Si algo no te gusta, cambia - La Mente es Maravillosa

Si algo no te gusta, cambia

Raquel Lemos Rodríguez 16 diciembre, 2015 en Psicología 10487 compartidos

¿Qué es lo que no te gusta de tu vida? Quizás sea algo externo, amistades, trabajo, algo que tú crees que en tu mano no está poder cambiar. Y es cierto. Pero, sí puedes cambiarlo indirectamente.

Imaginemos por un momento que no te gusta cómo está actuando una persona con la que interactúas o mantienes una amistad. El primer paso es manifestar tu descontento, pues quizás estés tratando con una persona manipuladora, o simplemente con alguien cuya personalidad no es compatible con la tuya.

Sea como fuere, no te gusta, no te encuentras bien en esa situación. No puedes cambiar a esa persona, en tal caso puedes cambiarte a ti mismo, pero en este punto en que nos encontramos no procede.

¿Cómo debemos enfrentarnos a este momento? Cambiando la situación. Si te encuentras a disgusto con una persona, ¡aléjate! No puedes cambiar a nadie, pero sí puedes cambiar las cosas.

El cambio nos da miedo. Nos han enseñado a tenerle miedo, a aceptar el sufrimiento, a ser conformistas. Pero, ¿cuánto podemos aguantar en una situación como esta?

Preocupándonos “a lo tonto”

joven en carro contenta porque la vida cambia

No nos han enseñado a cambiar las cosas, sino a lidiar con ellas, a enfrentarnos a ellas y, en todo caso, a “comérnoslas” aunque no nos gusten.

Nos hemos estado preocupado desde nuestra infancia por enfados, por actitudes, por situaciones… Preocupaciones que nos afectan negativamente y que no son nada beneficiosas para nosotros.

¿Eres de las personas que piensan que se preocupan demasiado?, ¿alguna vez te has visto en la tesitura de preocuparte más que los demás? Si es así, es el momento de que cambies esta situación, porque probablemente no te gusta, ¿verdad?

No preocuparse en exceso no implica que estemos libres de preocupaciones, pero sí que aprendamos a no darles tanta importancia como les estamos dando.

Muchas de las preocupaciones que nos abordan son bastante “tontas”. ¿Realmente merecen toda nuestra atención? Las demás personas no se la dan, tú tampoco debería, empieza hoy a cambiar.

Es increíble cómo puede cambiar tu vida, cuando decides cambiar un pensamiento. Hay muchas cosas que nos han inculcado desde nuestra infancia, consideraciones que cuando nos hacemos adultos nos atormentan porque algo no está funcionando bien.

mujer con traje blanco

¡Cojamos el camino acertado!

El camino acertado es aquel en el que nos encontraremos bien con nosotros mismos, en el que hemos logrado el equilibrio. Pero, para ello, en ocasiones debemos cambiar.

¿Cómo podemos cambiar las cosas que no nos están gustando, sea lo que sea? Sigue estos consejos, porque te ayudarán a librarte del miedo al cambio y lograr por fin estar a gusto con todo y con todos:

  • Son los que cambian los que verdaderamente lo logran: ellos también han tenido miedo, miedo a fracasar en su elección, miedo a superar el “es mejor peor por conocido que nuevo por conocer”, se han arriesgado y han salido triunfantes.
  • Utiliza la incertidumbre para motivarte: porque muchas veces es la misma incertidumbre la que te desmotiva, pero piensa que lo que te espera es algo mejor. ¿De verdad vas a seguir en ese estado en el que no estás a gusto? Cambia, lo mejor aún está por llegar.
  • Ocurra lo que ocurra, acéptalo: sea malo o bueno, todo cambio, toda elección tendrá sus consecuencias, pero sean las que sean ¡acéptalas! Ha sido tu elección y debes ser consecuente con esta y todas las que hagas el resto de tu vida. Pero debes estar orgulloso de haberla tomado. Es mejor mostrarse activo que pasivo ante las circunstancias. Estás vivo.
  • El cambio, que sea poco a poco: obviamente la brusquedad no va a ser algo que te garantice resultados positivos, por eso los cambios deben ser progresivos, bien pensados y con calma. No sirve de nada correr demasiado.
  • Es normal que tengas miedo: es tan normal que debes aceptar esto, pero no permitir que pueda contigo. Debes ser lo bastante fuerte como para superar este miedo, como para enfrentarte a él y determinar qué es lo que verdaderamente tiene peso aquí. ¿Podrá más el miedo o lo que verdaderamente quieres?
  • Si tú no cambias, los cambios vendrás a por ti: porque aunque no lo quieras ver, estás continuamente cambiando. Tu familia cambia, tus amigos cambian, tu situación cambia, y a veces estos cambios no están de tu mano, ¡no los eliges! Vienen y tienes que aceptarlos.

El miedo es normal, pero si algo no te gusta en tu vida, en tu situación, en algo que estés viviendo, cambia. Esto te hará más feliz. Vivir en una situación que no te resulta agradable provocará que tu carácter se vaya tornando negativo.

¿Has tenido que cambiar alguna vez en tu vida?, ¿alguna vez te has visto en una situación como esta? Si es así, puedes compartir con nosotros cómo te sentías mejor, si aceptando y aguantando una situación que no te gustaba o cambiando de una vez todo eso dándole un giro drástico.

hojas rosadas

Imágenes cortesía de Marie Desbons

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar