Casa, árbol, persona: el test de la personalidad HTP

Esta prueba proyectiva se usa ampliamente en diversos contextos clínicos y de evaluación gracias a su aparente sencillez y fácil aplicación.
Casa, árbol, persona: el test de la personalidad HTP
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Yamila Papa

Última actualización: 13 junio, 2022

El test casa, árbol, persona o HTP (por sus siglas en inglés) permite analizar ciertos rasgos de la personalidad; reflejando cuáles son las áreas que están en conflicto en nuestro interior, las emociones reprimidas y manifiestas, así como la proyección de nosotros mismos.

Este test puede parecer un “juego de niños”, pero también es ampliamente aplicado a personas adultas. Suele utilizarse en el ámbito clínico para reforzar diagnósticos; en el escolar para detectar problemas cognitivos y emocionales en los niños; y en el laboral, para la selección de personal.

Veamos a continuación, en qué consiste este test.

¿Qué es el test de la personalidad HTP?

El test de HTP fue desarrollado en el año 1948 por el psicólogo clínico John Buck y luego fue actualizado en 1969. Para poder llevar a cabo esta prueba se pide a los analizados que dibujen en tres hojas blancas una casa, un árbol y una persona respectivamente.

Gracias a la reproducción gráfica de estos simples objetos, el especialista puede analizar elementos de la personalidad del evaluado. Aunque no nos demos cuenta, al dibujar una casa, un árbol y una persona sacamos a relucir elementos que están guardados en el inconsciente por diversos motivos.

No es necesario ser un Picasso ni un Dalí para pasar el test, sino de encontrar las claves que ofrece el dibujo. ¿Qué se puede comunicar a través de él? Concretamente, sirve para expresar el “yo” en relación a un entorno familiar (como es una casa o un árbol) y a las personas cercanas.

Por su parte, el test de la personalidad HTP se clasifica dentro de las pruebas proyectivas, las cuales provienen de una vertiente psicoanalítica, en donde la ejecución de estas pruebas supone proyectar la propia situación interior.

Martínez y Sarlé señalan que:

“Los test proyectivos tienen como objetivo explorar la personalidad o algún aspecto específico de ésta en su relación al contexto global, pero con el claro propósito de llegar a los niveles más profundos de la misma, incluido el inconsciente”.

Los autores también destacan que “revelan la posición de la persona con respecto al mundo circundante, al acontecer social, su actitud en situaciones difíciles de la vida o su comportamiento moral”.

Aplicación del test: dos fases

La aplicación de este test va más allá de dibujar una casita con un árbol y una persona al lado. Por ello, no hay que tomarlo a la ligera. En una primera instancia (la no verbal o creativa) es cuando se pide al analizado que haga los dibujos de estos 3 elementos.

Es probable que el experto le proponga dibujar de la manera más natural posible, olvidándose en la medida de lo posible del contexto en el que se encuentra y del análisis posterior del propio dibujo.

Mientras la persona está dibujando, el analista aprovecha para prestar atención a sus actitudes, palabras y todo aquello que demuestra. Puede ser frustración, enojo, alegría o cualquier otra emoción.

Una vez que haya terminado “la tarea”, es momento de la siguiente etapa. En esa segunda fase ha de contar una historia relacionada con los dibujos, empleando los tres tiempos verbales principales (el pasado, el presente y el futuro).

Otra opción, muy frecuente durante la aplicación del test de la personalidad HTP, es responder a una serie de preguntas, relacionadas con los dibujos y establecidas previamente por el especialista. Esto sirve para motivar a las personas que les cuesta más expresarse, o para los niños que aún no tienen la capacidad para elaborar una historia o un cuento.

¿Cuándo y dónde aplicarlo?

Psicóloga analizando el dibujo de una niña

Esta prueba está pensada para personas a partir de los 8 años y no hay una edad máxima para llevarla a cabo. Cualquiera puede “someterse” a dibujar una casa, un árbol y un sujeto para luego ser analizados.

Quizás para los adultos sea un poco extraño ir a la consulta con el analista y que este le pida dibujar en medio de la sesión pero los resultados obtenidos son interesantes. Para poder sacar todo el provecho es preciso estar en un sitio tranquilo, sin distracciones, donde el paciente se sienta cómodo. El consultorio es ideal porque también aporta privacidad.

A su vez, es preciso que se ofrezcan todos los materiales necesarios: hojas, lápices y goma. Se permite borrar, pero teniendo en cuenta la actitud que se toma ante esta acción: si una vez terminado el dibujo se decide borrarlo por completo no es lo mismo que quitar solo una parte del trazo, aquello que se desee mejorar.

Por su parte, la duración aproximada del test HTP oscila entre media y una hora, según cuánto tarde el paciente en dibujar y en relatar la historia. Por supuesto, también dependerá de la predisposición que tenga y si el analista ha decidido hacer preguntas al terminar.

¿Para qué sirve el test HTP?

Dibujo de una familia

La lógica es sencilla. El test de la personalidad se basa en la creencia que afirma que gracias a los dibujos se pueden expresar muchos sentimientos, ya sean pasados o presentes, así como los deseos futuros.

Cada imagen significa algo diferente: la casa proyecta la situación familiar del presente, el árbol es el concepto más profundo o interior de nosotros mismos y la persona es una especie de autorretrato o autoimagen que incluye nuestra consciencia y nuestros mecanismos de defensa.

También se analiza la ubicación de cada objeto en la hoja. Por ejemplo, si se dibuja muy cerca del borde superior, el dibujo se relaciona con los sueños y la imaginación, y en la inferior con lo material. Lo plasmado a la derecha se vincula al futuro, en el centro al presente y a la izquierda al pasado.

Se evalúan el tamaño de cada elemento, el trazo (que puede significar firmeza o debilidad) y la claridad. Es muy interesante también entender que cada parte de la casa, del árbol y de la persona tiene un significado.

¿Cómo se interpreta el test HTP?

Cada dibujo puede representar numerosas ideas, por ejemplo: el nivel de satisfacción en el hogar, el grado de firmeza de la personalidad, el contacto con la realidad, miedos y obsesiones, el balance personal, la imagen subconsciente de la persona sobre su desarrollo, etc.

Para que la interpretación del test sea válida y acorde al sujeto, es importante que esta sea realizada por un especialista en salud mental con experiencia en el análisis de pruebas proyectivas. Pues, la interpretación no se limita a describir únicamente los significados de cada indicador (los cuales aparecen en el manual del test).

Si bien la lista de significados ofrecen un marco interpretativo válido, es necesario integrar la historia personal del sujeto y sus narraciones de los dibujos para que estos tengan una mayor confiabilidad.

Dicho esto, a continuación, mostramos un pequeño esbozo de los elementos interpretables de la prueba.

Aspectos generales de la prueba

Aquí entra la interpretación de los aspectos formales de cada dibujo, como lo es la ubicación, las dimensiones, la presión del lápiz y los tipos de trazo.

Por ejemplo, en cuanto a la ubicación, si el dibujo está ubicado en la parte superior indica que el sujeto está más involucrado en sus pensamientos, ideas y fantasías. En cambio, si estos se encuentran en la parte inferior, puede que esté más enfocado en lo instintivo, los biológico y lo material.

Por su parte, si el dibujo se encuentra en la zona media, indica que el evaluado está enfocado en el presente y lo cotidiano, y presenta un equilibrio entre la fantasía y lo material. En cambio, si el dibujo se encuentra en el lado derecho derecho de la hoja significa que está enfocado en el futuro, en proyectos y en la necesidad de contacto; y si está en el lado izquierdo significa que el evaluado conecta más con el pasado, los recuerdos y la familia.

