Cómo liberarte de las personas tóxicas

Belén Gisbert Vercher · 24 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Alejandro Rodríguez

Las personas toxicas son aquellos individuos de tu alrededor que te dominan y controlan, y hacen caso omiso de tus necesidades y sentimientos. Se centran en sí mismos y no parecen estar interesados en ti en absoluto. Parecen ver a otras personas como herramientas en vez de como seres integrales y autónomos.

Puedes preguntarte entonces: “¿quién sería capaz de aguantar eso?”. Desgraciadamente, hay quienes lo aguantan, a veces incluso durante años o durante toda la vida.

De hecho, es bastante sencillo que sin darnos cuenta acabemos cayendo bajo el influjo de una o varias personas tóxicas en nuestra propia vida. Esto puede tener todo tipo de efectos dañinos sobre nuestro estado de ánimo, por lo que es fundamental aprender a identificar cuándo nos está sucediendo algo así y descubrir cómo podemos librarnos de ellas. De eso precisamente trata este artículo.

Cómo identificar a las personas tóxicas de tu alrededor

Las personas toxicas se centran en gente con baja autoestima, ya que cuando uno no se aprecia a sí mismo, difícilmente podrá enfrentarse a sus intentos de manipulación. Ante esta situación emocional, es muy complicado que te preguntes si una persona es tóxica o si debes alejarte de ella, e incluso puede que termines planteándote qué estás haciendo mal para que te trate así.

Esta es una situación ideal para la persona tóxica. Ellos no se preocupan por la rotura de tus relaciones, o por tus sentimientos: simplemente buscan inflar su ego a costa de tu autoestima.

Cuando te enfrentes a uno de estos individuos, terminarás preguntándote qué has hecho mal. Bueno, de acuerdo a las personas tóxicas en tu  vida, simplemente no vales nada. Todo lo que está mal es por tu culpa. Cuando estás con uno de ellos, adoptas esa visión tan completamente que ni siquiera te das cuenta de que eres incapaz de escuchar a tu propio criterio interno.

Situaciones emocionales como la depresión o la ansiedad suelen a veces aparecer por tener personas tóxicas a tu alrededor, ya se trate de tu pareja, familia, amigos o compañeros de trabajo.

Por eso, lo mejor que puedes hacer cuando notes que no estás tan alegre como normalmente eres es preguntarte si alguna de tus relaciones puede estar haciéndote más daño que beneficio. Si detectas que este es el caso, puedes intentar modificar la situación; pero generalmente, la opción más segura será alejarte de quien te esté perjudicando de manera temporal o permanente.

¿Cómo me libro de las personas tóxicas?

Debido al daño que pueden hacerte las personas tóxicas, no debes pedir permiso para alejarte de ellas. Por el contrario, debes mejorar tu autoestima y liberarte por fin de esas personas nocivas, por más que duela al principio. Deja de ver pasar tu vida por delante de tus ojos y toma las riendas, antes de caer en una espiral negativa de la que no puedas salir.

Si tu autoestima esta por los suelos, tardará un tiempo en sanarse, pero ya habrás dado el primer paso esencial.

Cuando seas consciente de que tu auto-evaluación está empezando a recibir una baja calificación, estos son algunos de los pensamientos que puedes alentar en tu interior:

  • No puedes depender de la alabanza de los demás a fin de valorarse a ti mismo. Sería un mundo hermoso si todos fuéramos caminando por ahí diciendo cuánto nos apreciamos mutuamente. Pero ¿con qué frecuencia ocurre esto? ¿Cuándo fue la última vez que entraste en algún lugar y alguien te dijo algo positivo de manera aleatoria?
  • Cuando pasas mucho tiempo comparándote con los demás, puedes crear una imagen bastante mala de ti mismo. El hecho es que la vida de todos los demás parece mejor vista desde el exterior, pero todo el mundo tiene sus propios problemas.
  • Puedes confiar en tu instinto. A la duda le gusta golpear a la autoestima. No sentir que se puede confiar en las propias decisiones o percepciones, puede hacer que una persona se sienta defectuosa. Por eso, deja de dudar de ti mismo y comienza a confiar más en ti.

Da el primer paso

Muchas veces, alejarse de una relación tóxica puede parecer realmente difícil cuando nos estamos planteando hacerlo. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones lo único que hace falta es tomar la decisión de dar el primer paso. Una vez que lo hagas, verás cómo todo se vuelve mucho más sencillo y tu vida mejora de manera casi automática.