Calígula: biografía del emperador romano con personalidad psicopática

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 29 noviembre, 2018
Guillermo Bisbal · 29 noviembre, 2018
Calígula fue un emperador romano conocido por su crueldad, extravagancia y perversidad sexual. Características que han hecho pensar a varios investigadores que era un psicópata.

Calígula es uno de los emperadores romanos más conocidos de la historia, sobre todo por su personalidad. De hecho, para algunos historiadores y psicólogos tenía todas las características de un psicópata y para algunos cronistas de la época era un depravado sexual, derrochador del dinero del Imperio, asesino de todo aquel que le llevara la contraía, entre otras muchas “virtudes”.

Su nombre original era Cayo Cesar, pero fue apodado desde muy temprana edad como Calígula por el tipo de sandalias que solía usar, las cuales se conocían con el mismo nombre. Fue el tercer emperador romano, y su poder duró cuatro años, entre los años 37 y 41.

La vida de Calígula fue escrita por el historiador y biógrafo de la Roma clásica Gayo Suetonio Tranquilo, en un libro titulado Vida de los doce césares. Esta será la principal fuente que emplearemos para presentar la vida de Calígula y justificar por qué se cree actualmente que tenía una personalidad psicopática.

Quién era Calígula

Calígula era hijo de Germánico, un gran conquistador del imperio Romano, muy apreciado por el pueblo. Por esta razón, todos los romanos creyeron que Calígula sería un emperador bondadoso y eficiente. Sin embargo, el tiempo demostró que no había heredado la sensibilidad de su padre.

Calígula sucedió al emperador Tiberio. Quien es conocido por sus malos actos y las desgracias que ocasiono a la Roma antigua. A pesar de ello, Calígula superó con creces todo lo malo que había hecho Tiberio. Fue mucho más sanguinario, depravado y desinteresado que su predecesor.

Al principio de su mandato, el Imperio se encontraba en una creciente prosperidad y bajo una gestión administrativa impecable. Sin embargo, al pasar los años el Imperio entro en una crisis económica que produjo hambrunas entre la población. Todo esto por la mala administración del tesoro nacional, que gastado sin ninguna mesura por el emperador. Palacios, templos a su culto, barcos gigantescos, etc.

Alcanzó el máximo poder en Roma sin haber tenido experiencia política alguna, siendo su experiencia sobre todo militar. En definitiva, Calígula vivió toda su vida en una burbuja de placeres y lujos. Así, nunca se intereso cómo utilizar su poder en beneficio del pueblo.

Coliseo romano

¿Por qué se cree que Calígula era psicópata?

Muchos investigadores del pasado consideran que la personalidad de Calígula solo se puede explicar de una manera: era psicópata. Para la psicología clínica, el perfil de un psicópata está definido por un rasgo central: su carencia de remordimiento y/o empatía.

Otras características que se asocian con las personas psicópatas son: una autoestima exacerbada, gran cantidad de mentiras, superficialidad emocional, poco autocontrol de la conducta, promiscuidad sexual, impulsividad, irresponsabilidad, relaciones cortas con otras personas, etc.

Muchas de estas características coinciden con algunas actitudes de Calígula registradas por los cronistas. Como por ejemplo, derrochaba el dinero del Imperio en fiestas, carreras de caballos, luchas de gladiadores y orgías. Además, relacionaba el placer sexual con el dolor físico y mantenía relaciones sexuales de manera indiscriminada, incluso con sus hermanas. En su corto reinado de cuatro años, tuvo cuatro esposas y un sinfín de amantes.

Por otra parte, se deleitaba al castigar con ejecuciones y torturas a las personas que identificaba como conspiradoras o a cualquier persona que le llevara la contraria. Los que eran incluidos en este grupo de traidores y tenían más suerte eran exiliados o humillados por el emperador.

Otra particularidad de Calígula es que fue el primer emperador que se autoproclamó como una divinidad. Por tanto, exigió a sus súbditos que le adoraran como un dios. Para ello, mando a erigir dos templos consagrados a su persona y a que se hicieran varias estatuas con su figura para ser adoradas, demostrando así una actitud sumamente narcisista.

También hay que tener en cuenta algunas afecciones pudieron afectar el equilibrio mental de Calígula. De niño sufrió epilepsia, que superó de adulto. Sin embargo, le daban unos extraños desfallecimientos de los que le costaba recuperarse. También se sabe que sufría de insomnio, nunca conseguía dormir más de tres horas.

Caballo de Calígula

¿Leyenda negra?

Tal como hemos visto, las fuentes que hablan de Calígula se centran en la crueldad, extravagancia y perversidad sexual, caracterizándolo como un déspota desequilibrado.

Sin embargo, haríamos bien en sospechar un tanto de los cronistas clásicos: solían escribir su relatos haciendo relieve de hechos que ya de por sí eran salientes. Todo con el objetivo de difamar a los dirigentes del pasado y exaltar a los del presente, comparándolos. No obstante, aunque limemos algunas exageraciones, es innegable que Calígula fue uno de los peores castigos para  el centro del mundo por aquel entonces, Roma.

  • Suetonio, G. (2017). Vida de los doce césares. Islas Baleares: Texto.info.