¿Cómo hacerse valer ante los demás?

Todos deseamos ser respetados, valorados y reconocidos en la esfera social. Entonces, ¿por qué resulta tan complicado en ocasiones? Te ofrecemos algunas respuestas.
¿Cómo hacerse valer ante los demás?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 29 junio, 2022

Las relaciones sociales tienen una enorme influencia sobre nuestro bienestar. Cada día nos relacionamos con amigos, familiares, jefes, compañeros de trabajo, desconocidos… y todas estas interacciones tienen una influencia en nuestro estado de ánimo. Por ello, quienes tienen dificultades para hacerse valer ante los demás pueden sufrir daños en su autoestima y obtener más sufrimiento que gratificación de sus relaciones con los otros.

Idealmente todos deberíamos ser respetuosos, empáticos y amables con quienes nos rodean. Ninguna persona merece ser menospreciada, ignorada o herida emocionalmente. Sin embargo, es indudable que nuestra actitud influye en el trato que recibimos por parte de los otros; y que, por ende, es nuestra responsabilidad protegernos de comentarios o actos ajenos que puedan resultar dañinos. Pero, ¿cómo podemos defender esos límites que nadie debe traspasar?

Dos posturas erróneas

Hay dos actitudes típicas que suelen utilizarse para hacerse valer ante los demás, pero que no dan el resultado esperado. La primera de ellas es adoptar una actitud agresiva e hiriente, confundiendo respeto con miedo. Tratar de este modo a las demás personas tal vez evite que se aprovechen de ti, pero finalmente causará conflictos en las relaciones y malestar a ambas partes.

Por otro lado, hay quienes tratan de aumentar su valor a ojos del resto buscando complacer los deseos y peticiones de los demás. Es cierto que las personas altruistas y dispuestas a ayudar son valoradas positivamente; sin embargo, hay una importante diferencia entre dar de forma voluntaria o hacerlo para evitar ser rechazado. En el segundo caso, se corre el riesgo de que los demás no te valoren por quien eres, sino por lo que puedes aportarles.

9 Claves para hacerse valer ante los demás

Entonces, si ninguna de las dos posturas son adecuadas, ¿cómo podemos hacernos valer ante los demás? A continuación, te mostramos algunas pautas.

1. Aumenta la confianza en ti mismo

Es complicado que logres hacerte valer ante otros si antes no eres tú mismo consciente de tu valía. La baja autoestima y la inseguridad conducen con frecuencia a permitir tratos abusivos o a intentar complacer constantemente a los otros.

Un aumento de la autoconfianza permite ser firme en las interacciones, reflejándose también en un lenguaje no verbal más adecuado (por ejemplo, una postura más erguida, un tono de voz más elevado o un mejor contacto visual).

2. Establece límites

Pese a que lo ideal sería que todos fuésemos tratados con respeto y amabilidad, la realidad es que somos nosotros mismos quienes mostramos a los demás cómo han de tratarnos. Así, es imprescindible establecer unos límites y asegurarnos de que se cumplen.

Por ejemplo, puede que decidas que es inaceptable que otra persona te alce la voz o realice comentarios hirientes o de burla respecto a ti. En ese caso, has de hacérselo saber de forma asertiva y retirarte de esa relación si es necesario a fin de no permitir esas conductas.

3. Date valor

Si deseas que otras personas te valoren y te respeten, has de empezar a actuar de ese modo. Esto implica priorizarte, cuidarte y respetarte en tu día a día. Por ejemplo, si te consideras valioso, procurarás ofrecerte buenas relaciones, buenos hábitos y rutinas saludables, cuidarás la información que consumes y las actividades en las que inviertes tu tiempo.

Cuando tú te conviertes en tu prioridad los demás pueden percibirlo y es más probable que tus relaciones se alineen con esa nueva concepción que tienes de ti. De este modo, solo quienes te traten con el mismo respeto y consideración que tú te ofreces, permanecerán en tu vida.

4.Trabaja la asertividad

La asertividad es la capacidad de expresar nuestros sentimientos, opiniones y necesidades de forma clara y honesta, sin caer en la agresividad o en la pasividad; respetando a los demás pero, sobre todo, respetando nuestras propias necesidades.

