Cefalea tensional: causas y tratamientos - La Mente es Maravillosa

Cefalea tensional: causas y tratamientos

Alejandro Rodríguez 23 mayo, 2018 en Enfermedades 0 compartidos
Mujer con cefalea tensional

Todos sabemos lo desagradable que puede ser tener un dolor de cabeza. Este malestar nos impide llevar a cabo las tareas del día a día con eficacia, nos hace sentirnos incómodos, y en general nos roba la energía. Sin embargo, en algún momento todos lo hemos experimentado. A pesar de que existen muchos tipos de versiones de esta dolencia, la cefalea tensional es una de las más comunes.

Se trata de un tipo de dolor de cabeza que aparece debido a la excesiva tensión de los músculos del cuello y del cuero cabelludo. Se calcula que estas contracciones exageradas de la musculatura producen el 78% de los casos de cefaleas del mundo. Suelen estar asociadas a problemas como la depresión, la ansiedad o el estrés, aunque pueden afectar prácticamente a cualquier persona.

A pesar de que no suele provocar más problemas que una simple molestia, la cefalea tensional puede convertirse en algo relativamente grave si no desaparece en mucho tiempo. En este artículo te contaremos cuáles son las principales causas de este problema y qué puedes hacer para combatirlo.

¿Qué es exactamente una cefalea tensional?

La mayoría de las personas que padecen este trastorno describen la sensación de tener una venda oprimiéndoles la cabeza. De esta manera, sienten un dolor generalizado no muy fuerte, pero que puede resultar muy desagradable. En general, una cefalea de este tipo no impedirá que la persona lleve a cabo sus tareas de forma habitual, pero sí producirá una sensación de no encontrarse despejado, además de cansancio y malestar.

Hombre con dolor de cabeza

Aunque no se sabe exactamente por qué se produce la cefalea tensional, se sabe que existen varios factores que predisponen a que aparezca:

  • Episodios de estrés, ansiedad o depresión extendidos en el tiempo.
  • Insomnio y falta de sueño durante varios días seguidos.
  • Forzar la vista durante periodos prolongados. Esto puede producirse por ejemplo al mirar una pantalla fijamente o al no utilizar gafas teniendo miopía.
  • Mala postura al dormir o estar sentado que provoca rigidez en el cuello.

En general, la cefalea tensional aprece menos de 15 días cada mes. Si su frecuencia es mayor, se considera que se está frente a otro tipo de trastorno, como por ejemplo el dolor de cabeza crónico. Aunque puede estar causado también por el estrés, en general se clasifica como un problema diferente.

Cómo tratar el dolor de cabeza tensional

El secreto más importante para tratar la cefalea tensional es descubrir por qué se ha producido exactamente. Si lo consigues, podrás saber cuál es la manera más efectiva para que desaparezca. Para ello, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cambió los días anteriores a la aparición del dolor de cabeza?
  • ¿Estás sufriendo mucho estrés últimamente? Si es así, ¿se ha intensificado en los últimos días?
  • ¿Has forzado los músculos de tu cuello o espalda de alguna manera? Esto puede ocurrir, por ejemplo, al realizar ejercicio físico intenso.
  • ¿Estás adoptando posturas poco naturales durante mucho tiempo?
  • ¿Has forzado la vista más de la cuenta? Por ejemplo, mirando demasiado tiempo a la pantalla de un ordenador o un móvil.

En función de las respuestas a estas preguntas, podrás adoptar diferentes estrategias para combatir la cefalea tensional. Por ejemplo, si crees que el problema tiene que ver con un exceso de emociones negativas, podrías probar a utilizar técnicas de relajación para disminuir el impacto negativo del estrés en tu cuerpo.

Por otro lado, si piensas que tu dolor de cabeza está producido por factores físicos (como una mala postura o una sobrecarga de ciertos músculos), puede ser suficiente con cambiar de hábitos y estar más atento a las posturas y movimientos que adoptas.

Mujer con dolor cabeza

¿Tengo que ir al médico?

En general, la cefalea tensional no debe ser motivo de preocupación. Sin embargo, en ocasiones es necesario acudir a un profesional para comprobar que no existe un problema mayor. Algunas de estas ocasiones son las siguientes:

  • El dolor de cabeza se vuelve muy intenso.
  • La cefalea aparece de manera muy repentina.
  • Surgen problemas asociados como pérdida de equilibrio o dificultad en el habla.
  • Necesitas tomar analgésicos de manera frecuente, más de tres días a la semana.

En estos casos, ir al médico es la mejor opción. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones la cefalea tensional desaparece por sí sola; además, puedes entenderla como un aviso de tu cuerpo de que tienes que cambiar algún aspecto de tu vida.

Alejandro Rodríguez

Psicólogo y coach, además de un apasionado de la escritura y el desarrollo personal. Desde hace varios años, escribe artículos sobre temas como relaciones de pareja, inteligencia emocional y comunicación para ayudar a las personas a ser más felices en su día a

Ver perfil »
Te puede gustar