Cómo seducir a un hombre

05 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Vélez
Seguramente te hayas planteado en algún momento qué es lo mejor para seducir a un hombre. Lejos de las fórmulas mágicas, te proponemos varios aspectos a los que hay que prestarle atención.
 

Desde siempre nos han dado pautas y modelos para seducir a un hombre, en los que bien sin hacer nada, mágicamente, se puede enamorar al otro. O bien, donde hay que estar muy pendiente de todos los detalles para no fallar en nada. Si viviéramos en un país de cuento de hadas sería realmente fácil seducir a un hombre y conquistar su corazón.

Pero no somos personajes de cuento y no contamos con la ayuda de un hada madrina o de Cupido. Lo normal en la vida es que nos puedan dar calabazas o que nos adoren siendo imperfectas. Así que el mejor remedio es olvidarse de los elixires de amor y de las pócimas, porque tampoco darán el resultado esperado.

No obstante, si queremos poner en juego todas las armas de seducción posibles, es esencial prestar atención a varios aspectos.

Los diez primeros minutos son los más importantes

Chica que intenta seducir a un hombre
 

Ese corto espacio de tiempo es suficiente para decidir si queremos conocer a fondo a la otra persona. Pero también nos sirven para rechazarla por completo. Tendemos a quedarnos con la primera impresión.

Analizamos los gestos, la actitud, el modo de vestir, de hablar, el aspecto, el lenguaje que emplea. En definitiva, todo. Por eso es esencial mostrar lo mejor de nosotros mismos en todo momento. Que vean lo única y especial que es esa persona que tienen delante de sus ojos.

Sentido del humor

Aquella persona que es capaz de reír con facilidad, que muestra ese punto divertido de la vida, que sonríe, que transmite alegría, atrae más que otra que se muestra seria y ve siempre el vaso medio vacío. Una dosis de humor favorece el acercamiento entre personas y mejora las relaciones entre ellas.

La risa eleva nuestros niveles de serotonina, consiguiendo que el cerebro produzca emociones y pensamientos positivos. Así que no te olvides de sonreír cuando quieras seducir a un hombre.

 

Mirar a los ojos

Quién no ha mirado a alguien y ha visto en sus ojos la tristeza, la preocupación ante una situación que vive o la alegría desbordante de vivir. Los ojos son el espejo del alma. Las palabras engañan o engatusan. Pero si los ojos mienten, se sabe.

Tus ojos muestran tus sentimientos sin que puedas evitarlo. Son ellos, la mirada, los que indicarán a esa persona que estás interesada en él. Mantén el contacto visual y mírale a los ojos, la mirada seduce.

Pareja mirándose a los ojos fijamente

El poder de una buena conversación

Poder mantener una conversación interesante y amena será otro punto a tu favor para seducir a un hombre. Los silencios entre frase y frase se vuelven eternos. Mientras que si la conversación es fluida todo será más fácil desde el principio.

 

No es cuestión de llevarse preparado un discurso o tener diseñado de antemano todo lo que se va a decir. Pero pensar en algún tema que se podría tratar evitará que te quedes bloqueada y con la mente en blanco.

Un aroma inolvidable

El olor tiene un papel fundamental a la hora de captar la atención de otra persona. El olor de cada persona es exclusivo y además contiene  feromonas que influyen en la atracción.

También es importante prestar atención al perfume o colonia, es algo que dice mucho de ti porque cada fragancia es diferente según el ph de la piel sobre la que se aplica. Las fragancias de tipo oriental transmiten calidez, mientras que las florales por su composición aportan romanticismo.

Los aromas afrutados son signo de dulzura y los amaderados, por su combinación de madera y especias tales como cilantro y cedro, han sido tradicionalmente considerados como atrayentes.

Mujer de labios rojos con una tablet
 

Es fundamental ser natural, ser espontánea, ser una misma. Hay que olvidarse del miedo al que dirá o que podrá pensar de nosotras, a sentirnos ridículas por mostrarnos tal y como somos.

Sé tú misma

A pesar de las diferentes habilidades o formas de seducir a un hombre, lo más esencial es no dejar de ser una misma. Si comenzamos fingiendo o simulando quien no somos, tarde o temprano saldrá a la luz y existirá una disonancia entre nuestro yo de las primeras semanas y el yo posterior.

Antoni Bolinches, psicólogo y sexólogo, en una entrevista para el periódico La Vanguardia asegura que los hombres al principio se fijan en el atractivo. Sin embargo, con el paso del tiempo «necesitan que esa relación sea más o menos cómoda. Buscan una compañera de viaje que suponga un apoyo emocional». Por ello es tan importante ser una misma y que no se lleven ningún engaño.

Interpretar un papel es cosa de actrices y nunca dará resultado en el mundo real. Al final en el día a día con esa persona que tanto te gusta, terminará dándose cuenta que no eres quién pensaba, que eres artificial. Quiérete mucho y confía en ti misma. Segura de quién eres y de lo que vales, es el mejor camino para seducir a un hombre.