Un factor importante es tener en cuenta que no tiene nada de malo que nuestras ideas u opiniones no coincidan con las de los demás; de hecho, es algo completamente normal.

5. No intentes caerle bien a todo el mundo

Es bien sabido que es imposible agradarle a todo el mundo. Sin embargo, muchas personas, especialmente aquellas que presentan una baja autoestima, tienen una necesidad impetuosa de caerle bien a todos; pues solo así se sienten validadas y reconocidas.

Lamentablemente, esta pretensión no trae más que frustración. Ya que, detrás del hecho de ser demasiado complaciente, se esconde la verdadera trampa: la espera de algo a cambio (reconocimiento o afecto) y rara vez la persona lo recibe de esta forma.

«Cuando deseamos tan intensamente que nos reconozcan, vivimos para satisfacer las expectativas de otros» – Ichiro Kishimi

6. Piensa lo que dices, di lo que piensas

Como ya dijimos, es importante que sepamos comunicar nuestros deseos, opiniones, sentimientos, etc. Sin embargo, hay veces que debemos detenernos a pensar lo que vamos a decir, bien sea para escoger las palabras adecuadas, para ser más objetivos, para dejar de lado las emociones, etc.

Esto con la finalidad de no ser hirientes o decir cosas que luego nos podemos arrepentir. A la larga, esta practica les trasmitirá a los demás que somos coherentes y fieles a nuestra palabra.

7. Proyecta seguridad en ti mismo

Nuestro lenguaje corporal dice mucho más que mil palabras. Por ello, es importante que nuestros gestos y expresiones no verbales transmitan seguridad y confianza en nosotros mismos. Algunas claves para lograrlo son:

  • Mantener contacto visual con nuestros interlocutores.
  • Relajar los músculos y hacer que los brazos se muevan libremente, mientras hablamos.
  • Espalda y cabeza erguidas.
  • Mantener un tono de voz moderado y acorde al contexto.

En la medida que vayas modificando estas expresiones, tu personalidad también se irá adaptando a tu lenguaje corporal, haciéndote sentir más confiado.

8.  Aprende de personas respetables

Tomar como referencia a personas respetables puede ser de gran ayuda. En este caso, puedes analizar cómo se expresan, que hábitos tienen, qué estrategias aplicaron para llegar a donde están, etc. e incluirlas a tu proceso.

Lo ideal es que tomes como modelo a personas que proyecten aquello que quieres ser.

9. Evita perder los estribos

Hacerse valer ante los demás no implica ser agresivo y temido por los demás, ya lo decíamos al inicio. Por tanto, es importante que aprendamos a canalizar nuestras emociones de la mejor manera posible para evitar irrespetar al otro.

Sin embargo, esto no significa que callemos o reprimamos lo que sentimos, sino que apliquemos estrategias efectivas para tramitar nuestros estados emocionales sin dañar al otro ni a nosotros mismos.

La relación entre hacerse valer y sentirse bien

En un inicio puede parecer que es el hecho de que los otros nos acepten y nos reconozcan lo que nos puede aportar felicidad y bienestar. Sin embargo, la relación funciona a la inversa. El valor proviene siempre de dentro y, entonces, se refleja en el exterior; no al contrario.

Por ello, lo principal es comenzar a sentirse bien con uno mismo, a empoderarse y afianzar el autoconcepto. Desde este lugar, la actitud y las conductas se modifican automáticamente y son estos cambios los que generan una transformación de las relaciones con los demás. Empieza por trabajar para ti.

Te podría interesar...
Me siento infravalorado por los demás ¿qué puedo hacer?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Me siento infravalorado por los demás ¿qué puedo hacer?

Me siento infravalorado por los demás. Tras esta sensación pueden esconderse realidades que debemos atender. Las analizamos a continuación.



  • Grant, A. (2013). In the company of givers and takers. Harvard Business Review91(4), 90-97.
  • Pereira, M. L. N. (2008). Relaciones interpersonales adecuadas mediante una comunicación y conducta asertivas/Adequate human relationships through an assertive conducts and communication. Actualidades investigativas en educación8(1).