Elementos de la casa

El dibujo de la casa permite conocer las asociaciones conscientes e inconscientes del evaluado sobre su hogar y sus relaciones personales. En este caso, cada elemento del dibujo representa un aspecto particular del individuo, como por ejemplo:

  • El techo representa la vida espiritual y la conexión con la fantasía.
  • El suelo se relaciona con la noción de realidad.
  • Las paredes simbolizan la personalidad y la firmeza del carácter.
  • La chimenea simboliza la vida afectiva y sexual.
  • Las ventanas y las puertas representan las formas en las que los otros entran o miran dentro de la casa, por lo que refieren a la apertura, la voluntad de interactuar con los demás y las ideas sobre el medio ambiente. 
  • Las veredas representan la apertura a la vida íntima familiar.

Elementos del árbol

Por otra parte, el dibujo del árbol remite a aquellas cosas muy profundas de nuestro ser o que, incluso, están en el plano de lo inconsciente. Entre sus elementos a interpretar  encontramos:

  • El tronco: representa con la sensación de pertenencia y ajuste.
  • La copa: refiere a las ideas, pensamientos y autoconcepto.
  • Las ramas: representan los contactos sociales, las aspiraciones y el nivel de satisfacción o frustración del evaluado.
  • Las raíces: apuntan a nuestras bases, cimientos, seguridad y autoconfianza. Aunque también están relacionadas con el mundo interno inconsciente e instintivo. 
  • El suelo: representan el contacto con la realidad y estabilidad.

Por su parte, detalles como incluir frutos o que el árbol esté seco tienen también interpretaciones complementarias.

Elementos de la persona

El dibujo de la persona está ligado profundamente con nuestro autoconcepto y autoestima. Cada una de las partes del cuerpo tiene una dimensión interpretable que dan cuenta de nuestro plano afectivo, sexual, comunicativo y social. Por ejemplo:

  • La cabeza representa la inteligencia, los pensamientos, la imaginación y la comunicación.
  • El cabello refiere a la sexualidad, virilidad y sensualidad.
  • Los ojos representan la comunicación social y la percepción del mundo.
  • La boca refiere a la sensualidad, sexualidad y la comunicación verbal.
  • La nariz es un símbolo fálico, por lo que su interpretación refiere a la sexualidad.
  • Las manos refieren a la afectividad y a la agresividad.
  • Las piernas representan el contacto con la realidad, así como la estabilidad y seguridad de la persona.
  • Los brazos refieren a la adaptación e integración al mundo y a las relaciones con los demás.
  • Los pies representan sexualidad y agresividad.

¿Existe una forma correcta de hacer los dibujos del HTP?

No existe una forma correcta de hacer los dibujos de esta prueba proyectiva. Por tanto, independientemente de que la persona conozca qué aspectos se evalúan y qué significa cada elemento del dibujo, las características de la personalidad siempre terminan aflorando en distintos detalles y momentos del test.

En otras palabras, de nada sirve copiar los dibujos; ya que el análisis que realiza el profesional es transversal e integrador, por lo que va más allá de los lineamientos interpretativos de la prueba. Así que, si la persona evaluada es una persona que tiende a recluirse en la fantasía, por más que dibuje el piso en todos sus dibujos, este rasgo se evidenciará en otra parte del test.

Además, ésta prueba es una herramienta que sirve de complemento en cualquier proceso de evaluación psicológica. Pues, el profesional se servirá de las entrevistas, la historia personal del evaluado, así como de otras pruebas psicológicas para realizar un diagnóstico acorde. De esta forma, lo mejor es ser espontáneos y dejar que el dibujo fluya.

Para concluir, recalcamos que en el test de HTP, como todos las pruebas proyectivas, la calidad de la información obtenida dependerá de la actitud con la que nos enfrentemos a la tarea de dibujar o de construir una historia; así como la habilidad del analista para diferenciar los elementos relevantes de los que no lo son.

Te podría interesar...
Test de la pareja: qué significa mi dibujo
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Test de la pareja: qué significa mi dibujo

Un test proyectivo donde no importa nuestra calidad como artistas o dibujantes, sino lo que reflejemos en el papel en relación a nuestra pareja. De...



  • Rocher K. Casa árbol persona. Manual de interpretación del test. España: Editorial Kaicron; 2009.
  • Buck J. The H-T-P test. Journal of Clinical Psychology. 1948; 4: 151–159.