Beth Thomas: la niña psicópata

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 21 febrero, 2017
Raquel Lemos Rodríguez · 20 febrero, 2017

Las personas que vivieron en la década de los 80 quizás recuerden este increíble caso que impactó a todo el mundo. Conocida como “la niña psicópatala pequeña Beth Thomas tenía atemorizada a toda su familia. Sin embargo, detrás de todo esto hubo un terrible desencadenante. Un preludio de este tipo de conducta que aún hoy en día pone a muchos los pelos de punta.

Todo lo que nos ocurre en la infancia nos marca, por eso es tan importante un buen desarrollo a nivel emocional en esta primera etapa de nuestra vida. El problema es que, a veces, esto no sucede así, lo que deriva en problemas que se manifiestan o intensifican unos años después. Esto es lo que le pasó a Beth, que sufrió una serie de circunstancias en su vida que le otorgaron el apelativo de “niña psicópata”.

DR.KEN: ¿Tus padres tienen miedo de ti?

BETH: Sí.

DR.KEN ¿Qué harías con ellos?

BETH: Apuñalarlos.

(Fragmento de la conversación entre Beth y el psicólogo Ken Magid).

La historia de la niña psicópata

Beth Thomas perdió a su madre cuando tan solo tenía un año de edad. Tras este suceso, ella y su hermano quedaron bajo la tutela de su padre biológico y ahí empezó un verdadero calvario. El padre abusó sexualmente de los dos menores, algo que fue detectado por los médicos que pusieron en alerta estos abusos. Rápidamente, después de seis meses, una asistente social se hizo cargo de los dos niños que fueron adoptados por una pareja practicante cristiana.

Esta pareja fue muy cuidadosa tanto con Beth como con el hermano. Habían estado años intentando concebir un hijo, pero no tuvieron esa posibilidad. Por lo que los dos pequeños fueron como un regalo. Sin embargo, Beth empezó a tener pesadillas sobre “un hombre que caía encima de ella y la hería con una parte de él”.

beth-thomas-3
Beth Thomas

Estas pesadillas preocuparon a sus padres adoptivos, pero lo que en verdad les alertó fueron ciertas conductas que Beth llevaba a cabo. Empezó a ser muy violenta con ellos, también con su hermano e incluso llegó a matar a animales domésticos. Era como una ira que no podía controlar y que nacía de algo que tenía muy dentro. Además, también se masturbaba compulsivamente en público hasta el punto de producirse sangrado.

Sin duda alguna, los padres decidieron llevar a Beth a un psicólogo clínico especializado en niños víctimas de abuso sexual, el Dr. Ken Magid. Lo que descubrió sobre las consecuencias del abuso sexual en la infancia debido al caso de Beth Thomas fue muy revelador. Aquí presentamos un vídeo que muestra cómo vivían los padres esta situación y algunas conversaciones del psicólogo con Beth que ilustrarán más lo que le estaba ocurriendo.

Beth pudo recuperarse

El Dr. Ken Magid decidió que por el bien de Beth era mejor internarla. De esta manera, fue diagnosticada con un trastorno del apego que le impedía mantener relaciones sanas con las demás personas. Igualmente, se le impusieron ciertos hábitos y reglas para que no lastimase a los demás niños del centro. A medida que fue mejorando, las reglas aflojaban su rigurosidad.

A pesar de esto nos surge una duda, ¿era Beth Thomas realmente una niña psicópata o era una sociópata? Porque la psicopatía es una tendencia antisocial innata, una condición biológica en la que determinadas áreas del cerebro -relacionadas con las emociones, impulsos y toma de decisiones- no se activan. Sin embargo, en la sociopatía cobra importancia el entorno, en el caso de Beth sería consecuencia de una crianza negligente. La conjetura sigue sin estar del todo clara.

“Beth es separada de su familia y sometida a una siniestra “Terapia de Apego”, basada principalmente en el control, represión y humillación de los niños”.

-José Luis Cano Gil-

Todo el trabajo que se llevó a cabo en el centro le permitió a Beth adaptarse para vivir en sociedad. Aprendió a controlar sus sentimientos de ira y a ser consecuente de sus actos. Sin embargo, terapeutas como José Luis Cano consideran que Beth aprendió a fingir, dado que no se trató su dolor y su odio, sino las consecuencias de sus acciones negativas.

Beth Thomas
Beth Thomas

Pero, a pesar de esto, Beth hoy en día es enfermera y da conferencias sobre métodos de crianza y sobre la terapia de apego. Sus méritos le han valido varios premios que la han convertido en una mujer muy exitosa. Además, se considera que tiene una gran relación con sus compañeros de trabajo y que tiene una sonrisa que transmite mucha calidez.

El caso de Beth Thomas nos hace reflexionar sobre la importancia de que los niños gocen de una sana infancia. Pues, como en este caso hemos podido ver, las consecuencias de una mala crianza puede tener consecuencias terribles.