Adiós a Ruth Bader Ginsburg: pionera de la lucha por la igualdad

25 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Pionera, un icono feminista y estandarte del progreso social. "Me gustaría ser recordada como alguien que usó cualquier talento que tuviera para hacer su trabajo de la mejor manera posible". Las palabras de la jueza Ruth Bader Ginsburg se hicieron realidad.

Ruth Bader Ginsburg o RBG, como solían llamarla, era de pequeña estatura, elegante y con una exquisitez intelectual que no dejaba indiferente a nadie. Llegó a convertirse en un icono pop, pero por encima de todo fue pionera en la defensa de la igualdad y la justicia social. Su cargo en la Corte Suprema de los Estados Unidos, la situó como una referente absoluta en las libertades civiles.

Su pérdida, acaecida el pasado 18 de septiembre, ha cogido desprevenido a medio mundo. A pesar de que era conocido su cáncer de páncreas y que sus 87 años ya nos hacían intuir su final, su fallecimiento ha sido especialmente doloroso. Sin embargo, esta juez designada por Bill Clinton en 1993 para el Supremo era una de esas figuras que por su labor y trascendencia, uno asume que son eternas.

Se dice, que de no haber estudiado derecho, ella hubiera deseado ser cantante de ópera. Afortunadamente, el destino, caprichoso, pero sabio hizo que Ginsburg se sintiera más atraída por los movimientos feministas que hervían en las calles de Nueva York en los años 70. Hizo la carrera en Cornell y Harvard y al poco empezó a trabajar como voluntaria en casos de discriminación a la mujer. Lo que sucedió a partir de entonces, hizo historia…

“Lucha por las cosas que te importen, pero hazlo de manera que otros quieran unirse a tu causa”.

-Ruth Bader Ginsburg-

Ruth Bader Ginsburg

Ruth Bader Ginsburg: mucho más que una jueza de la Corte Suprema de EE. UU.

La pérdida de Ruth Bader Ginsburg supone, según muchos, un duro desafío para el escenario político de Estados Unidos. Ella, que fue un estandarte en la defensa de la igualdad de género, la inmigración, el aborto o el matrimonio igualitario, abre con su pérdida un impasse, además de un abismo más grande entre republicanos y demócratas.

Ginsburg formaba parte de un bloque progresista que otorgaba cierto equilibrio a esta institución americana. Ahora, se abre la posibilidad de que dicho organismo tenga un mayor peso conservador, de manera que en los próximos años veríamos serias alteraciones en el área del derecho y, en especial, en los temas sociales. No obstante, no vale la pena avanzar nada de momento. Lo único que tenemos claro es que con la pérdida de la juez RBG abre un vacío que otras figuras deberán suplir con la misma valentía.

“Las mujeres pertenecen a todos los lugares donde se tomen decisiones. No pido ningún favor para mi sexo . Todo lo que les pido a los hombres es que quiten las manos nuestro cuello”. 

-Ruth Bader Ginsburg-

¿Quién fue Ruth Bader Ginsburg?

Nació en 1933 en Brooklyn (Nueva York) en el seno de una familia judía bastante humilde, pero con ideales claros. En su vida sufrió duras pérdidas, la primera fue la de su hermana mayor y a los 17 años la de su madre. Fue esta última quien inculcó en ella el activismo y, por encima de todo, la necesidad de formarse y alcanzar un cargo que le permitiera ser independiente.

Tal era el afán de su madre por esa aspiración, que días después de su pérdida, la familia descubrió que había estado ahorrando en secreto para que Ruth pudiera ir a la universidad. Y así fue. En la facultad de derecho conoció al que sería su marido: Martin Ginsburg. Así, y mientras él cumplía el servicio militar, ella empezó a trabajar en una oficina de la Seguridad Social. Fue aquí donde sufrió uno de esos hechos que cambiarían el rumbo de su vida.

Nada más quedarse embarazada, su jefe le cambió de puesto y le bajó el sueldo alegando que dadas sus circunstancias sería menos productiva. Fue entonces cuando tuvo claro que la principal finalidad en su vida era derribar cualquier tipo de barrera social y legal para las mujeres, los inmigrantes y cualquier persona necesitada. Tras ello, decidió ampliar su formación en Harvard.

La mujer que se convirtió en la «estrella» de los círculos legales por la igualdad

Trabajó en la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), defendió casos sonados ante el senado, redactó decenas de denuncias. Gracias a ella, en 1971, el Supremo dictaminó que tratar de forma diferente a un hombre y una mujer era inconstitucional. La famosa enmienda 14 garantizaba también, la igualdad en todas las personas independientemente de su raza, religión o estatus social

Ruth Bader Ginsburg logró que los maridos de mujeres que eran soldados en el ejército, pudieran cobrar también pensiones de viudedad. Como progresista moderada y como abogada estrella en los años 80, terminó llamando la atención de Jimmy Carter, quien la promocionó hacia la judicatura federal.

Más tarde, la cumbre de su carrera llegaría cuando Bill Clinton la nominó para el Supremo en 1993.

La jueza que dejó la puerta abierta para otras personas

Ruth Bader Ginsburg se convirtió en un icono pop. Su rostro, aparece ya en murales, en pinturas vanguardistas al más puro estilo de Andy Warhol. Se comenta que su pérdida oscurece aún más este 2020 de por sí complejo y excesivamente duro en casi cualquier aspecto.

La jueza RBG luchó por la justicia social hasta el fin de sus días. Hizo frente a cinco cánceres y a la posterior metástasis que finalmente le restó fuerzas, pero no las ganas de seguir acudiendo a las Cortes. En sus últimos días, comentó que las mujeres jóvenes de hoy no parecían darle excesiva importancia a ese instrumento fundamental de gobierno que es la corte suprema.

Temía que todo lo logrado, todo lo luchado no fuera recogido por otras figuras más jóvenes. Los derechos de los que hoy disfrutan millones de personas fueron el resultado del trabajo de una mujer que creyó siempre en el derecho. También en la capacidad de transformación social que hay en las personas. Ruth Bader Ginsburg soñaba con que su labor tenga continuidad en el trabajo de otras personas.

Y seguramente, así sucederá. Mientras, su legado seguirá siendo recordado y siendo motivo de inspiración.