7 proverbios mayas para valorar el presente

Pedro González Núñez · 25 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 25 abril, 2019
Conoce la sabiduría milenaria de la civilización maya a través de proverbios que siguen estando de rabiosa actualidad

La humanidad siempre fue fuente de sabiduría. Si observamos los antiguos proverbios mayas, por ejemplo, podremos encontrar pequeñas píldoras de inteligencia cuya vigencia no ha pasado de moda en ningún momento de la historia.

No se puede juzgar a un pueblo, una raza o una civilización sin hacer un ejercicio coyuntural elemental. Es decir, no podemos -sería muy injusto- juzgar con ojos del presente hechos y actos del pasado. Entre otras razones, porque la influencia que tiene el contexto sobre lo que hacemos o decimos es muy grande.

Sin embargo, cuanto más estudiamos la historia, más fácil resulta encontrar pequeñas lecciones en forma de proverbios, fábulas o refranes que, por su asociación a la especie humana como tal, no pasan de moda.

Así pues, desde un punto de vista antropológico, no podemos afirmar que ‘todo tiempo pasado fue mejor’ de manera rotunda. Sin embargo, sí que podemos buscar pequeñas cápsulas de sabiduría que nos permitan vivir mejor nuestro presente.

Figura maya

Proverbios mayas de rabiosa actualidad

Son muchos los misterios que esconde todavía la civilización maya para nosotros. Este pueblo milenario, que vivió en lo que hoy es México, concentró buena parte de su sabiduría en sus proverbios; excelentes testimonios que ahora recogemos en este artículo, pues la forma en que ellos veían el mundo nos puede servir para la manera en la que hoy nos desenvolvemos.

Mírate

“Espéjate para que veas cómo eres”.

Este proverbio es tan simple como eterno y poderoso. Por más años que pasen, si queremos saber cómo somos en realidad, hemos de mirarnos a un espejo. Si es físico, veremos nuestro físico, si es interior, observaremos qué esconde nuestra mente y nuestro ser.

Usa la lógica

“No puedes poner maíz en una canasta con huecos”.

Este proverbio maya es tan lógico que, en ocasiones, cuesta entender que lo pasemos por alto o lo bordeemos. En una canasta agujereada, el maíz, el arroz y otros productos se caerán. Entonces, sabiendo algo tan sencillo, ¿por qué en ocasiones nos empecinamos en imposibles a sabiendas de su falta de viabilidad?

La psicología nos da una razón: nos dice que en ocasiones nos embarcamos en proyectos que no podemos concluir, frente a otros que de verdad suponen un desafío a nuestra medida, para no perjudicar nuestra autoestima en caso de fracasar.

Piensa lo que vas a hacer

“Mira primero lo que haces, para que no te arrepientas después”.

Este proverbio maya es tan antiguo casi como la vida misma. Si no te quieres arrepentir a posteriori de tus actos y sus consecuencias, piensa primero lo que vas a hacer o decir y analiza las posibles reacciones, así evitarás problemas.

Cada cosa tiene el valor que tiene

“Con cacao se paga el cacao, con dinero el dinero y con maíz el maíz”.

Este es uno de esos proverbios mayas que recuerda con fuerza al refranero español. Por ejemplo, lo podríamos asociar a aquel que reza que ‘nadie da duros a pesetas’. Es decir, cada cosa tiene su valor y, pese a que algunos quieran engañar haciendo a la gente creer que algo es más valioso de lo que es realmente, en realidad, cada cosa vale lo que vale y cuesta lo que cuesta.

La verdad

“No empieces a dar rodeos, di la verdad”.

Cuando una persona no va directa al grano al hablar sobre un tema en concreto, es posible que esté mintiendo. En este caso, los mayas avisaban de ese tipo de individuo cuando comienza a dar rodeos dialécticos para esconder lo que tal vez sea real y no quiere decir.

Ruinas mayas

La constancia en el trabajo

“Sé constante y ten ánimo en tus trabajos”.

Vamos con otro proverbio que es un clásico y que aparece en cualquier refranero histórico y actual. La constancia y el ánimo en el trabajo es la mejor medicina para que cuanto se hace salga bien y como se debe, cumpliendo los objetivos marcados.

La crítica y la autocrítica

“Antes de criticar, mírate la cola”.

Si lo asociamos al refranero español, por ejemplo, quizás te recuerde a aquel que dice: ‘No mires la paja en ojo ajeno, mira la viga en el tuyo’. Es decir, antes de lanzarte a criticar a otras personas y hablar de lo que hacen los demás, mira primero qué haces tú, pues tal vez tengas más que callar que la persona a la que te refieres, especialmente cuando hablamos de críticas que no son en positivo.

Estos son siete de los muchos proverbios mayas que esta sabia sociedad creó para explicar su presente. Sin duda, fueron personas capaces de analizar su civilización y sus gentes y supieron dejarlo patente en esta rica herencia que ha llegado hasta nuestros días sin perder actualidad.