Aceptar a los demás tal como son

08 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
Aceptar a los demás como son implica comprender que, si algo en ellos no nos gusta, el trabajo hemos de hacerlo con nosotros mismos.

¿Eres capaz de aceptar a los demás tal como son?. ¿O, por el contrario, sueles sentirte enfadado, irritado o decepcionado por la conducta de otras personas?. Cuando la actitud o el comportamiento de alguien nos causa malestar y desagrado, es difícil dilucidar si el problema radica en nosotros o en ellos. E igualmente complicado resulta decidir cómo actuar al respecto.

Las relaciones humanas son complejas, ya que se trata de la interacción de dos seres con su propia forma de ver la vida. Cada uno con su propia mochila de creencias, expectativas y heridas sin cerrar. Por ello, si deseamos disfrutar de vínculos interpersonales sanos y gratificantes, hay ciertas cosas que debemos tomar en consideración.

Expectativas rígidas

No todas las personas tienen la misma dificultad para aceptar a quienes les rodean. Generalmente esta tarea resulta más complicada para quienes tienden a generar múltiples expectativas y las mantienen de forma rígida. Estas creencias y suposiciones acerca de cómo deben ser los demás se manifiestan en todas las áreas de nuestra vida.

Por ejemplo, tenemos creado un ideal de nuestra media naranja, con un manual casi paso a paso de cómo debería ser y comportarse. Sin embargo, es muy probable que cuando establezcamos una relación de pareja, esa persona difiera en muchos aspectos de ese ideal imaginado.

Como ser humano tendrá su propia personalidad, opiniones, gustos, días buenos y malos. Adentrarnos en una relación con expectativas rígidas solo asegura el sufrimiento de ambos miembros. Pues, el estar enfocados en lo que queremos que sea, nos impedirá disfrutar de lo que realmente es.

Hombre dudando si aceptar las diferencias

Nuestra rigidez nos llevará a molestarnos por cada pequeño acto del otro y sentiremos una imperiosa necesidad de querer cambiarlo. Querremos que sea más romántico, más detallista o más independiente de lo que realmente es, puesto que eso es lo que nosotros esperamos.

Sin embargo esta actitud erosionará gravemente la relación, impregnándola de infelicidad. Tu sufrirás porque tu pareja no es lo que tu deseas, y la otra persona sufrirá porque no se le permite ser. Porque se le exige adecuarse a un patrón y se le recrimina su propia esencia.

Aceptar a los demás no significa conformarse

Indudablemente debemos aprender a ser flexibles y abiertos con quienes nos rodean. Hemos de permitirles ser con libertad, y hemos de tratar de disfrutar con quienes son en lugar de querer modificarlos a nuestro antojo. Se trata de un gesto de respeto y amor imprescindible en cualquier vínculo emocional.

Sin embargo, en ocasiones, no son nuestras expectativas las que boicotean la relación. A veces la otra persona emite comportamientos realmente dañinos y desagradables. Quizá es un individuo egoísta, manipulador o narcisista que utiliza a los demás en su propio beneficio. Tal vez es una persona que exige, recrimina y humilla y no está dispuesto a entregar de vuelta ni una décima parte de lo que intenta extraer de los demás.

Es evidente que en este caso no se trata de una necesidad de reajustar tus creencias. Pero, incluso en esta situación es esencial aceptar al otro como es. Porque esto te evitará involucrarte en una desgastante carrera para tratar de transformarlo en la persona empática y generosa que desearías que fuera.

Aceptar a los demás como son nos permite ver la realidad y actuar en consecuencia. No podemos ni debemos cambiar a los demás. Las personas pueden cambiar, pero lo hacen cuando ellas quieren, y no cuando tú lo necesitas. Por ello, en cualquier caso tu única misión es enfocarte en ti.

Pareja hablando frente a frente pare representar la toma de decisiones en la pareja

¿Cómo actuar?

Cuando un comportamiento ajeno te dañe o te moleste olvídate del otro y céntrate en ti. Puede que descubras que estás siendo demasiado exigente e intolerante y debas trabajar en ello. Pero es posible que, tras reflexionar, concluyas que la otra persona tiene unas conductas que no deseas mantener en tu vida. Bien porque son dañinas o, simplemente, porque no son compatibles con lo que tú esperas de tus relaciones.

Incluso en este caso acepta al otro como es. Acepta que esta es la realidad y que, si no la deseas en tu vida, el camino no es tratar de cambiar al otro sino decidir alejarte. No está en tu mano decidir cómo se comporta el otro, pero sí cómo vas a actuar tú.

  • Yépez Rivadeneira, P. E. (2019). Rigidez cognitiva y malestar psicológico según el nivel de educación en adultos que reciben atención psicológica (Bachelor's thesis, Quito: Universidad de las Américas, 2019).
  • Noriega, J. A. V., Alvarez, J. F. L., & Plata, D. L. D. (2000). Relación entre expectativas real-ideal de la pareja con el grado de satisfacción marital en una población mexicana. Enseñanza e investigación en psicología5(1).