¿Cómo diferenciar sexualidad de intimidad?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 21 septiembre, 2018
Belén Gisbert Vercher · 26 marzo, 2019
¿Cuál es la diferencia entre tener sexo y hacer el amor? ¿Qué es lo que en realidad prefieren las personas? Descúbrelo en un artículo que no te será indiferente

¿Cómo diferenciar sexualidad de intimidad? ¿Son cosas diferentes? ¿Se puede tener uno sin el otro? ¿O es uno el conductor del otro?… Al parecer, hay muchas opiniones contradictorias respecto a los roles de la sexualidad y de la intimidad en una relación y fuera de ella. Pero es difícil llegar a conclusiones definitivas, ya que no existen dos personas que tengan exactamente los mismos puntos de vista sobre el sexo.

En el aspecto más tradicional, la sexualidad viene junto con un compromiso a largo plazo, como el matrimonio. Así, se asocia a la pareja una conexión íntima y espiritual entre ambos, cuyo fin principal es el de tener hijos, entre otros.

Sin embargo, en una sociedad cuyo pensamiento es más progresista, la conexión entre intimidad y sexualidad puede ser muy estrecha. Hoy en día, la palabra intimidad tiene una fuerte connotación sexual, aunque realmente abarque otros muchos aspectos de la relación de una pareja.

“No hay amor sin instinto sexual. El amor usa de este instinto como de una fuerza brutal, como el bergantín usa el viento.”

-José Ortega y Gasset-

Intimidad, ¿sexo sin amor?

La intimidad es el núcleo de una relación fuerte. Esta trata de conocer profundamente a alguien, que le permita ser completamente libre en presencia de esa persona. Esto es un estado emocional que suele reservarse a una sola persona.

Pareja en la intimdiad
Lo ideal es la presencia de la sexualidad dentro de una relación amorosa como la encarnación física de la intimidad, que provenga de la conexión con el amor. Dentro de una relación idónea, ambos están ligados entre sí de manera indestructible, ya que la intimidad construye la sexualidad, y esta, a su vez, se basa en la intimidad.

Sin embargo, el sexo también es solo un acto físico. En una relación, también puede ser un acto sin consentimiento de uno de los miembros, un negocio o un mero intercambio físico.

“En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación.”

-Octavio Paz-

La típica aventura de una noche es un ejemplo claro de sexo sin relación íntima. Hombres y mujeres pueden aventurarse en una noche, pero solo es un acto físico. Por otro lado, no hay nada más íntimo que entregarse al acto físico del sexo. Por lo que establece otro tipo de conexión, incluso en la aventura de una noche.

Cómo diferenciar sexualidad de intimidad

Mujer en la intimidad con su pareja
La gente separa el termino del sexo con el de hacer el amor. El sexo es un acto físico y sin intimidad. Sin embargo, hacer el amor tiene presente un grado de conexión entre ambos, asociado al acto físico. Por el contrario, también hay muchas situaciones en que la pareja intima sin tener relaciones sexuales. Para algunos, los problemas médicos pueden evitar las relaciones sexuales. No obstante, no impide el que tengan una conexión amorosa, íntima y satisfactoria.

La intimidad puede ser cultivada en muchos aspectos: pasar tiempo juntos, tener contacto físico como , caricias, besos… o disfrutar de aficiones en común o escucharse uno al otro. La sexualidad solo es una forma en dar y recibir amor. Y, aunque sea muy importante, no es esencial ni la única forma de desarrollar o expresar la intimidad.

Para tener intimidad con tu pareja, debes ser honesto con ella y ser abierto, y a partir de ahí, crecerá la buena sexualidad.

Para finalizar, las relaciones anteriores, problemas de niñez o adolescencia y otros conflictos emocionales pueden interferir en estas conexiones. Cuando esto suceda, cuando surja algún tipo de obstáculo, se puede recurrir al asesoramiento o terapia de pareja. No solo ayudará a resolver el problema, sino que vuestra relación será más profunda e íntima.

  • Díaz-Salazar Martín de Almagro, M. D. L. (2016). Psicología de la Sexualidad Humana.
  • Harris, A. (2017). Intimidad: El tanque en el dormitorio. The International Journal of Psychoanalysis (en español)3(3), 365-381.
  • Zelizer, V. (2013). Sobre la negociación de la intimidad. Formas de comprender el presente, 91-104.