Cómo afectan las mascotas a nuestra salud, según la ciencia

Muchas personas han estudiado cómo afectan las mascotas a la salud, ya que cualquiera que cuide de una afirma que alegran la vida. Conoce aquí los descubrimientos más relevantes.
Cómo afectan las mascotas a nuestra salud, según la ciencia
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 13 octubre, 2021.

Última actualización: 13 octubre, 2021

Está más que probado que vivir cuidando de un perro, un gato u otras especies es beneficioso a muchos niveles. Son varios los estudios que analizan cómo afectan las mascotas a nuestra salud y los resultados coinciden: las mascotas mejoran nuestra vida y nuestro bienestar psicológico.

Los animales no humanos se convierten en miembros de la familia y su pérdida supone un duelo como el que se sufre con los humanos. Teniendo en cuenta esta estrecha relación, es de esperar que su presencia en la vida cotidiana tenga beneficios importantes sobre la salud mental.

En este artículo se revisan los estudios más importantes que han profundizado en la relación entre los humanos y el resto de animales. Te invitamos a reconocer alguno de los siguientes beneficios en tu propia vida.

Cómo afectan las mascotas a nuestra salud, según la ciencia

Si tienes la suerte de compartir tu vida y tu hogar con una mascota, seguramente sientas el peso de la responsabilidad cuando se trata de su bienestar. Esto, lejos de ser una carga, muchas veces se vive con la satisfacción de darlo todo para verle feliz y sano.

Si quieres saber qué más ha encontrado la ciencia, sigue leyendo.

Reducen la sensación de soledad

Ya desde hace tiempo existen estudios que han encontrado la relación entre cuidar de un animal y la reducción del sentimiento de soledad. Esto ocurre tanto por la propia compañía del animal como por un aumento de la facilidad para socializar.

El hecho de vivir con un perro, por ejemplo, supone interacciones sociales con él todos los días, a menudo positivas. Por otro lado, el animal necesita pasear y socializar con otros perros, así que se sale de casa a menudo y se establece contacto social con otros humanos. Todo esto tiene un efecto terapéutico en aquellas personas que dicen tener sentimientos de soledad y tristeza.

Hombre acariciando a un perro

 Son un factor de apoyo en enfermedades mentales

Aquellas personas que sufren enfermedades mentales, especialmente en casos crónicos, se ven en la situación de tener que vivir controlando los síntomas. Esto, en ciertos contextos -falta de recursos, ausencia de redes de apoyo, etcétera- resulta una carga insoportable que, según un estudio de 2016, se alivia ante la presencia de mascotas.

Los animales, dice el estudio, constituían una fuente valiosa de trabajo de enfermedades para controlar los sentimientos mediante la distracción de los síntomas y las experiencias perturbadoras. Además proporcionaban una forma de estímulo para la actividad. Las mascotas eran de mayor relevancia cuando las relaciones con otros miembros de la red eran limitadas o difíciles.

Alivian los síntomas de la ansiedad y la depresión

Aunque la compañía de un animal no puede sustituir un tratamiento terapéutico ni uno farmacológico, sí que constituye un factor de mejora de la calidad de vida.

Pasar tiempo con una mascota reduce los sentimientos de tristeza y ansiedad, así como la inseguridad, ya que da sensación de pertenencia y utilidad.

Cómo afectan las mascotas a la salud en la tercera edad

El rol cuidador de animales puede beneficiar a los adultos mayores, ya que les brindan compañía. Y no solo esto, como muestra un estudio de 2019, sino que alivian los sentimientos de falta de propósito y ausencia de significado vital. También reducen la soledad y ayudan a socializar.

Este estudio también encontró que, en personas mayores con trastornos mentales, las mascotas eran un factor que favorecía la resiliencia en ciertas dolencias agudas.

Hombre mayor con un perro

Son un factor de protección ante enfermedades coronarias

Los beneficios físicos de tener una mascota afectan directamente a la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. El aumento del ejercicio realizado -especialmente en el caso del cuidado de perros– y los beneficios psicológicos que se vienen comentando son un factor de protección ante estas dolencias.

La compañía de los animales también contribuye a la recuperación posterior a un episodio coronario.

Conclusiones: la tenencia responsable

¿Significan todos estos beneficios que se deben “prescribir” animales a las personas en riesgo de padecer enfermedades o como terapia? Las opiniones son dispares: mientras que unos ponen en marcha iniciativas de terapia asistida con animales, otros defienden que estos no son instrumentos que explotar en nuestro beneficio.

No obstante, cómo afectan las mascotas a la salud mental de las personas depende directamente de la conducta de cuidado. Es decir, que no se trata solo de disfrutar de su compañía, sino que los humanos obtenemos sensación de significado vital del hecho de cuidar de su bienestar.

Es por eso que, en caso de que se decida incluir un animal en la vida de alguien para ayudarle a superar o sobrellevar una enfermedad, también se debe garantizar que ese animal vaya a tener una buena vida.

Recuerda adoptar en vez de comprar, pues los humanos no somos los únicos que necesitamos apoyo psicológico y nuevas oportunidades.

Te podría interesar...
¿Qué nos pueden enseñar los perros sobre nuestros problemas?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Qué nos pueden enseñar los perros sobre nuestros problemas?

Los perros no le dan importancia a casi nada y viven felices y tranquilos. No saben lo que es el ego ni falta que les hace. Así quiso hacer su vida...



  • Gómez, L. F., Atehortua, C. G., & Orozco, S. C. (2007). La influencia de las mascotas en la vida humana. Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias20(3), 377-386.
  • Brooks, H., Rushton, K., Walker, S., Lovell, K., & Rogers, A. (2016). Ontological security and connectivity provided by pets: a study in the self-management of the everyday lives of people diagnosed with a long-term mental health condition. BMC psychiatry16(1), 1-12.
  • Hui Gan, G. Z., Hill, A. M., Yeung, P., Keesing, S., & Netto, J. A. (2020). Pet ownership and its influence on mental health in older adults. Aging & mental health24(10), 1605-1612.
  • Piqueras, C. (2013). Terapia cognitiva y terapia asistida con animales en el tratamiento de la depresión (Doctoral dissertation, Universidad de Belgrano. Facultad de Humanidades. Carrera de Psicologìa).
  • Patronek, G. J., & Glickman, L. T. (1993). Pet ownership protects against the risks and consequences of coronary heart disease. Medical Hypotheses40(4), 245-249.