Caravaggio, biografía del pintor de las sombras

Camila Thomas · 9 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 9 abril, 2019
Caravaggio fue un renombrado pintor del siglo XVI, pintó utilizando efectos contrastantes entre la luz y la oscuridad. Pero su vida, como su obra, también estuvo plagada de luces y sombras... ¿sabes qué lo hizo tan especial? ¿Por qué fue tan controvertido?

Caravaggio fue un pintor extremadamente popular durante el Barroco. Desarrolló una variante altamente original de claroscuro: el tenebrismo.

El tenebrismo se caracterizó por el uso de contrastes extremos de luz y oscuridad con el fin de resaltar los detalles del gesto o la expresión facial: un brazo abierto, una mirada de desesperación o un anhelo. Su influencia en el curso del arte occidental ha sido inmensa y no se ha limitado únicamente al campo de la pintura.

La obra de Caravaggio, indudablemente, dio forma a la de muchos artistas posteriores, desde Rembrandt en Holanda y Diego Velázquez en España hasta Théodore Géricault en Francia.

Su dramático sentido de la puesta en escena y el innovador claroscuro también han inspirado directamente a muchas figuras destacadas del cine, como Pier Paolo Pasolini y Martin Scorsese.

Infancia y vida temprana de Caravaggio

Caravaggio, quien sería uno de los más famosos pintores italianos, fue bautizado como Michelangelo Merisi, nació el 29 de septiembre de 1571. El nacimiento tuvo lugar muy cerca de Milán, Italia. Probablemente, en la pequeña ciudad de Caravaggio en la diócesis de Cremona, de la que, más tarde, tomaría el nombre.

El tiempo en el que nació era violento y, a veces, inestable. La vida temprana del artista se dividió entre su ciudad natal, Caravaggio, y la poblada ciudad de Milán, donde su padre tenía un taller.

La vocación de San Mateo
La vocación de San Mateo

La familia del artista tenía conexiones con la nobleza local por parte de la madre de Caravaggio. Su abuelo materno fue recaudador de rentas de la tierra a nombre de Francesco Sforza I.

La tía materna de Caravaggio fue nodriza de los hijos de Francesco Sforza I con Costanza Colonna. Sforza y Colonna estaban entre las dinastías más poderosas e influyentes de Italia.

Las conexiones de Caravaggio con ellos resultarían de vital importancia en su vida adulta. Costanza Colonna sería un refugio y apoyo constante durante sus años más problemáticos.

En el verano de 1576, cuando el futuro artista tenía apenas 5 años, Milán fue golpeada por un brote de peste bubónica. El padre de Caravaggio muere como consecuencia de la peste.

A la edad de 13 años, en el año 1584, su madre murió. Aparentemente, después de su muerte, el joven se convirtió en aprendiz de la pintora Simone Peterzano.

Las circunstancias precisas que rodearon su partida de Milán siguen sin estar claras. Sin embargo, las notas marginales de uno de sus biógrafos sugieren que estuvo involucrado en algún tipo de incidente violento relacionado con el asesinato de un policía.

Parece que el artista comenzó su carrera como la terminaría: como un hombre en problemas con la ley.

Inicios de la carrera de Caravaggio

A finales de la década de 1580, Caravaggio viajó a Roma, ciudad en la que trabajó con variados pintores. Impulsó el estilo del realismo sobre el Manierismo imperante en la época.

Durante la década de 1590, el artista realizó numerosas pinturas que tenían temas relacionados con la vida cotidiana. Estas pinturas no estaban en sintonía con los temas espirituales que prevalecían durante ese tiempo.

Sus pinturas durante ese período incluyen Buenaventura, Jugadores de cartas, Muchacho con cesto de frutas, Baco enfermo y Concierto de jóvenes.

Finalmente, decidió trabajar de forma independiente. Creó muchas pinturas e incluso consiguió compradores para esas piezas artísticas.

Un comerciante que compró sus pinturas presentó su obra al cardenal Francesco del Monte, a quien le gustaron sus pinturas hasta tal punto que le dio refugio a Caravaggio y le dio derecho a un estipendio.

Un de los grandes hitos de su carrera se produjo cuando fue elegido para decorar Capilla Contarelli en el año 1597. Las pinturas que realizó para esta capilla lo condujeron a la controversia, aunque, al mismo tiempo, le sirvieron para adquirir cierta popularidad.

Debido a que sus escenas bíblicas se poblaron con los rostros de prostitutas, mendigos y ladrones que había encontrado en las calles de Roma, se creó un profundo caos entre el público y las autoridades de la Iglesia. Sus retratos realistas de San Mateo fueron considerados una desviación del tema espiritual y religioso.

