¿Cómo influye la música a la hora de comer?

¿Cómo influye la música a la hora de comer? ¿Qué dicen los estudios? ¿Comemos más con música relajante o justo lo contrario? ¡Descúbrelo!
¿Cómo influye la música a la hora de comer?
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 19 marzo, 2021.

Última actualización: 19 marzo, 2021

La música influye en nuestro estado emocional, mientras que las emociones influyen en muchos de nuestros comportamientos; uno de ellos, la ingesta de alimentos. Pero, ¿cómo influye la música a la hora de comer? ¿Realmente ejerce algún tipo de efecto?

¿Crees que comemos más con música relajante o estimulante? ¿La música puede influir en nuestra elección de alimentos? ¿Qué dice la ciencia al respecto? ¡Te lo contamos!

¿Cómo influye la música a la hora de comer?

Hay estudios que señalan la influencia que puede ejercer la música en el comportamiento de las personas a la hora de comer en un restaurante (o en casa). Influye en la velocidad a la que comemos, en el tiempo que gastamos en cada plato o en la experiencia en general.

Hombre tocando una guitarra en una comida de amigos

Tenemos más apetito al relajarnos

En relación a ello, investigadores de la Universidad de Arkansas estudiaron cómo influye la música cuando comemos en un restaurante. Para el estudio emplearon cuatro estilos de música: jazz, música clásica, rock y hip-hop, además de alimentos considerados “emocionales” (chocolate) y “no emocionales” (pimientos).

¿Qué resultados obtuvieron? Que los comensales tenían más apetito al escuchar música jazz mientras comían, y menos al comer con música hip-hop. Los investigadores consideraron que esto tenía que ver con las emociones, ya que cuando escuchamos música de ritmos armónicos (como el jazz) nuestra alegría aumenta, lo que aumentaría nuestro apetito.

¿O el relax nos quita el hambre?

Sin embargo, existe otro estudio que defiende lo contrario. Realizado por investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), publicado en la revista científica Appetite, afirma que la música relajante podría influenciarnos a comer menos. Según el estudio, escuchar melodías más lentas y suaves harían que comiéramos menos.

Comemos más cuando estamos estimulados

Sin embargo, no solo el aumento de apetito haría que las personas coman más, sino también la impulsividad o la “prisa” por comer. Así lo afirma otro estudio, publicado en Psychological Reports, que mostró lo interesante que podía ser para el restaurante, en términos de incentivar el consumo o la petición de ciertos platos, elegir bien la música.

Según los investigadores, un ambiente más cargado de estímulos nos predispondría a comer más. ¿Por qué? Porque se les alienta o se les «anima» a comer de forma más rápida. En cambio, si el clima en el restaurante producido por la música es relajado, esto haría que los comensales se sintieran también más relajados y como consecuencia, que pasaran más tiempo disfrutando de su comida. Así, sería gente que comería menos.

La música influye en la elección de alimentos

Cómo influye la música a la hora de comer también podría depender del volumen de la música, según afirma otro estudio, publicado en el Journal of the Academy of Marketing Sciences. De manera más concreta, el estudio sugiere que la música a bajo volumen hace que comamos mejor porque escogemos mejor los alimentos.

Además, el estudio también afirma que una música alta aumenta la estimulación y el estrés, lo que conduce a escoger alimentos poco saludables y reconfortantes.

¿Útil en el sector de la restauración?

Cómo influye la música a la hora de comer nos permite darnos cuenta de que las emociones están influenciadas por la música y de que estas pueden influir en cómo comemos. Quizás es una buena idea que los restaurantes tengan en cuenta todo esto para optimizar sus servicios y productos, y así lo sugiere Isidro Sánchez-Crespo, CEO de The Sensory Lab, una empresa de marketing sensorial e instalación de soluciones audiovisuales muy relacionada con todo esto que comentamos.

Sánchez-Crespo afirma que «muchos establecimientos de la restauración han pasado ya a la acción, equipándose con la tecnología necesaria para proporcionar experiencias memorables a través de la música, fortaleciendo notablemente su relación con el cliente».

Pareja hablando sobre cómo influye la música a la hora de comer

Sea como sea, resulta evidente que la música influye en nuestra manera de comer. Como afirman los estudios, esta puede hacer que comamos más o menos, más rápidos o más lentos, de forma más saludable o no, etc.

Aunque hay estudios que se contradicen, como en todas las temáticas, lo cierto es que la música condiciona nuestras emociones, conducta y estado anímico. Y las emociones, por su parte, guían muchas veces nuestra conducta, una de ellas la conducta de ingesta.

“La música es el vino que llena la copa del silencio”.

-Anónimo-

Te podría interesar...
Comer de manera consciente
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Comer de manera consciente

¿Por qué necesitamos chocolate o patatas fritas cuando estamos tristes? ¿Por qué cuando nos agobia el estrés, sentimos ira o estamos aburridos tend...



  • Biswas, D., Lund, K. & Szocs, C. Sounds like a healthy retail atmospheric strategy: Effects of ambient music and background noise on food sales. J. of the Acad. Mark. Sci. 4737–55 (2019). https://doi.org/10.1007/s11747-018-0583-8