Cinco sencillos consejos para ser un poco más feliz

01 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Vélez
Si aún no sabes qué cambiar de tu vida para ser más feliz, aquí te damos 5 pequeños consejos que te acercarán un poco más a ello.

Todas las personas piensan en llevar una vida lo más feliz posible y, por ello, estamos buscando constantemente fuentes de bienestar o bien, formas de ver la vida que nos hagan sentir bien. El problema es que muchos no tienen claro cómo obtener esa felicidad. Generalmente, esas mismas personas no se paran a admirar los pequeños placeres, el único camino para ser más feliz.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

-Benjamin Franklin-

La clave para ser feliz

Al contrario de lo que muchos piensan, no existe una fórmula exacta para encontrar la felicidad. Sin embargo, sí hay un gran acuerdo en que el sentimiento de felicidad está relacionado con hacer esas cosas que nos gustan, con relacionarnos con los demás y con ser capaces de vivir los días de forma agradable.

Basándonos en esto, te damos cinco sencillos consejos para ser más feliz.

Rememora momentos agradables de tu vida

Mucha gente busca en aquellas cosas buenas que aún no han experimentado. ¿Pero qué pasa si cambiamos las tornas y pensamos en cosas que ocurrieron y que podrían no haber sucedido?

Esto es una gran manera de sentirse un poco más feliz. Pensar en todo lo bueno que te ha traído la vida ayudará a valorar más lo que tienes, consiguiendo así sentirte mejor contigo mismo y con tu situación personal. En definitiva, a valorarte a ti.

Amigas felices sonriendo

Agradece

Hay un dicho español que dice que “es de bien nacido ser agradecido”. ¿Por qué no ponerlo en práctica? Puedes hacer un par de llamadas y agradecer a ciertas personas lo que han hecho por ti, el haber estado simplemente ahí…

Además, es importante pensar en positivo. Si alguien hace algo por ti, sustituye el “perdón por las molestias” por un “gracias por tu tiempo”, por ejemplo. Esto provocará una sensación de bienestar en los demás y, por consiguiente, en ti.

De hecho, un estudio realizado por el psicólogo Rober Emmons concluyó que expresar la gratitud puede aumentar la felicidad hasta un 25%. 

Ten detalles con los demás

Cuando tenemos interacciones positivas con los demás, recibiremos lo mismo. Además, el simple hecho de hacer o dar algo a alguien y ver su sonrisa, es una sensación muy reconfortante.

No hace falta invertir dinero, el detalle puede ser llevarle a ese sitio que tanto le gusta, preparar su plato favorito, e incluso, enviarle un mensaje con la canción que tanto le gusta y que nos recordó a su persona. Todos estos gestos hacen que los lazos con la otra persona se fortalezcan y con ello, nuestra felicidad.

Haz planes con tus seres queridos

Grupo de amigos que no puede ser más feliz

Reunirse con amigos o familia es un chute de energía y bienestar. Haz planes con ellos y procura guardar un momento de forma periódica para estar con ellos. Además, los planes se comienzan a disfrutar desde el momento que se establecen.

Disfrutamos al pensar en todos los preparativos, al pensar en las actividades que tendrán lugar y al pensar en que veremos a una persona que hace tiempo que no vemos. Por ello, para ser más feliz necesitamos tener planes que nos gustan y que nos llevan a hacer cosas nuevas, acompañados o no.

La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.”

-Thomas Chalmers-

Ten sueños

Al igual que ocurre con los planes, tener sueños despierta nuestra ilusión. Tener algo por lo que luchar y conseguir hará que los días valgan la pena y valoremos lo que nos ocurre y nos acerca a ese sueño.

Así, los días tendrán propósitos, se pasan momentos agradables pensando en esa idea y, si se alcanza, la sensación de plenitud será inmensa.

En definitiva, busca la motivación y la satisfacción en todo lo que hagas y en todo lo que llegue. Trata de ver el lado positivo y piensa en todo lo bueno que está por llegar.