Cómo aceptar que alguien no te quiere

Gestionar a nivel emocional el rechazo de otra persona puede ser un proceso complicado y doloroso. Sin embargo, aplicando ciertas pautas puedes reducir el malestar y seguir adelante.
Cómo aceptar que alguien no te quiere
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 17 julio, 2021.

Última actualización: 17 julio, 2021

El amor es una de las emociones más agradables y satisfactorias. Sin embargo, cuando no es correspondido, este sentimiento puede convertirse en una verdadera tortura. Y es que, cuando el afecto no es recíproco, nuestra autoestima puede verse seriamente dañada, y un cúmulo de miedos y frustraciones se apoderen de nosotros. Aceptar que alguien no te quiere no es sencillo, pero es absolutamente necesario. Por ello, queremos ofrecerte algunas pautas para superar este momento.

La realidad de la que hoy hablamos puede producirse en diversos contextos. Bien sea porque tu amor platónico no siente lo mismo por ti o porque los sentimientos de tu pareja han cambiado, en ningún caso es agradable experimentar el rechazo. No obstante, esta situación es bastante común y si logras hacer un adecuado trabajo interno podrás salir adelante y continuar con tu vida.

Las expectativas son la base del sufrimiento

El budismo y otras corrientes filosóficas orientales afirman que no son los hechos en sí mismos los que nos causan sufrimiento, sino la resistencia que oponemos ante ellos. Es el anhelo, la expectativa y la necesidad de aferrarnos lo que magnifica el dolor y hace que perdure en el tiempo. Y esto es lo que sucede cuando alguien a quien queremos no nos corresponde.

No es solo su falta de amor la que nos daña, sino todo lo que de ahí se deriva. Ante este situación, nuestros deseos y expectativas se ven truncados: la relación que proyectábamos con esa persona ya no tendrá lugar y el futuro que imaginábamos con nuestra pareja no sucederá. Por lo mismo, nuestra tolerancia a la frustración se pone a prueba.

Además, es común que comencemos a realizar inferencias e interpretaciones, buscando culpables y explicaciones racionales a lo sucedido. Sin embargo, este tipo de razonamientos solo nos conducen a la ira, el rencor, la vergüenza y la falta de autoestima. Entonces, ¿cómo puedes aceptar que alguien no te quiere y seguir adelante?

Mujer triste

Claves para aceptar que alguien no te quiere

Si te estás enfrentando al desamor o a una ruptura, has de saber que las estrategias de afrontamiento que utilices a partir de este momento son clave. Se ha demostrado que estas determinan el bienestar o la prolongación del sufrimiento. Por ello, te ofrecemos algunas ideas que pueden serte útiles.

No esperes un cambio

En ocasiones es tan difícil aceptar que alguien no te quiere que es posible que te aferres a la esperanza y a la posibilidad de que esto cambie. Sin embargo, es poco probable que suceda.

Cuando una persona ha manifestado abiertamente mediante sus actos y palabras que no comparte tus sentimientos, probablemente sea cierto. Entonces, esperar algo diferente solo alargará la agonía.

Mantén la dignidad

Cuando el deseo de estar con una persona es muy intenso o existen problemas de dependencia emocional, es posible que sintamos el impulso y la necesidad de hacer todo lo posible para que el otro permanezca a nuestro lado.

Sin embargo, el amor propio y el respeto por uno mismo son líneas rojas que no se deben cruzar. Suplicar, rogar o insistir no hará que la otra persona te quiera, pero sí debilitará profundamente tu autoestima.

Acepta que los sentimientos no se pueden controlar

¿Sientes ira o rabia hacia la otra persona por no corresponderte? Esto es natural hasta cierto punto, pero no es lógico. Las emociones no atienden a la voluntad propia o ajena: ni tú puedes hacer que alguien te quiera ni esa persona puede forzarse a quererte.

Por tanto, no trates de hacerla culpable ni albergues rencor, ya que no se trata de una decisión deliberada tomada para dañarte.

Intenta no culparte

Por otro lado, tampoco te señales a ti mismo como culpable de lo ocurrido. El rechazo hace dudar, comenzar a buscar los propios fallos o tratar de dilucidar en qué área no somos suficientes o merecedores del amor del otro.

No obstante, no hay nada mal contigo. Los gustos son personales y los sentimientos pueden diluirse con el paso del tiempo, no eres culpable de nada.

Permítete sentirte mal

Aunque razonar la situación de forma lógica y aceptarla son dos pasos fundamentales, es completamente natural que experimentes malestar ante lo sucedido. No trates de taparlo o reprimirlo pues esto solo incrementará tu dolor.

Permítete sentir la frustración y la tristeza, expresa cómo te sientes y date tiempo para procesar estas emociones.

Mujer triste

Sigue adelante

Es importante que recuerdes que la vida sigue y que tienes derecho a continuar con el corazón en paz. En ocasiones, podemos llegar a pensar que al prolongar el enfado o guardar rencor hacia la otra persona le estamos devolviendo parte del daño que nos ha causado.

Sin embargo, con este tipo de actitudes los únicos perjudicados somos nosotros mismos. Desecha la rabia y centra tu energía en cuidar de ti, en construir tu futuro y en rodearte de quienes te quieren. Sigue adelante libre de pesos emocionales.

Para aceptar que alguien no te quiere, quiérete el doble

Por último, ten presente que en estos momentos en los que te sientes vulnerable, dañado e insuficiente, te necesitas más que nunca. El amor propio es el bálsamo que cura las heridas del rechazo, la humillación y el abandono.

Por ello, permanece a tu lado durante este proceso, acompáñate de forma compasiva, sin juzgarte y practicando el autocuidado. En un tiempo mirarás hacia atrás y verás que todo ha pasado y que de desamor nadie muere.

Te podría interesar...
Cuando ya no te quieran, lo sabrás aunque no te lo digan
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Cuando ya no te quieran, lo sabrás aunque no te lo digan

Cuando no te quieran, lo sabrás de inmediato, sentirás un estremecimiento al que tendrás que escuchar para comprender que todo ha terminado.



  • García Montaño, J. (2009). Budismo y ética: ¿qué hacemos con nuestros malos sentimientos?. En-claves del pensamiento3(5), 101-113.
  • García, F. E., & Ilabaca, D. (2013). Ruptura de pareja, afrontamiento y bienestar psicológico en adultos jóvenes. Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP11(2), 42-60.