Aprende a dialogar con comunicadores agresivos

Aprende a dialogar con comunicadores agresivos

Eva Maria Rodríguez 26, Diciembre 2014 en Psicología 1408 compartidos
La agresividad en la comunicación

La mayoría de las personas se han enfrentado a relaciones violentas en las que la agresividad no era precisamente física, sino verbal. La agresividad es un modo de comunicación y un modo de comportamiento donde uno expresa sus sentimientos, necesidades y derechos sin tener en cuenta ni el respeto por las necesidades, ni los derechos y sentimientos de los demás. A menudo se empela la fuerza emocional o física para que los derechos de los demás no se respeten.

Uno de los problemas de la agresividad verbal es que, al igual que la agresividad física, se transmite. El receptor puede reaccionar con agresividad o no cuando se siente agredido, pero desde luego ante la conducta del emisor aumentan las probabilidades des que el receptor responda en el mismo sentido.

En cualquier caso, las consecuencias de vivir una relación que se base en una comunicación agresiva son importantes. La comunicación agresiva genera grandes conflictos, aumenta los niveles de estrés afectando directamente a la salud.

Las personas que tienden a utilizar un estilo de comunicación agresivo son sufridores y agentes causales de situaciones de tensión. A medida que esta tensión aumenta, las relaciones tienden a ser más conflictivas y se se vuelven mucho más desagradables.

Las personas que son agresivas en la comunicación deberían desarrollar y trabajar la asertividad, una habilidad que implica expresar las propias necesidades y  derechos pero teniendo en cuenta el respeto hacia las necesidades y derechos de los demás y el mantenimiento de la dignidad de las dos partes. Esto da lugar no solo a relaciones más sanas, sino también una vida más satisfactoria.

Preocuparse por aprender técnicas de comunicación asertiva es muy útil porque nos permiten trazar fronteras con los demás, lo que procura una línea de defensa contra cualquier agresividad que manifiesten los otros. Además, estas técnicas de comunicación asertiva son una forma de comunicación saludable no solo porque ayudan a evitar el ser agresivo con los demás, sino que pueden ayudar a evitar el conflicto. Ambos efectos positivos hacen que valga la pena el esfuerzo de aprender acerca de las técnicas de comunicación asertiva.

Algunas características de la comunicación asertiva no agresiva

  • Habla de forma objetiva y con respeto, evitando juicios y etiquetas
  • No exageres las cosas
  • Sé agradable
  • No personalices en el otro
  • Hazte responsable de tus sentimientos, son tuyos. De manera que no asumas -y digas- que te sientes de una determinada forma por culpa de la otra persona.

Consideraciones finales

Evitar la agresividad en las relaciones nos ayuda sentirnos mejor con los demás y con nosotros mismos. Pero, ¿Qué pasa sin el agresivo es el otro? Intentar no responder con agresividad es el primer paso, pedirle de forma asertiva que modere el tono para hablar de forma civilizada es el segundo.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para [email protected] los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar