Celos narcisistas en la pareja

Los celos narcisistas no necesitan de indicios sólidos para desatarse. Son además muy intensos y destructivos. Producen un gran sufrimiento en el entorno, pero también en la persona que los experimenta.
Celos narcisistas en la pareja
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 20 diciembre, 2020.

Escrito por Edith Sánchez, 20 diciembre, 2020

Última actualización: 20 diciembre, 2020

Los celos en el contexto de pareja son un sentimiento complejo asociado a pasiones y afectos, pero que también pueden involucrar ego y poder. Los celos narcisistas son una de sus muchas variedades; esta, en concreto, se caracteriza por su énfasis en el yo.

El vínculo de pareja no suele tener ninguna garantía, a menos que haya un acuerdo o un interés establecido de forma específica. En la mayoría de los casos, no es así y por eso depende de muchas variables, azarosas a veces. De ahí que siempre exista la posibilidad de que termine y no es raro que un tercero aseste el golpe final.

Es obvio que quien está enamorado no quiere perder a su pareja y que eventualmente puede sentir que un tercero amenaza la relación. En condiciones normales, es ahí cuando aparecen los celos. Son una manifestación de resistencia e inseguridad. Sin embargo, no siempre las cosas suceden así. A veces hay algo más detrás de ese sentimiento.

Los celos, como las fronteras, aparecen para justificar un dominio sobre lo que nunca se ha poseído”.

-Adrián Triglia-

Mujer enfadada

Los celos narcisistas

Hasta ahora hemos descrito una situación de celos “normales” y motivados. Los celos narcisistas son otra cosa. En estos casos, lo que prima no es el temor de perder a alguien que se ama, sino la frustración de ser desplazado por un tercero. También hay ira por la felicidad que puede sentir la pareja con otra persona.

Quien experimenta los celos narcisistas sufre mucho, pero no por la pérdida del ser amado, sino por la herida a su ego. Con frecuencia, les resulta difícil distinguir entre lo uno y lo otro. Más que dolerse porque el otro les ha retirado sus afectos, les atormenta sentirse perdedores; pensemos que, en gran medida, abordan la relación desde el poder.

Es claro que una infidelidad inflige una herida narcisista, en especial por el engaño que suele involucrar. Sin embargo, en condiciones normales, genera un sufrimiento que incluye ira y resentimiento, pero que finalmente es posible tramitar. Bien sea porque se dé por terminada la relación o bien que se acuda al diálogo y la resolución.

En los celos narcisistas, esto no ocurre. Quien los experimenta no va a descansar hasta “hacerle pagar” al otro su ofensa. Se va a sentir con derecho a flagelarlo emocionalmente y, a veces, también físicamente. No va a permitir que “se salga con la suya” sin que tenga que pagar un precio alto por ello.

Amar o ser amado por un narcisista

El narcisista no es una mala persona per se, sino alguien que necesita ayuda. Lo malo es que rara vez lo admiten y por eso la resolución de conflictos se complica con alguien así. Además de esto, confunden. Eventualmente se muestran solidarias y protectoras, además de encantadores y vitales. A cambio “solo” piden adoración total.

Los celos narcisistas son propios de personas con una fractura fundamental en su ego. Se experimentan a sí mismos como sujetos en carencia, pero compensan esto sobrevalorando lo propio. No se dan cuenta de esto, sino que todo opera de forma inconsciente.

Esa fractura hace que los celos sean un sello de marca en su manera de ser. No necesitan de un tercero al acecho para desplegar sus suspicacias y su desconfianza. Además, son celosos también de los logros y éxitos de su pareja. Buscan que siempre esté un escalón por debajo o que, al menos, nada sea más importante en su vida que ellos, su pareja.

Chica abrazando al novio

Provocar celos

Los celos narcisistas tienen también otra cara. Es muy frecuente que las personas con esta estructura de carácter deseen volver celosa a su pareja. Así que no es raro que coqueteen en las narices del otro. O que sean infieles y dejen pistas evidentes para ser “pillados”.

Al generar celos en su pareja, consiguen algo que necesitan: volverla insegura. Así mismo, la desconfianza, con motivos, probablemente hará que la pareja enfoque más su atención en ellos y esto les encanta.

Es muy frecuente que quien siente celos narcisistas provoque celos en el otro. Es un típico “hacer lo que no quiere que le hagan”, adelantándose a una posible herida en su ego. También tratando de probar, una y otra vez, que tienen el control sobre su pareja.

Te podría interesar...
La raíz de los celos
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
La raíz de los celos

Los celos puede llegar a destruir tanto nuestra relación de pareja como a nosotros mismos. Ahora bien, ¿cómo se originan? ¿qué implican? Te lo cont...



  • Pozueco, J. M., & Moreno, J. M. (2013). Psicopatía, maquiavelismo, narcisismo y maltrato psicológico. Boletín de Psicología, 107, 91-111.