La depresión nos impide creer en los comentarios positivos

Cuando lidiamos con una depresión no nos son útiles mensajes como "tómate las cosas de otro modo, ya verás cómo cada día te sientes mejor". El cerebro no procesa ni puede dar valor a las palabras positivas. Descubramos por qué.
La depresión nos impide creer en los comentarios positivos
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 27 julio, 2022

La depresión nos vuelve escépticos frente a los comentarios positivos . De poco sirven las palabras cargadas de buenas intenciones para quien procesa la realidad con lentes que solo le permiten ver grises.

Nos encantaría que el cerebro actuara de otro modo y fuera más receptivo a los mensajes amables, y a las perspectivas más luminosas de la vida… Sin embargo, quien arrastra consigo un trastorno depresivo tiene en su mirada un sesgo que, lejos de ayudarle, alimenta a la propia depresión. No confía en sus habilidades para resolver problemas, y cualquier sentencia que contradiga esta idea es una firme candidata a ser tomada como adulterada.

La depresión hunde la confianza de quien la sufre; es como el propio trastorno fuera un ser vivo y anidara en la persona con sus propios recursos para sobrevivir.

Asimismo, ese enfoque mental no es algo que uno elija. La negatividad, la indefensión y la falta de esperanza no son producto de una toma de decisiones consciente. El cerebro empieza a funcionar de manera distinta, reforzando un patrón claramente desgastante y patológico. De ahí la importancia de la terapia psicológica…

Para hacer frente a la depresión necesitamos desarrollar un pensamiento más flexible, capaz de favorecer un cambio en sus rutinas y sus procesos mentales.

Cerebro iluminado simbolizando cómo los depresión nos impide creer en los comentarios positivos
Las personas con depresión no reaccionan ante la retroalimentación positiva.

¿Por qué la depresión nos impide creer en los comentarios positivos?

Los estudios sobre la depresión no dejan de aparecer. En buena medida porque es un trastorno complejo y limitante que en nada respeta las leyes de la lógica.

Una investigación de la Universidad de Koblenz-Landau en el 2021 apunta que las personas deprimidas no reaccionan ante la retroalimentación positiva. Es decir, pueden escuchar a un amigo o una pareja cuando les dicen, por ejemplo, que tienen potencial para lograr un trabajo concreto o un objetivo determinado. No dudan de que les están diciendo la verdad…

Sin embargo, el cerebro con depresión no reacciona ante esos mensajes motivadores. No puede cambiar sus creencias desgastantes y negativas, no las actualiza ni es sensible a los razonamientos constructivos de su entorno. Esto explica por qué la depresión nos impide creen en los comentarios positivos. No obstante, veamos más datos.

La inmunización cognitiva y la resistencia al cambio

Así han llamado los científicos a ese proceso en el que la persona con depresión no reacciona ante las palabras orientadas a generar variaciones positivas en su enfoque mental. La inmunización cognitiva provoca que las creencias del paciente sean no solo negativas o fatalistas, sino también más rígidas y menos sensibles al cambio.

Es como una barrera mental, como ser inmune a la autoconfianza, a la esperanza, a que la luz al final del túnel sea una salida y no un tren que viene de frente. Ahora bien, ¿quiere decir esto que alguien con depresión no logrará desarrollar nunca una perspectiva psicológica más flexible y saludable? En absoluto.

Significa que los mensajes simples del día a día, las palabras bienintencionadas del entorno, no son útiles para ellos. Saben y entienden que los demás se preocupan por su estado, pero esos estímulos no les aportan un beneficio.

Esa pantalla cognitiva es la que derrite cualquier retroalimentación positiva sobre su desempeño. Es la voz interna que les indica que serán rechazados en toda entrevista de trabajo o que nada les irá bien en la vida. La depresión es agotamiento, es desesperanza y un velo oscuro nublando cada pensamiento y perspectiva.

La depresión es un trastorno incapacitante que cursa con un claro deterioro cognitivo: cuesta pensar, entender la información y reaccionar a ella.

La depresión nos impide creer en los comentarios positivos, e incluso prestarles atención

Tener depresión agota, nubla la mente, enlentece el pensamiento y atasca la memoria. Esto es algo que la población en general debería conocer, porque si hay algo a lo que se asocia este trastorno es a la tristeza o la falta de motivación. Se pasa por alto el deterioro cognitivo que trae consigo esta condición.

Un estudio de la Universidad de Toronto incide en este mismo hecho. Este tipo de trastorno psicológico afecta a las funciones ejecutivas, el aprendizaje, la memoria, la atención, la concentración, la velocidad de procesamiento…

La depresión nos impide creer en los comentarios positivos porque cuesta prestarles atención. Porque no se procesan de manera significativa y porque la mente evidencia un exceso de disfunciones cognitivas. Es como si nuestro ordenador se viera infectado por un troyano. Nada funcionará del mismo modo…

chica en terapia comprendiendo por qué la depresión nos impide creer en los comentarios positivos
La depresión necesita de un abordaje clínico especializado. Las palabras amables generan confort, pero no cambios. La terapia psicológica es la mejor estrategia.

¿Cómo se trata entonces la depresión?

Está bien apoyar, acompañar y dirigirle palabras amables y cariñosas a la persona que sufre depresión. Pero tengámoslo claro, ninguna de estas dinámicas cambia el enfoque mental de quien lidia con esta condición. Se necesita de una estrategia clínica personalizada y especializada. ¿Qué significa esto?

En primer lugar, que es necesario un diagnóstico. Hay diferentes tipos de depresión y a veces hay otros problemas comórbidos. No es lo mismo estar ante un paciente con un trastorno bipolar, que estar ante una depresión perinatal o ante alguien que también evidencia síntomas psicóticos.

En la mayoría de los casos, es útil combinar tanto la estrategia farmacológica con la terapia psicológica. Esta última tendrá como objetivo cambiar patrones de pensamiento y comportamientos poco saludables. En los casos más resistentes, por ejemplo, se recurre a enfoques como la estimulación de electroterapia craneal, cuyos índices de efectividad son altos.

Sea como sea, debemos tener en cuenta que cada caso es único y que la depresión puede tratarse con efectividad. No dudemos en solicitar ayuda especializada.

Te podría interesar...
9 signos de recaída en la depresión
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
9 signos de recaída en la depresión

Los signos de recaída en la depresión son múltiples, y no siempre son los mismos que experimentamos la primera vez. Lo analizamos.



  • Kube T, Kirchner L, Lemmer G, Glombiewski JA. How the Discrepancy Between Prior Expectations and New Information Influences Expectation Updating in Depression—The Greater, the Better? Clinical Psychological Science. 2022;10(3):430-449. doi:10.1177/21677026211024644
  • Perini G, Cotta Ramusino M, Sinforiani E, Bernini S, Petrachi R, Costa A. Cognitive impairment in depression: recent advances and novel treatments. Neuropsychiatr Dis Treat. 2019 May 10;15:1249-1258. doi: 10.2147/NDT.S199746. PMID: 31190831; PMCID: PMC6520478.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.