Cómo diferenciar entre amor y amistad

¿Qué es el amor y la amistad? ¿Cuál es la diferencia entre ambos? En este artículo, te lo contamos.
Cómo diferenciar entre amor y amistad
Francisco Pérez

Escrito y verificado por el psicólogo Francisco Pérez.

Última actualización: 23 julio, 2022

¿Sabrías diferenciar entre amor y amistad? Puede parecer sencillo, pero, en realidad, no lo es. Muchos pensaréis que puede haber amor y amistad al mismo tiempo o que, por otro lado, sin amor no puede haber amistad. Pero, ¿qué se puede decir en relación con estas creencias?

“Amor” es una de esas palabras cargadas de los más variados sentidos, por lo que explicarla con cierto rigor no es fácil, ya que existe un auténtico abuso de la misma. En la palabra amor se dan cita un conjunto de significados que sería preciso matizar.

El uso, abuso, falsificación, manipulación y adulteración del término “amor” exige un esfuerzo especial para evitar que este quede trivializado. Por ello, debemos volver a descubrir su auténtica grandeza, pero también sus exigencias.

Amor: la palabra de las mil caras

El amor es un tema fundamental en la vida humana. Sin embargo, hoy día se ha convertido en un producto de la industria y, específicamente, de las revistas del corazón. En las mismas, se habla mucho de relaciones afectivas (que no de amistad), físicas y de contactos, pero muy poco de amor en sentido auténtico.

Amor deriva del latín amor, -oris, pero también de amare, por un lado, y caritas por otro. Amare procede del término etrusco amino (genio de amor), y se aplica indistintamente a los animales y a los hombres, dado que tiene un significado muy amplio: “amar por inclinación, por simpatía”, pues nace de un movimiento interior. Su contrario es odi (odiar).

En español, el perímetro del vocablo “amor” muestra una gran riqueza: querer, cariño, estima, predilección, enamoramiento, propensión, entusiasmo, arrebato, fervor, admiración, efusión, reverencia…

Pareja enamorada mirándose

En todas ellas hay algo que se repite como una constante. Esto que se repite no es ni más ni menos que la tendencia basada en la elección de algo que nos hace desear su compañía y su bien. Esta dimensión de “tender hacia” no es sino predilección: preferir, seleccionar, escoger entre muchas cosas una que es válida para esa persona.

El amor de amistad

El amor también hace referencia a la relación de amistad o simpatía que se produce hacia otra persona. En palabras de Enrique Rojas «esta ha de ser de cierta intensidad, lo que supone un determinado nivel de entendimiento ideológico y funcional».

El amor de amistad es uno de los mejores regalos de la vida, puesto que gracias a él podemos percibir la relación humana como próxima, cercana y llena de comprensión. Laín Entralgo la ha definido como «una peculiar relación amorosa que implica la donación de sí mismo y la confidencia».

Según Laín Entralgo, la amistad queda psicológicamente constituida por la sucesión de los actos de benevolencia, beneficiencia y confidencia que dan su materia propia a la comunicación. En la amistad no existe tanta intensidad como en el amor. Amar a alguien es necesitarlo.

Amor y amistad

¿Es lo mismo amar a una persona que ser su amiga? Amar a una persona es necesitarla, buscarla, ir tras ella, desearle lo mejor, aspirar a compartirlo todo. El amor tiene una vocación de absoluto, de inabarcable. Asimismo, de este encuentro nace una comunicación íntima y llena de misterio, debido a que amar a alguien es comunicarse de forma profunda.

El amor, entendido como enamoramiento, produce una especie de encantamiento. La personalidad ajena se vuelve sobre la nuestra y uno empieza a vivir en el otro y desde el otro. El tiempo parece detenerse y se percibe la necesidad de compartirlo todo: palabras, hechos, recuerdos, pensamientos… Cada instante con la persona amada es intenso, vivo y pleno.

