Cómo explicar la depresión a los niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 2 noviembre, 2015
Okairy Zuñiga · 13 diciembre, 2013

Vivir con depresión es una situación bastante complicada para la persona que la padece y para sus familiares. Pero, ¿qué hacer cuando se convive con niños y ellos comienzan a cuestionarnos?, ¿cómo explicarles qué es lo que nos pasa?, ¿qué decirles y qué no?

A continuación te ofrecemos 5 consejos sobre cómo poder explicar a los niños que su madre, padre o cualquier persona cercana a él padece depresión. Una buena explicación a tiempo puede evitar consecuencias negativas como el sentirse rechazado en el futuro.

Tu ser querido está enfermo

La depresión, al igual que otras enfermedades o trastornos mentales, es un tema difícil de explicar debido a que no tiene una muestra física clara. A diferencia de cuando nos fracturamos un pie o sufrimos gripe, la depresión no tiene un síntoma físico característico que nos ayude a verla y entenderla.

Por ello debemos explicarle a los niños que se trata de un problema de nuestra mente que nos lleva a estar tristes o sentirnos mal sin un motivo real. No se trata de darle todos los detalles al niño, sino de ayudarle a entender lo que su ser querido está viviendo.

Padre abrazando a su hija

De esta forma podrá identificar la presencia de los síntomas y evitaremos que cree ideas equivocadas. También debemos decirle al niño que, aunque la depresión es invisible, es necesario que sea tratada para llevar una mejor vida.

Está bien llorar

Los niños son muy sensibles y suelen percibir rápidamente los sentimientos de las personas que están a su alrededor. Por esto, cuando ven a alguien llorar suelen tener una mezcla de sentimientos.

Debemos explicarles que llorar es un mecanismo que tenemos para sacar aquello que nos hace daño. También se les debe explicar que la persona que tiene depresión tiene muchos sentimientos que debe expresar o sacar de algún modo.

Tú no tienes la culpa

Cuando un niño vive cerca de una persona con depresión y convive con sus cambios de humor puede crear un sentimiento de culpa irreal. Esto pasa porque los niños tienden a culparse sin saber si realmente es o no su culpa, sobre todo si no tienen el panorama completo.

Por ello, es conveniente explicarles que ellos no son la causa de que la otra persona se encuentre triste o sin ganas de hacer nada. El niño tiene que comprender que ese malestar es de la persona y que no se lo ha generado él.

Eres amado

Cuando una persona está pasando por un mal momento en su depresión y se aleja o crea barreras, es común que los niños crean que han dejado de ser queridos. Para evitar esto, se les debe explicar que una persona con depresión necesita alejarse algún tiempo.

Madre abrazando a su hijo

Sin embargo, los hechos hablan más que las palabras, por lo que después de haber pasado por este período se le debe demostrar al niño lo mucho que se le ama, para que no se quede una herida abierta.

Es importante que los niños estén informados

Muchos padres creen que es mejor que sus hijos no sepan sobre la depresión ni los problemas que conlleva. Piensan que de esta forma, sus hijos estarán más tranquilos y que no se darán cuenta. Sin embargo, esta falta de comunicación puede provocar que los pequeños se sientan alejados de su familia, que creen falsas ideas sobre ellos y la relación con sus seres queridos o que sean inseguros.

Lo ideal es que la persona con depresión sea quien les explique todo lo relacionado con la situación, de una manera clara, sencilla y tranquila. De esta forma, se puede dar un mejor entendimiento de lo que ocurre.