Autoconciencia emocional: ¿en qué consiste?

La persona con buena autoconciencia emocional sabe conectar consigo mismo para descubrir qué ocurre en su interior. Esta competencia de la Inteligencia emocional es clave para el bienestar psicológico.
Autoconciencia emocional: ¿en qué consiste?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 04 julio, 2021.

Última actualización: 04 julio, 2021

La autoconciencia emocional es la capacidad que tenemos las personas de conectar y comprender nuestros estados emocionales. Algo tan fácil de definir es, en realidad, una dimensión muy complicada de llevar a cabo. Monitorearnos a nosotros mismos no es una tarea a la que le dediquemos mucho tiempo, no la consideramos importante o más aún: lo hacemos de manera incorrecta.

En lugar de desgranar la emoción sentida resulta más catártico parchearla. Ejemplo de ello es recurrir a la comida para aliviar la ansiedad o el malestar o pasar dos horas con los videojuegos para no pensar en lo que duele, en lo que preocupa. De este modo, nos convertimos poco a poco en auténticos exiliados de nuestro universo emocional. En personas que prefieren descuidarlas a afrontar lo que en realidad quieren decirnos.

De este modo, es importante considerar un pequeño detalle. La alta conciencia de nosotros mismos es un indicador de bienestar psicológico. Es tener la capacidad para saber qué pasa en nuestro interior y esto, es una extraordinaria competencia de la inteligencia emocional. Asimismo, quien se permite profundizar en esa dimensión también se habilita en la comprensión de las emociones ajenas.

La autoconciencia emocional requiere de un trabajo constante. Es una elección consciente para sacar a la luz lo que hay oculto en el interior de uno mismo.

Mujer pensando con pájaros en la mente trabajando su autoconciencia emocional

¿Para qué nos sirve la autoconciencia emocional?

Lo que sentimos modela la forma en que pensamos e induce a comportarnos de tal manera. Teniendo clara esta sencilla regla de tres podemos deducir lo que supone no conectar, entender ni dominar cada emoción que nos controla en cada circunstancia. Sin autoconciencia emocional actuamos muchas veces por mero impulso, lo cual deriva en conductas claramente desajustadas.

Ahora bien, dentro del campo de las ciencias sociales, la autoconciencia es una variable psicológica de gran trascendencia para la salud mental y para nuestro desempeño cotidiano. Trabajos de investigación como los realizados por las universidades del Sur de California y de Hamburgo en Alemania, la autoconciencia es la capacidad de reconocer la propia existencia.

Sin ella no podríamos reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestras decisiones, relaciones y la manera en que entendemos el mundo. Por ello, también es decisivo que esta dimensión integre el aspecto emocional. Como bien señala Daniel Goleman, parece que esta área es la menos visible dentro de la teoría de la inteligencia emocional, sin embargo, es decisiva. Comprendamos la razón.

La necesidad de dejar de funcionar en modo “piloto automático”

La autoconciencia emocional es decisiva para tener un mayor control sobre nosotros mismos, sobre lo que pensamos, decidimos y hacemos. En caso de no ejercer un adecuado dominio sobre esta área estaremos actuando en piloto automático. Es decir, nos dejaremos llevar por los eventos cotidianos sin saber cómo actuar ante ellos.

Nos limitaremos también a ser esclavos de nuestras emociones, de la frustración, del enfado o la tristeza sin saber cómo regularlas.

Dominar las emociones para conseguir lo que queremos

Sin autoconciencia emocional nos dejamos llevar por el estrés, la ansiedad, la angustia, la preocupación constante… Nada se puede lograr cuando la mente vaga errática y anclada a esos estados emocionales. Sin autocontrol emocional no hay autodominio conductual, ni motivación ni orientación al logro.

En el momento en que tomamos contacto con aquello que sucede en nuestro interior, nos atendemos de manera adecuada para regular lo que sentimos. Así, la persona que tiene un buen dominio de su autoconciencia emocional puede orientar emociones y pensamientos hacia las metas que se proponga.

Autoconciencia emocional interna y externa para relacionarnos mejor y potencial la autoestima

En un trabajo de investigación de la Universidad IE de Madrid se realizó un estudio para evaluar los beneficios de desarrollar en los alumnos competencias basadas en la autoconciencia emocional. Algo que pudo verse es que no solo se mejoraba la consecución de las metas, como ya hemos señalado.

Esta dimensión favorece una mejor comprensión de los estados emocionales internos para optimizar a su vez, las relaciones con los demás. La autoconciencia externa es aquella que nos permite conectar con las realidades ajenas y actuar en sintonía. Asimismo, logramos trabajar de manera creativa y productiva, tanto de manera individual o en grupo, sintiéndonos orgullosos de nosotros mismos y elevando la autoestima (Silvia y O’Brien, 2004).

La autoconciencia emocional es uno de los 5 pilares de la inteligencia emocional, junto con la autorregulación, la empatía y las habilidades sociales.

cueva en forma de corazón simbolizando la autoconciencia emocional

¿Cómo puedo mejorar esta competencia?

La autoconciencia emocional no se alcanza practicando yoga o realizando meditación. Necesitamos enfoques más sólidos con los cuales, comprometernos a diario. Es un ejercicio de diálogo constante con nosotros mismos para monitorizarnos, conocernos y controlarnos. Así, y por término medio, nos serán de ayuda las siguientes estrategias:

  • Conecta con cada emoción sentida, dale espacio, reconócela y pregúntate por qué está ahí. 
  • Toma conciencia sobre cómo esas emociones afectan a tu vida, a cómo reaccionas, decides, te relacionas… Asume si sería buen momento de hacer un cambio, de controlar y transformar esos estados emocionales para que te favorezcan en tu cotidianidad.
  • Clarifica tus valores, metas y significados vitales. ¿Estás en armonía con ellos? ¿Actúas de acuerdo a esos principios o deberías también mejorar algún aspecto?
  • Aprende a conectar con las realidades emocionales ajenas para actuar en sintonía, con respeto, con asertividad.

Para concluir, es momento de desarrollar al máximo esta competencia psicológica. Ser autoconscientes emocionalmente mejora nuestro bienestar social y mental para ser más competentes y alcanzar la plenitud.

Te podría interesar...
Familias emocionalmente inteligentes: ¿cómo son?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Familias emocionalmente inteligentes: ¿cómo son?

Las familias emocionalmente inteligentes cuidan la comunicación y crean un clima respetuoso basado en la empatía y la confianza.



  • Brockner, J., Hjelle, L., &Plant, R. W. (1985). Self-focused attention, self-esteem, and the experience of state depression. Journal of Personality, 53, 425-434.
  • Carver, C. S. (1975). Physical aggression as a function of objective self-awareness and attitudes toward punishment. Journal of Experimental Social Psychology, 11, 510-519.
  • Duval, T. S., &Silvia, P. J. (2001). Self-awareness and causal attribution. Boston: Kluwer Academic.
  • Mousa, Rayah & Al-Bajali, Rayah Mousa. (2019). The impact of Emotional Self Awareness (ESA) and Personal Growth Initiative (PGI) on Goal Attainment in Final Year Bachelor Students. 10.13140/RG.2.2.22832.92161.
  • Silvia, Paul. (2002). Self-awareness and Emotional Intensity. Cognition & Emotion - COGNITION EMOTION. 16. 195-216. 10.1080/02699930143000310.
  • Sutton A. (2016). Measuring the Effects of Self-Awareness: Construction of the Self-Awareness Outcomes Questionnaire. Europe's journal of psychology12(4), 645–658. https://doi.org/10.5964/ejop.v12i4.1178