Vida personal y Resurrección

A lo largo de su vida, fue arrestado en numerosas ocasiones. Según lo recogido en los distintos registros, podemos saber que Caravaggio nunca se casó y tampoco tuvo descendencia.

Su falta de parejas registradas, la ausencia de personajes femeninos eróticos en su obra y la abundancia de los retratos sensuales de hombres jóvenes ha llevado, en más de una ocasión, a un debate en torno a su sexualidad. Los expertos han tratado de hacer un sinfín de lecturas homoeróticas a su obra.

Este pintor es conocido por haber tenido un genio tempestuoso y, aparentemente, ser promiscuo y pendenciero. Finalmente, en 1606, luego de batirse en duelo, fue acusado de haber asesinado a un procurador romano llamado Ranuccio Tomassoni.

A través de un condena en ausencia, Caravaggio queda sujeto a pena de muerte. Poco después, para escapar del castigo, salió de Roma y viajó a través de Italia.

Tras un conflicto con un hermano de la Orden de San Juan en 1608, Caravaggio va a la cárcel. El lugar de confinamiento era una celda excavada en la roca en el castillo de Sant’Angelo desde donde se consideraba imposible escapar. Sin embargo, con la ayuda de un cómplice, Caravaggio escapó evadiendo a la guardia del castillo, escalando las murallas y bajando por un precipicio de 61 metros hasta un bote que lo esperaba.

La incredulidad de Santo Tomás
La incredulidad de Santo Tomás

La esperanza de un indulto: una muerte asegurada

En 1610, decidió viajar de regreso a Roma con la esperanza de que, finalmente, pudiera negociar un indulto. Scipione Borghese, el sobrino del papa, estaba a cargo del sistema de justicia papal y era un entusiasta coleccionista de la obra de Caravaggio. El artista viajó por mar cargado con varias pinturas que esperaba ofrecer a Borghese a cambio de arreglar en su petición.

Por razones que siguen sin esclarecerse, Caravaggio fue arrestado y encarcelado en el Puerto de Palo. A las pocas horas, el artista salió de la cárcel y se dirigió a Porto Ercole, destino final de la embarcación, con el objeto de recuperar sus preciosas pinturas. Pero el esfuerzo, el calor del verano y su estado de salud, lamentablemente, jugaron en su contra.

Llegó a Porto Ercole, pero murió poco después de su llegada, probablemente, el 18 o 19 de julio, a la edad de 38 años. Fue enterrado en una tumba sin nombre ni epitafio.

A pesar de que Caravaggio fue rechazado después de su muerte, con el tiempo, llegó a ser reconocido como uno de los padres fundadores de la pintura moderna. Su trabajo tuvo una gran influencia en muchos maestros posteriores. En Roma, en 2010, una exposición de su obra que marcó el 400 aniversario de su muerte atrajo a más de 580.000 visitantes.

Legado de Carvaggio

Las representaciones populares de Caravaggio de figuras religiosas fueron innovadoras mostrando personajes bíblicos de manera no idealizada, mediante la adición de signos de edad y de pobreza y el uso de ropa contemporánea.

Esto sirvió para humanizar lo divino, haciéndolo más accesible para el espectador promedio. De este modo, el trabajo de Caravaggio representó un tipo de populismo espiritual.

Los pies descalzos y sucios de las figuras de Caravaggio unieron las obras del artista con enseñanzas de la iglesia que enfatizaban la pobreza de Cristo. A pesar de esta alineación con el dogma actual, estas representaciones atrajeron algunas de las críticas más duras de Caravaggio.

Si bien la técnica del claroscuro no fue introducida por Caravaggio, sí que fue el primer pintor que incorporó la técnica como un elemento estilístico dominante, oscureciendo las sombras y utilizando rayos de luz claramente definidos para resaltar la narrativa de la imagen. El estilo se hizo cada vez más frecuente en su trabajo posterior y se convirtió en la marca en sus obras más maduras.

El legado artístico de Caravaggio es incalculable, su dominio del claroscuro ha sido estudiado, imitado y aplaudido en todos los rincones. Su figura, a su vez, es una de las más controvertidas de su tiempo. Todo en él ha sido objeto de polémica, desde una pintura que destacaba en su tiempo hasta su orientación sexual, sin olvidar sus problemas con la ley. Su vida, como su obra, es una sucesión de claroscuros.

  • De Villena, L. A. (2000). Caravaggio, exquisito y violento. Planeta.
  • Graham-Dixon, A. (2012). Caravaggio: una vida sagrada y profana. Taurus.
  • Castellotti, M. B. (2011). La paradoja de Caravaggio (Vol. 427). Encuentro.
  • Venturi, L., & Fabricant, L. (1960). Cuatro pasos hacia el arte moderno: Giorgione, Caravaggio, Manet, Cézanne. Nueva Visión.