Personas carentes de empatía, desinteresados por los demás

María Alejandra Castro · 8 agosto, 2018

Hay personas que son una luz en nuestro camino y otras que se convierten en oscuridad que entorpece nuestro andar. Del mismo modo, existen personas que harían por nosotros hasta lo inimaginable, y otras que no moverían un dedo por nuestro bienestar. Lo cierto es que cada uno de nosotros se relaciona de diferente manera en cada contexto. Por consecuencia, hay relaciones que enriquecen nuestro camino y otras que no tanto, estas últimas pueden darse con personas carentes de empatía.

¿Alguna vez has notado que hay personas que no comprenden que cometas errores? ¿Te has relacionado con personas que no tienen en cuenta tus pensamientos y sentimientos? Se trata de personas que no cuentan con empatía, personas a las que no les interesa ponerse en el lugar del otro.

La empatía es la capacidad de comprender la visión de la realidad del otro al percibir y ser conscientes de sus sentimientos. Ocurre que hay personas que no cuentan con esta cualidad, por lo que pasaremos a contarcómo son esas personas, qué trastornos pueden estar asociados a ellos y cómo relacionarse con ellos.

Cuanto menos empático seas menos amigos tendrás, ponerse en el lugar de otro ayuda a crecer como persona y a que nuestras relaciones florezcan.

Cosas que no hacen los carentes de empatía

Las personas desinteresadas en los demás, no podrían llegar a tener ciertas actitudes, porque no cuentan con la capacidad o el interés de comprender y percibir los sentimientos del otro. Hay casos de personas desinteresadas que carecen de empatía, por lo que a continuación te mostramos algunas de las cosas que no hacen:

  • Preocuparse por ti. No te prestan atención, o porque están centrados en sí, o porque no les importa lo que te sucede.
  • Sensibilizarse. Aunque les cuentes lo que piensas y sientes no muestran interés en percibir y comprender lo que te sucede.
  • Confiar. Al no percibir lo que pensamos y sentimos, los carentes de empatía no se sienten seguros de esperar algo de nosotros.
  • Creer en los sentimientos de los demás. Las personas desinteresadas en los demás dudan de nuestras emociones. Por ello, se muestran fríos ante las mismas.
  • Tener compasión. No sienten un impulso por aliviar el dolor o el sufrimiento de otros seres.

Chica hablando con su amiga

Si tienes en mente estás características podrá ser más fácil ver en tu entorno quienes no son empáticos. Ten en cuenta que para todo tipo de relaciones hay matices, hay personas que cuentan con poca capacidad de empatía o demasiada.

Carentes de empatía, egoístas

Las personas carentes de empatía, no se ponen en los zapatos del otro. Por lo cual, desatienden los sentimientos y pensamientos de los demás. Una de las características más sobresalientes en los desinteresados en los demás es el egoísmo.

Así, los carentes de empatía pueden ser muy egoístas, pues piensan en el bienestar propio y dejan a un lado las necesidades de los demás. Entonces, aprovechan la situación para salir beneficiados. De este modo, sacan provecho nuestro.

Además, llevan al límite el hecho de que las relaciones tienen que ser recíprocas. Entonces solo dan si reciben algo a cambio. Así, no dan detalles desinteresadamente. Se relacionan de manera utilitaria, haciendo de la manipulación una forma de vida.

Así, los carentes de empatía pueden resultarnos personas frías, ya que experimentamos con ellas situaciones desagradables en las que nos sentimos poco comprendidos porque están mirando solo su bienestar. Se trata de personas poco amistosas que no conectan con los demás.

Trastornos asociados a los carentes de empatía

Todos podemos ser carentes de empatía alguna vez. Sin embargo, hay personas que suelen llevar esta característica por bandera. Algunos trastornos psicológicos están estrechamente relacionados con la falta de empatía, te hablamos de ellos:

  • Trastorno narcisista de la personalidad. Las personas son egocéntricas, presentan una preocupación extrema por ellos. Y, dejan a un lado a los demás. La falta de empatía en este trastorno de personalidad tiene que ver con que no ven más allá de ellos mismos.
  • Psicopatía. Consiste en que las personas no pueden adaptarse a las normas sociales y les cuesta conectar con los demás, por lo que se entiende que son carentes de empatía.
  • Trastorno límite de la personalidad. La persona suele tener inestabilidad emocional, por lo cual le cuesta mantener relaciones estables. Poseen mayor dificultad para entender y predecir cómo se sienten los otros.

Ahora bien, cuando haces un esfuerzo por explicarle a estas personas la razón por la que te duelen sus reacciones, suelen no comprenderlo e incluso hacerte sentir culpable dándole la vuelta insistiendo que eres tú quién se ha portado mal. Ten cuidado, la falta de empatía puede llegar a causar mucho dolor en quienes sí la tienen.

Mujer angustiada con trastorno límite de personalidad

¿Cómo enfrentar a los carentes de empatía?

A algunas personas carentes empatía no solo les cuesta comprendernos, si no que nos manipulan para obtener lo que desean, te damos algunas ideas para hacer frente a estas personas:

  • Pon límites. Tú decides hasta qué punto pueden llegar las personas contigo, no las dejes pasar de ahí.
  • Elije bien a tus amigos. Si sientes que no ve más allá de sus necesidades, no lo elijas. Te causará malestar.
  • Aplica la asertividad. Comunica lo que quieres decir de la mejor manera. Así, quedará claro lo que sientes. De este modo, no confundirás a un carente de empatía con la dificultad de transmitir adecuadamente lo que quieres decir.
  • Aléjate si no sientes una conexión emocional. Si no percibes que fluye una conexión de tus pensamientos y sentimientos con los del otro, aléjate, puedes estar ante un carente de empatía.

Ahora bien, los extremos no nos llevan a ninguna parte. A veces nos podemos equivocar y ver solo nuestros intereses, lo no significa que no seamos empáticos. Lo importante es saber elegir qué personas tenemos cerca. Y, en quiénes depositamos nuestra confianza, porque así sabemos con quienes podemos contar en los momentos difíciles.

Las personas carentes de empatía son verdaderos desinteresados por los demás. Entonces, no son capaces de ponerse en nuestra piel para entender lo que sentimos y pensamos. Además, no ven más allá de su mundo, así se mantienen en su zona de confort.

Huye de las personas que le dan la vuelta a tu discurso para hacerte sentir culpable. Solo intentan llevarte a su terreno para conseguir lo que desean. Entonces, son personas controladoras, y frías, que ni expresan verdaderamente lo que sienten, ni comprenderán la situación por la que estás pasando.