

No nos ha llegado ningún escrito suyo, pero se le considera uno de los padres de la filosofía. Lo que sabemos de Sócrates ha llegado a nosotros, en esencia, a través de Platón. Gracias a los escritos de este último, hemos podido conocer buena parte de su pensamiento, especialmente interesado en la organización política.

Una de sus frases dice: “Es peor cometer una injusticia que padecerla porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no”. Significa que lo que hacemos define lo que somos. Lo que nos hacen, en cambio, no nos determina, sino que se trata de una simple contingencia.

2. Una de las frases de los filósofos griegos sobre la felicidad

Varias frases de los filósofos griegos ya tiene como diana a la felicidad, una inquietud que aparece en el ser humano desde que cobra consciencia de que puede habitar en diferentes estados de ánimo. Al respecto, una de las afirmaciones de Pericles señala: “La felicidad está en la libertad, y la libertad en el coraje”.

En últimas, quiere decir que la felicidad es posible en el marco de la libertad. Una libertad amenazada, de manera consciente o inconsciente, por diferentes intereses. Frente a ellos es necesario el coraje, la convicción. Así, la felicidad sería un fruto reservado para los valientes.

3. Platón y el amor

Aunque el amor -tal y como lo entendemos hoy- no es uno de los temas más recurrentes en las frases de los filósofos griegos, si podemos situarlo de alguna manera en el pensamiento de Platón. No es gratuita la expresión “amor platónico”, que alude de alguna manera a ese mundo de las ideas, tan perfecto como inalcanzable.

Una de sus frases dice: “No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe”. Es una aseveración ciertamente idealista, pero que no deja de tener sus bases. El amor es una fuerza vital muy poderosa que sirve como motivación para grandes empresas, conquistas y logros.

4. La pobreza y la riqueza

Esta es una de esas frases de los filósofos griegos que ha llegado hasta nuestros días parafraseada de mil maneras. También es de Platón y dice lo siguiente: “La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos”.

En este punto, Platón se acerca al pensamiento oriental. En este, el deseo es fuente de sufrimientos, en tanto que la ausencia de deseo es libertad y plenitud. La capacidad de renunciar a los deseos lleva a un mayor grado de libertad y a un menor número de frustraciones, pues supone control en la relación que tenemos con el mundo.

5. El engaño y la responsabilidad

Esta frase es de Anaxágoras y también se sigue repitiendo en la actualidad. Señala: “Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, es mía”. En pocas palabras, significa que la experiencia nos premia con errores para que aprendamos; de otra forma, poco sentido tendría.

En general, el pensamiento griego le dedicó mucha atención a la responsabilidad moral -la responsabilidad con uno, pero también con la sociedad como ciudadanos-. Por eso mismo, la mitología griega está llena de episodios en los que hay castigos eternos por faltas cometidas. También otros en los que la ignorancia o el intento de trasgredir las normas conducen al desastre.

Hombre con luz en la mente

6. ¿Qué es el miedo?

Aristóteles no podía faltar en una selección de frases de los filósofos griegos. Esta es una de sus más bellas afirmaciones: “El miedo es un sufrimiento que produce la espera de un mal”. Se trata de una magnífica definición, o más bien descripción, de lo que es realmente el miedo.

Es muy interesante que lo defina no como un hecho, sino como una expectativa. En realidad, no se teme a lo que está ahí, o a lo que se vive aquí y ahora, sino a lo que se imagina uno que puede suceder. El miedo no se nutriría de la acción, sino de la pasividad en la espera.

7. Lo verdaderamente duradero

Esta es una frase de Sófocles, el autor de las grandes tragedias griegas. Es muy hermosa y sigue teniendo tanta fuerza como hace casi 26 siglos. Dice: “Solamente es duradero lo que con la virtud se consigue”.

Si repasamos lo que permanece en nuestras vidas, seguramente vamos a estar de acuerdo con Sófocles. Aquello que logramos mediante la inversión de esfuerzo y la puesta en juego de nuestras virtudes es mucho más duradero que aquello que nos llega por azar, sin ser producto del esfuerzo.

Esta es tan solo una pequeña muestra de las frases de los filósofos griegos. Resulta sorprendente su agudeza. Hablamos de una época en la que la principal tecnología con la que contaban era la propia mente, el pensamiento, para reflexionar y llegar a conclusiones sobre las diferentes formas de obrar y sus consecuencias.

  • Jurado, E. A. R. (1979). Los Filósofos Griegos y Hesiodo (I). Habis, (10), 17-38.