Cinco rasgos que caracterizan a las personas altamente sensibles

23 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago Sobral
 

¿Conoces a alguien al que le afectan mucho las opiniones de otros? ¿Que siente unas ganas imperiosas de llorar cuando ve una película trágica? ¿Que se preocupa en exceso por los sentimientos de los demás? A la gente que le sucede esto se le puede considerar como personas altamente sensibles.

En el presente artículo te explicamos qué quiere decir esto y cuáles son los rasgos que caracterizan a este tipo de personas. Es importante saber identificarlas para poder entenderlas y empatizar con ellas.

Cinco rasgos que caracterizan a las personas altamente sensibles

1. Casi todo les afecta emocionalmente

Las personas altamente sensibles son propensas a sentirse demasiado afectadas ante cualquier imprevisto. Esto, siempre que se produzca de una forma controlada, puede ser positivo para darse cuenta de los problemas e intentar solucionarlos.

Sin embargo, si estas personas permiten que la negatividad y el pesimismo les dominen, pueden caer en un cuadro de estrés o depresión con más facilidad, dejándose invadir por los malos pensamientos. Recuerda que en el punto medio está la virtud.

2. Suelen ser más educadas y correctas

 

Como a las personas altamente sensibles, la opinión de los demás les afecta significativamente, suelen ser más educadas y correctas hacia la gente que está a su alrededor, evitando causar en ocasiones una mala impresión.

Pero esto no quiere decir que no se den cuenta cuando alguien se está portando mal o está cometiendo una injusticia hacia los demás. Simplemente, suelen cuidar más su comportamiento debido a su sensibilidad emocional.

3. Son muy indecisos

Las personas altamente sensibles suelen ser muy indecisas, debido a las inseguridades que muestran y a los pensamientos negativos que a veces inundan sus mentes: «¿Estaré tomando la decisión correcta? ¿Y si me equivoco y no hay vuelta atrás? Mejor lo dejo para otro momento…»

En estos casos, tras tomar una decisión, lo mejor es no achantarse y pasar a la acción directamente.

4. Suelen trabajar mejor en ambientes de equipo

Las personas sensibles suelen fijarse en el más mínimo detalle. Por ello, cuando trabajan en equipo, no suelen tener ningún problema para expresar su opinión y conseguir así un trabajo mucho más perfecto. Además, siempre están abiertos a escuchar los pros y los contras que los demás les digan.

Aunque a la hora de pasar a la acción y tomar decisiones de gran relevancia, prefieren que esto lo haga otra persona con más autoridad. ¿Por qué? Pues, como hemos dicho anteriormente, son indecisos y que cuidan mucho su educación, por lo que se encontraran más tranquilos si hay otra persona que lo haga.

 

5. No les gustan las películas demasiado violentas

Otra de las características de las personas sensibles, es que sienten un gran rechazo al ver una película violenta o de miedo. ¿Y cuál es la razón de esto? Pues como estas empatizan y sufren con facilidad, es normal que experimenten una gran animadversión ante este tipo de escenas durante la proyección de una cinta.

Esto sucede porque están muy pendientes de cómo se puedan sentir los demás. Por lo que conectan con la atmósfera emocional de las películas y de cualquier ambiente social en general.

Las personas altamente sensibles tienen un mundo interior muy rico, además de estar dotadas de un gran nivel de intuición. Esto hace que busquen constantemente ratos en soledad para disfrutar de esa sensibilidad que les caracteriza, pero no pierden la fuerza de sus conexiones emocionales con los demás.

Ahora que sabes cuáles son los rasgos y comportamientos que caracterizan a las personas altamente sensibles, ya puedes identificarlas en tu entorno. ¿Conoces a alguien que pertenezca a este colectivo?¿Eres tú una de estas personas?