Atrae el amor a tu vida

Okairy Zuñiga · 13 junio, 2015

El amor es una de las ilusiones más grandes del ser humano. Este sentimiento nos desborda de una energía positiva que hace que todo fluya con más libertad.

¿Te has encontrado buscando desesperadamente a la pareja perfecta? ¿Tu aspiración más grande es sentirte complementado con la persona que haga girar tu mundo? Tal vez ahora no creas que tendrás éxito, pero no debes desesperarte.

“El verdadero amor es desinteresado y está exento de todo miedo. Se derrama sobre el objeto de su afecto sin que pida nada a cambio. Su alegría está en la alegría de dar.”

-Florence Scovel-

Deja de vivir en la ilusión

Pompas de jabón con formas de corazón
Hemos crecido rodeados de cuentos de hadas e historias con finales felices que incluyen al príncipe o la princesa perfecta. La realidad es mucho más compleja que eso por lo que es momento de dejar de soñar.

El amor va a llegar a tu vida, eso es cierto. Pero debes aprender a ver. Tú eres humano, tu pareja será humana y ninguno será perfecto. Lo que debes buscar es a alguien con quien seas compatible, dejar de esperar que alguien golpee tu puerta y salir a encontrarlo.

Es importante que seas realista en lo que buscas. No puedes esperar toda la vida por la persona perfecta porque simplemente no existe. Busca a quien sea compatible con lo que eres y lo que buscas para el futuro.

“Mejor una cruel verdad que una cómoda ilusión.”

-Edward Paul Abbey-

Mantente atento a lo que tienes cerca

Puede pasarte que tengas la certeza que en tu entorno no hay nadie que te interesa. Pues bien, entonces debes salir a encontrarlo. No me refiero a páginas de contactos, aunque pueden funcionar. Lo mejor es comenzar algún curso que te interese mucho, que te divierta y entretenga. Puede ser yoga, pintura, cocina o lo que sea.

Verás que las personas que concurran a ese curso tienen intereses similares a los tuyos.  Ya vas a tener cosas en común, solo falta que veas si son compatibles en lo demás. Lo que debes evitar siempre es “ir de cacería”. Enfócate en conocer al resto de los participantes, pasarla bien y socializar.

Viste para aquello que buscas

Pareja abrazándose
¿Sientes que siempre te involucras con las personas equivocadas? Esto es más común de lo que imaginas y pasa cuando damos la imagen incorrecta. Asegúrate de vestir y actuar de la forma más natural. No busques impresionar a alguien o llamar la atención poniéndote ropa diferente a tu estilo.

Quien te mire debe mirarte y sorprenderse contigo tal cual eres. Además, es cierto que la primera impresión es muy importante, seguramente tú también analizarás al otro. Piensa que si la relación perdura, tarde o temprano te verá realmente como eres y si no le gusta esta nueva versión habrá problemas. Quien te quiera te va a querer por lo que tú eres.

“Aparentar es la llave más próxima a la falsedad y, por ende, a la soledad.”

-Anónimo-

En el amor, sé sincero

Deja en claro desde el inicio tus opiniones. Debes decir “no” cuando sea necesario. La persona que te está conociendo y que quiera ser parte de tu vida debe tener claro cuáles son tus gustos, qué cosas te desagradan y qué te hace reír. No tienes que ser complaciente al inicio porque sino, el final va a ser un infierno.

La sinceridad debe ser tu arma más preciada. No comiences la relación con engaños, juegos o cosas que no sean ciertas. Es simple: si engañas a la otra persona, la relación será una mentira. Expresa siempre lo que sientes y confía en el otro para formar una pareja estable y segura. Si no hay preocupaciones innecesarias solo tendrán tiempo para disfrutarse.

Enamorarse es un proceso

Pareja agarrada de la mano en la playa
No te obsesiones con encontrar el amor. Esto es un proceso que lleva su tiempo y durante el camino conocerás, te equivocarás y seguramente saldrás lastimado.

Sin embargo, la recompensa final vale la pena y todas las experiencias te prepararán para tu relación final. Por ahora, diviértete, conoce gente nueva y relaciónate con la que ya está en tu vida.

“El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es.”

-Jorge Bucay-