7 maneras de fomentar la gratitud en los hijos - La Mente es Maravillosa

7 maneras de fomentar la gratitud en los hijos

Eva Maria Rodríguez 14, Noviembre 2015 en Psicología 3305 compartidos
Padre e hijo agarrados de la mano

Ser agradecido ofrece muchos beneficios para todo el mundo, que van desde la salud física a la salud mental. Sin embargo, fomentar la gratitud entre los jóvenes, especialmente entre los adolescentes, tiene una importancia especial.

Los adolescentes que saben ser y sentirse agradecidos tienen más probabilidades de ser felices, son menos propensos a tener problemas de conducta y son menos propensos a abusar de las drogas o el alcohol. Los adolescentes que practican la gratitud también tienden a ser más optimistas sobre el futuro, lo cual es muy importante a la hora de elegir el camino que van a tomar sus estudios.

Sin embargo, a pesar de los beneficios de la gratitud en la adolescencia, ser joven y ser agradecido no suelen ser dos términos que vayan de la mano. Los padres deberían fomentar la gratitud en sus hijos. Pero esto no es fácil. Veamos a continuación algunas claves y consejos para conseguirlo.

Ser un modelo de gratitud

Como todo aquello que quieras enseñar a tus hijos, para enseñar gratitud tienes que ser un modelo de gratitud. Sin embargo, tal y como muestran las investigaciones, los adolescentes están confundidos sobre los valores de la familia porque los padres están diciendo una cosa y haciendo otra diferente.

Experimentar-gratitud

Es decir, decirle a un hijo que sea agradecido no será eficaz a menos que se le demuestre la gratitud en su propia vida. Para ello, muéstrale a tu hijo que estás agradecido por las cosas buenas que pasan a tu alrededor, desde el buen día que hace hasta lo buena que está la comida que se está disfrutando, pasando por el tiempo que pasas con la familia, en lugar de quejarte por todo y aprovechar cualquier cosa para protestar y sacar defectos.

Hablar sobre lo que agradecemos y lo que valoramos

Cada uno puede agradecer cosas diferentes. Valorar las cosas es fundamental para agradecerlas. Por eso es importante hablar sobre estos temas en familia, de forma distendida, compartir experiencias y favorecer el debate.

No se trata de imponer a tus hijos lo que tienen que agradecer, sino enseñarles a valorar lo que tienen y lo que viven, incluso las cosas más pequeñas e insignificantes.
Compartir

Aprovecha las situaciones difíciles para mostrar agradecimiento

Es fácil ser agradecido cuando las cosas van bien. Sin embargo, no es fácil mostrar gratitud cuando surgen problemas o aparecen los problemas. Es en esos momentos difíciles cuando tenemos que sacar lo mejor de nosotros mismos y ayudar a nuestros hijos a descubrir motivos para estar agradecido.

Es en los malos momentos cuando tenemos la mejor oportunidad para sacar lo mejor de nosotros mismos.
Compartir

perdonar

Ayuda a tu hijo a encontrar algo que agradecer, incluso en los peores momentos.  Incluso cuando las cosas no salgan como él quiere, las cosas buenas aún pueden suceder. Incluso de las situaciones más dramáticas, desconcertantes o desagradable se pueden aprender cosas nuevas. Puedo que eso que hoy le hace sufrir le ayude en el futuro a ser mejor persona.

Crea un muro de la gratitud

A veces no es fácil expresar la gratitud o descubrir qué cosas pueden despertar nuestro agradecimiento. Una forma útil para expresarse y para descubrir es crear un muro de la gratitud, un lugar común en el que la familia coloque mensajes de agradecimiento o fotos de aquello que agradecen.

El muro de la gratitud funciona como actividad creativa de acercamiento que facilita la expresión y ayuda conocerse, favorece la reflexión y nos da la oportunidad de descubrir y descubrirnos.

Ayuda a tu hijo encontrar un propósito en la vida

Los adolescentes que hacen cosas que les apasionan son mucho más propensos a experimentar gratitud y a ser agradecidos. Ayuda a tu hijo a explorar las diferentes oportunidades que tiene a su alrededor de hacer algo que le motive y le apasione. Las tareas que implican labores de voluntariado social son especialmente buenas para aprender a valorar lo que se tiene y ser agradecido.

padre e hijo en una colina al amanecer

Fomenta la motivación intrínseca en tu hijo

Los motivadores externos pueden ayudar a los adolescentes a comportarse amablemente cuando otras personas les están viendo. Pero si quieres que tu hijo se comporte de manera altruista y sea agradecido deben centrarte en los motivadores internos.

Habla con tu hijo sobre cómo se siente cuando ayuda a otra personas y cómo la gratitud mejora su estado de ánimo, además de su bienestar general. Este tipo de beneficios pueden ayudar a motivar a tu hijo a experimentar la gratitud más a menudo.

Favorece la independencia de tu hijo

Es importante para los adolescentes tener un sentido de la independencia y la autonomía. Cuando son capaces de tomar decisiones saludables para sí mismos y pueden conseguir recompensas por el comportamiento que eligen, y no solo por las cosas que los padres les dicen que hagan, los adolescente son más propensos a experimentar un sentimiento de gratitud.

Ayuda a tu hijo a desarrollar las habilidades esenciales para la independencia, como las habilidades de resolución de problemas y habilidades de asertividad. Proporciónale también todas las oportunidades posibles para tome decisiones de manera independiente.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para [email protected] los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar