Clases online, ¿pueden favorecer la adicción a la tecnología?

Raquel Lemos Rodríguez·
14 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
14 Abril, 2020
Niños que ya habían sido adictos a la tecnología, clases online que hacen que estén demasiado tiempo delante del ordenador... ¿cómo puede favorecer esto a la adicción a la tecnología?
 

El sistema educativo ha sufrido un gran cambio desde que se anunció el Estado de Alarma en España. El alumnado todavía no puede asistir presencialmente a los centros. Por esta razón, las clases online han sido la única opción para poder continuar con el temario, dentro de las posibilidades de cada asignatura, y poder calificar al alumnado de alguna manera para no perder el trimestre.

Hacer ejercicios en el ordenador, enviar los trabajos, ver las videoconferencias en directo de los docentes que dan clase a través de Skype u otra plataforma habilitada por cada centro…

Esta ha sido la manera en la que el alumnado ha podido continuar progresando con cada asignatura, eso sí, desde su propia casa. Pero, ¿puede esto favorecer la adicción a la tecnología en los menores?

Niña con un ordenador
 

La actividad online y la adicción a la tecnología

El periódico La Vanguardia brindaba un dato sorprendente. Afirmaba que “la actividad online de los menores españoles ha aumentado un 180% desde que se cerraron las escuelas”. Una cifra que asusta, pues si bien la adicción a la tecnología todavía es un problema, con las clases online puede ser más complicado conseguir una exposición responsable a las pantallas.

De hecho, no podemos obviar que una vez los estudiantes terminan sus clases online, el confinamiento limita las actividades que pueden realizar.

Si antes quedaban con los amigos o salían a pasear (sobre todo ahora que estamos en primavera y empieza a hacer buen tiempo), ahora las opciones son hacer videollamadas, comunicarse con las amistades a través de Whatsapp, ver películas, pasar el rato en las redes sociales, etc. Todo esto, puede favorecer la adicción a la tecnología.

“La tecnología es solo una herramienta. La gente usa las herramientas para mejorar sus vidas”.

-Tom Clancy-

 

Jóvenes que ya habían superado su adicción a la tecnología

Esto se complica cuando nos referimos a jóvenes que en su momento tuvieron problemas con la tecnología y consiguieron superarlos. Pero, en esta situación, al igual que cualquier adicción, estos estudiantes se encuentran obligados a pasar varias horas delante de aquello que les generó una adicción en su día. Por lo tanto, existen muchas posibilidades de que terminen cayendo, de nuevo, en ella.

En ningún caso Internet o las clases online son un problema. Estas herramientas tienen muchas ventajas. De hecho, gracias a Internet es posible continuar las clases desde casa. El problema es el uso que se le puede dar y lo que puede provocar si los jóvenes ya tienen antecedentes de adicción a la tecnología.

Para ello, conviene prestar atención a algunos consejos que pueden ayudar no solo para evitar la adicción, sino también a aprovechar lo máximo posible las clases online.

Niño teniendo clases online
 

Consejos para estudiantes con clases online durante la cuarentena

La Fundación Anar (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) comparte algunos consejos para poder evitar la adicción a la tecnología a la que están expuestos los estudiantes al tener ahora clases online. Hemos hecho una recopilación de los que consideramos que son los más importantes:

  • Crear espacios diferentes: conviene separar los espacios dentro de la vivienda para establecer dónde se estudia y dónde se pueden realizar actividades de ocio. De esta forma, se evita que los jóvenes estén pegados a la pantalla del ordenador. Este, preferiblemente, solo debe ser utilizado para las clases online o trabajos de clase.
  • Cultivar el ocio fuera de las pantallas: si tras las clases online los niños o los jóvenes continúan delante de las pantallas para ver películas, jugar a videojuegos o chatear con los amigos, esto favorece la adicción a la tecnología. Conviene hacer otras actividades como juegos de mesa en familia, algo de ejercicio, leer un libro, escribir, hacer crucigramas, etc.
 
  • Organizar el tiempo: la organización es fundamental y muchas clases online tendrán sus propios horarios de videoconferencia para que los alumnos se conecten. Sin embargo, también conviene tener un horario para practicar algunas de las actividades de ocio ya mencionadas.

Estos consejos son útiles tanto para los niños más pequeños como para los adolescentes. El confinamiento es una oportunidad para tener más tiempo que pasar con la familia. Por lo tanto, se puede aprovechar para jugar a juegos de mesa, trasplantar las plantas que hay en las macetas del balcón todos juntos, hacer una receta nueva en la que toda la familia participe…

En definitiva, existen muchas oportunidades para que este tiempo en el que se esté en casa sea fructífero y una más a toda la familia. Además, en el caso de que exista adicción a la tecnología o esta se haya sufrido previamente, no nos olvidemos de que los psicólogos siguen facilitando poder asistir a terapia, pero de forma online.

 

“Lo que hoy no valoras, mañana lo extrañarás”.

-Anónimo-

  • Boggess, L. B. (2020). Innovación en la capacitación docente online. Revista Española de Pedagogía78(275), 73-88.
  • Carrera, E. X. R., Rodríguez, A. Z., & Choez, V. M. (2020). Mundos virtuales basado en la educación. Perspectivas, (17), 48-57.
  • Martínez-García, A. P. (2020). Adicción a las nuevas tecnologías en adolescentes: Internet y Teléfono Móvil.