Bulbo olfatorio: funciones y características

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
13 julio, 2019
El bulbo olfatorio nos ayuda a captar los aromas, siendo esencial para el funcionamiento de nuestro olfato. Pensemos cómo los olores nos alertan de peligros o nos permiten viajar a algún lugar de nuestro pasado.

Los olores nos llevan a mundos entrañables, especialmente a aquellos relacionados con la memoria. A través de este maravilloso sentido no solo evocamos recuerdos, además, tomamos decisiones importantes en nuestro día a día. Hoy queremos resaltar una parte esencial de este sentido: el bulbo olfatorio.

Para comprender esta estructura, la definiremos, hablaremos de sus funciones y de cada una de sus partes. Además, te mostraremos diferentes datos curiosos asociados al sentido del olfato. Acompáñanos en este recorrido.

El sentido del olfato

El olfato es un sentido un tanto despreciado. Sin embargo, en múltiples ocasiones y gracias a él podemos identificar aquello que nos resulta tóxico. Por ejemplo, piensa en un lugar lleno de humo, a través del olfato podríamos identificar que algo pasa y comprobar el entorno.

Además de ponernos en alerta ante potenciales peligros, el olfato interviene en las decisiones que tomamos en nuestro día a día. Por ejemplo, a la hora de escoger qué ropa nos podemos seguir poniendo, qué lugares y personas nos resultan agradables, qué alimentos nos gustan, etc.

Los aromas también pueden influir en nuestras emociones. Hay algunos que nos resultan tan agradables que nos generan bienestar. Son tan importantes los olores que se utilizan para aumentar nuestra sensación de placer que incluso se estudian en el campo del Marketing para atraer a los compradores.

Chica oliendo flores

¿Qué es el bulbo olfatorio?

Según Bear, Connors & Paradiso, autores del libro Neurociencia, exploración del cerebro, se trata de una estructura encefálica. Contiene forma bulbosa, de ahí su nombre. Además, deriva del telencéfalo y se encarga de recibir información de las neuronas receptoras olfatorias.

Además, poseemos dos bulbos, aunque se hable generalizadamente de uno. Pero, ¿dónde se encuentra el bulbo olfatorio? Cada uno en un hemisferio de nuestro cerebro. También, se conecta con la parte interna de las fosas nasales.

Antes de pasar a conocer las funciones del bulbo olfatorio, veamos que, aunque se encarga de captar los olores, esta función no comienza gracias a él. Los aromas entran por las fosas nasales, la mucosa nasal los absorbe y allí diversas neuronas transducen la información, y luego esta pasa por el nervio olfatorio hasta llegar al bulbo olfatorio.

¿Cuáles son las funciones del bulbo olfatorio?

En el bulbo olfatorio las neuronas hacen sinapsis con las células mitrales en los glomérulos, un grupo de neuronas del bulbo olfatorio, que cuentan con diversos patrones de activación y nos ayudarán a distinguir diferentes moléculas de olor. Esta activación dependerá de la velocidad con la que se haya transportado la sustancia, además según este compuesta.

Tras la información ser procesada por los glomérulos del bulbo, se transmitirá a diferentes regiones cerebrales. Por ejemplo, a la corteza olfatoria primaria y secundaria, a la corteza orbitofrontal, al hipocampo y a la amígdala.

Partes del bulbo olfatorio

El bulbo olfatorio está constituido por capas, que se pueden distinguir según el tipo de células. Se consideran cinco, aunque se puedan encontrar hasta 7 capas. Veamos:

  • Capa glomerular. Aquí se encuentran los glomérulos. Además, se produce la sinapsis según el estímulo percibido. De hecho, los glomérulos se agruparán para que los olores semejantes sean detectados por grupos neuronales determinados.
  • Capa plexiforme externa. En esta capa se encuentran las interneuronas, conectando a neuronas entre sí, y haciendo factible el proceso de inhibición lateral. Además, se encuentran los somas de las células en penacho.
  • Capa de células mitrales. Aquí las células mitrales transmitirán la información del olfato a las otras estructuras que se conectan con el bulbo. Entonces, es en esta capa donde las células reciben la información de los receptores.
  • Capa plexiforme interna. Se encuentran los axones de las células en penacho y de las células mitrales. En esta capa se retransmite la información captada.
  • Capa de células granulares. Consiste en la capa más profunda. Está formada por las células granulares que ayudan a que las células mitrales conecten sus dendritas.

Bulbo olfatorio

El bulbo olfatorio vendría siendo el principal centro de procesamiento de la información olfatoria. Nos permite:

  • Percibir la información de los aromas.
  • Distinguir olores.
  • Procesar la información de los aromas y relacionarla con nuestras emociones y recuerdos.
  • Inhibir determinados estímulos para poder enfocarnos en uno en concreto.
  •  Captar el sabor a través de su conexión con el gusto.
  • Regular la conducta sexual, a través de la captación de las feromonas.

¿Sabías que de todo esto se encargan nuestros bulbos olfatorios? ¡Impresionante! ¿Verdad? Son tan esenciales en nuestras vidas que cuando se extirpa cualquiera de ellos se produce la anosmia (falta de percepción olfativa). Ahora que sabes cada una de sus funciones, tendrás otra perspectiva del sentido del olfato. Un sentido tan importante como los demás, para nuestra supervivencia, la toma de decisiones, así como nuestras emociones, conductas y recuerdos.

  • Bear, M. F. Connors, B. W., PAradiso, M.A. Nuin, X.U., Guillén, X.V & Sol Jaquotor, M.J. (2008). Neurociencias la exploración del cerebro. Wolters Kluwer/Lippicott Williams & Wikins.
  • Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessel, T.M. (2001). Principios de neurociencia. Madrid: McGrawHill Interamericana.