Por otro lado, tener un amigo no es lo mismo que tener una pareja. De hecho, tener un buen amigo es poseer un tesoro valiosísimo que es compatible con la relación de pareja. No obstante, es posible confundir los sentimientos de amor y amistad, pues existen relaciones de amor que surgen a partir de la amistad.

¿Qué tienen en común?

Algunos puntos en común entre el amor y la amistad son:

  • La intimidad: hay una conexión afectiva que nos motiva a compartir secretos con total confianza en el otro, verbalizar sentimientos y estar contento con la compañía de esa persona.
  • El respecto: en ambos existe respeto y admiración recíproca.
  • La compatibilidad: hay afinidad de intereses y gustos que fortalecen el vínculo emocional. Cuando hay intereses comunes, el intercambio fluye naturalmente y los momentos compartidos con el otro suelen ser muy especiales.
Amigos divirtiéndose mientras comen palomitas

¿Es amistad o me estoy enamorando?

El amor de pareja incluye amistad, no obstante, la relación de amistad no incluye la relación de pareja. No es infrecuente darse cuenta de que existen parejas que además tienen una gran amistad.

Cuando estamos ante el amor, compartimos más tiempo y más momentos de intimidad que con una amistad. Con un amigo también se comparten momentos tan perfectos como con la pareja, pero son instantes ajenos a la convivencia en el hogar. Otras diferencias centrales entre la amistad y el amor son:

  • La exclusividad: la mayoría de las parejas exigen exclusividad, lo que no pasa en una amistad, pues podemos tener muchos amigos.
  • La relación: el amor es un sentimiento de atracción hacia otra persona que no necesita de una relación. Por otro lado, no puede haber amistad sin relación. No podemos considerar amigo a alguien con quien no tenemos una relación.
  • El apego: el amor conlleva un sentido más profundo de apego y de atracción hacia la otra persona. Mientras que la amistad no incluye un apego tan arraigado.
  • El proyecto de vida: en una relación amorosa existen planes a corto, medio y largo plazo. Cuando se ama es natural crear un proyecto de vida en común.

Si bien no hay una única forma de enamorarse, suelen existir algunas manifestaciones claves que pueden ayudarnos a diferenciar el estar enamorado de la amistad:

  • Pensamos mucho en la persona que nos gusta.
  • Nos apetece hablar todo el tiempo con el otro y contarle nuestras experiencias del día.
  • Nos sentimos seguros y relajados en su compañía. 
  • Percibimos que el tiempo corre veloz cuando estamos al lado de la persona que nos gusta.
  • La vida nos parece más emocionante. Las hormonas asociadas con el amor hacen que todo parezca más apasionante.
  • Queremos pasar mucho tiempo a su lado.
  • Sentimos una mayor necesidad de contacto físico y de intimidad.
  • Hablamos mucho de esa persona con nuestros amigos.

Por último, podemos afirmar también que en el amor existen enemigos que no se dan de la misma forma que en la amistad. En el amor de pareja existen celos, rutina, miedo al abandono, al ser sin la otra persona, pérdida de pasión, de sexo, infidelidad, etc.

Como vemos, no es fácil diferenciar amor y amistad, pues todo depende de cómo definamos el amor. Y es que hay tantas definiciones que la tarea se vuelve compleja. Lo que sí parece claro es que no es lo mismo amistad que relación de pareja. Eso lo tenemos claro…, ¿o no?

Te podría interesar...
¿Rutina o desamor?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Rutina o desamor?

Los tiempos cambian y traen consigo nuevas esperanzas y crisis con un sello particular e infrecuente hasta esos momentos: el desamor.



  • Seshadri, K. G. (2016). The neuroendocrinology of love. Indian journal of endocrinology and metabolism20(4), 558.
  • Tintaya Condori, P. (2019). Psicología y personalidad. Revista de Investigacion Psicologica, (21), 115-134.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.