Aaron Beck y la terapia cognitiva - La Mente es Maravillosa

Aaron Beck y la terapia cognitiva

Pedro González Núñez 17, febrero 2017 en Psicología 688 compartidos
Cabeza con piezas de puzzle

Aaron Beck lo tiene claro, “si nuestro pensamiento es sencillo y claro, estamos mejor equipados para alcanzar nuestras metas”. ¿Es posible que nos compliquemos en exceso en muchas ocasiones? Puede ser, o tal vez es que nuestra visión del mundo se distorsiona casi sin querer , ¿no?

El caso es que Beck, psicólogo y catedrático, ha desarrollado una terapia cognitiva que demuestra una gran eficacia para el tratamiento de la depresión. Además, cuando sus ideas se han adaptado a otros problemas propios de la terapia psicológica también han mostrado un alto grado de eficacia.

La terapia cognitiva y Aaron Beck

Podemos establecer la terapia cognitiva como una rama psicológica que se ocupa de estudiar y conocer los procesos por los que el individuo toma conciencia del mundo y su entorno, así como los resultados del mismo.

De este modo, un modelo cognitivo pone especial atención en las creencias, los significados, las expectativas, las ideas… Es decir, en los filtros que utilizamos para percibir la realidad o los mecanismos que utilizamos para trabajar con esta información y con la que ya tenemos almacenada en nuestros cerebros. Así, el papel que juega la memoria, la formación de conceptos, la atención, la resolución de conflictos, el procesamiento de la información es muy importante y así queda reflejado en los diferentes modelos cognitivos.

Beck

Aaron Beck ha sido pionero en este tipo de terapias. Otros como Albert Ellis también han desarrollado modelos parecidos. No obstante, Beck se centra en el estudio de las distorsiones cognitivas, mientras que Ellis se decanta por las creencias irracionales.

La terapia cognitiva de Aaron Beck

No es fácil definir la terapia cognitiva de Aaron Beck. No obstante, trataremos de hacer un resumen completo y entendible. En este sentido, el psicólogo basa su modelo en el sufrimiento personal de un individuo por la interpretación particular de los sucesos, pero no de estos en sí. De ahí que Beck mostrase un gran interés en como esta interpretación juega un papel importante en la depresión.

Para tratar la depresión y otros trastornos, Beck propone una reestructuración cognitiva. Hablamos de lograr que el paciente sea capaz de modificar los modelos que usa para interpretar. Por ello estudia las situaciones vividas y la valoración subjetiva de los hechos.

Una vez conocidos los esquemas con los que trabaja el individuo, en terapia se trabaja sobre ellos para que pierdan rigidez. A través de este tratamiento, el paciente se ve a sí mismo y encuentra esquemas para ver el mundo y a su entorno de una manera más beneficiosa para su salud mental.

Detalles importantes de la terapia cognitiva de Beck

El modelo propuesto por Beck sostiene que ante una situación, los individuos no responden automáticamente, sino que antes de emitir una respuesta emocional o conductual perciben, clasifican, interpretan, evalúan y asignan significado al estímulo en función de sus supuestos previos o esquemas cognitivos (también llamados creencias nucleares).

Desarrollar por completo la terapia cognitiva de Aaron Beck sería un trabajo, por extenso y necesitado de matices, que superaría las pretensiones de este artículo. No obstante, podemos resumir algunos de sus puntos más importantes. Es el caso de:

  • La organización cognitiva. En el modelo de Beck, el individuo emite una respuesta interpretada y evaluada ante una situación, de manera que no actuamos de forma automática. Lo que dice Beck es que detrás de la gran mayoría de nuestras conductas existe un estilo particular de procesar la información -basado en nuestros esquemas cognitivos- que tiene una gran influencia sobre esta conducta.
  • Esquemas cognitivos. Estos se refieren a las estructuras que contienen los mecanismos de codificación, almacenamiento y recuperación de información. Aquí se incluye la memoria, interpretación, percepción y la atención. O sea, cómo percibes algo concreto y de qué forma lo interpretas.
  • Creencias. Para Beck, los esquemas cognitivos están compuestos esencialmente de creencias. Diríamos que son mapas que permiten a cada individuo ver el mundo, darle sentido y construir estructuras mediante la experiencia. Algunas son nucleares, absolutas, identitarias y duraderas; otras en cambio son periféricas y englobarían a todas aquellas que nacen de las circunstancias y del estado emocional de la persona en ese determinado momento.
  • Los productos cognitivos. Beck se refiere a aquellos pensamientos que resultan de la interacción con la información que una situación concreta proporciona. También interactúan en este caso las creencias, los esquemas y la propia organización cognitiva. Es decir, cómo actúa el individuo según su forma de ser y ver el mundo.

Beck

Beck y la depresión

El modelo cognitivo estructurado por Beck es un modelo diseñado en un principio por y para la depresión. Precisamente por eso ha sido en el marco de esta donde más se ha desarrollado. El modelo de Beck pretende explicar el origen de la depresión y poner de relieve la influencia que tiene el tipo de procesamiento de la información que hacemos en la aparición de esta, más allá de los sucesos circustanciales. Un esquema de dicho modelo lo podéis ver a continuación.

Beck

En el esquema se puede apreciar como los esquemas cognitivos, de los que hablábamos antes, actúan como semillas de la depresión. Estos esquemas, que entran en juego por la necesidad que impone el estrés de trabajar mentalmente de forma rápida, producirían los sesgos cognitivos que tendrían una gran influencia sobre el procesamiento de la información. Además, serían estos los que finalmente configurarían una triple visión negativa -respecto a uno mismo, respecto al entorno y respecto al futuro- que precipitaría la depresión.

La importancia del modelo propuesto por Beck trasciende lo descriptiva. De manera que esta forma de entender la depresión ha dado lugar a una forma particular de tratarla. Una manera que se basa precisamente en el trabajo sobre esquemas, sesgos y triada cognitiva de manera que la misma persona, en las mismas circunstancias, pueda salir del pozo sin esperanza que rodea siempre a la depresión.

Por otro lado, y para nuestro día a día, el modelo de Beck siempre puede ser un gran punto de partida para iniciar cualquier transformación personal. Piensa que en muchas ocasiones no podemos elegir las circunstancias en las que nos tenemos que desenvolver, pero sí podemos elegir cómo procesamos la información que nos llega de esas circunstancias y las conductas que emitimos como respuesta.

Esquemas cortesía de Gerardo Viau Mollinedo

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »