¿Cómo son los narcisistas vulnerables?

¿Cómo son percibidos y cómo se perciben a sí mismos los narcisistas? ¿Qué reacción tienen cuando se sienten heridos los narcisistas vulnerables?
¿Cómo son los narcisistas vulnerables?
Sara Clemente

Escrito y verificado por Psicóloga y periodista Sara Clemente el 18 diciembre, 2020.

Última actualización: 18 diciembre, 2020

Les habría costado predecir a Némesis y al joven Narciso que el engreimiento de este acabaría dando nombre a un tipo de trastorno de personalidad: el narcisismo. Menos aún podían prever lo que la investigación psicológica ha dado de sí en estas últimas décadas. Actualmente, numerosos autores defienden la existencia de dos subtipos de esta patología: los narcisistas vulnerables y los narcisistas grandiosos.

Aunque ambos subtipos comparten rasgos de personalidad, sus diferencias son tangibles. ¿Cómo podemos diferenciarles? Teniendo en cuenta sus particularidades, ¿cuál de ellos crees que se haría más fotos a sí mismo? ¿Y cuál de ambos consideras que cae mejor a los demás? ¡Te lo contamos!

Hombre orgulloso

La diferencia entre los dos subtipos de narcisismo

En términos generales, las personas narcisistas se caracterizan por presentar un comportamiento agresivo y rígido con los demás. Igualmente, destacan por presentar sentimientos excesivos de vanidad y grandiosidad. Sin embargo, si atendemos a dos cuestiones, los dos subtipos mencionados son fáciles de diferenciar entre sí. A la percepción que tienen de sí mismos y a la que generan en los demás.

Así, mientras que los narcisistas vulnerables realizan esfuerzos por defender su ego, los grandiosos se muestran convencidos de su magnificencia. Esto influye, a su vez, en cómo son percibidos uno y otro por los demás. Y hay diferencias.

Los narcisistas vulnerables suelen ser considerados como introvertidos y reservados. Por su parte, los grandiosos mayoritariamente suelen ser vistos como extrovertidos. Esto último puede situarles en una posición de privilegio respecto a otras personas, a las que puede causar perjuicio. De manera congruente y resolviendo la pregunta lanzada al comienzo de este artículo, es el subtipo grandioso el que publica mayor número de fotos, se toma más “selfies” y obtiene más “me gustas”, según las investigaciones actuales.

Características de los narcisistas vulnerables

Este subtipo de narcisismo se conoce también como “hipervigilante” o “encubierto”, lo cual nos da pistas de qué rasgos son los predominantes en cuanto a su comportamiento. A continuación, se explica por qué se les define así y cuáles son sus características más representativas.

Hipersensibilidad y enmascaramiento

Los narcisistas vulnerables suelen ser muy sensibles a las reacciones de los demás. Por ello, cuando alguien se comporta de una manera que interpretan o consideran como negativa hacia ellos, se sienten desproporcionadamente heridos. Un evento o acción que a priori a otra persona no le causaría ningún tipo de agravio, en ellos tiene un impacto emocional intenso.

Ese recogimiento encierra está motivado por una sensación de decepción con los demás, al considerar que han sido traicionados. Sin embargo, tienen gran habilidad enmascarando este sentimiento, ya que de cara al exterior, estas personas aparentan ser tímidas y vergonzosas. E incluso pueden llegar a ser consideradas como empáticas.

Ansiedad y baja autoestima

Ese repliegue hacia sí mismos les genera desasosiego y un alto nivel de ansiedad, que se ve acrecentada por su baja autoestima. Ante la desaprobación social, su respuesta es la inhibición afectiva, por lo que comienzan a evitar contactos sociales.

Poco a poco, van limitando sus relaciones y disminuyendo su entorno de confianza. Lo cual, a la postre, puede derivar en un aislamiento social severo. Por tanto, se puede concluir que los narcisistas vulnerables no suelen rodearse de mucha gente, prefieren la soledad antes de ver amenazada su integridad personal.

Mujer preocupada sospechando

Evitan ser el centro de atención

Lejos de lo que pueda parecer por sus alardes de grandiosidad, los narcisistas vulnerables prefieren permanecer en un segundo plano. Debido a su necesidad de aprobación social como modo de autorregularse y regular su autoestima, no buscan ser el centro de atención. Por el contrario, prefieren que el foco recaiga sobre los demás.

Por eso, no suelen llevar el peso de las conversaciones. Incluso todo lo contrario. Optan por ocupar el lugar de buen oyente. Escuchan con mucho esmero y cuidan su actitud cuando otros se dirigen a ellos. Mantienen el contacto visual y una postura corporal adecuada, y emplean con gran habilidad social sus gestos mientras los demás les hablan. Sin embargo, no lo hacen por interés hacia lo que puedan contarles, sino que les mueve otro motivo: reafirmar sus creencias.

Los narcisistas vulnerables escuchan para poder dar lecciones a los demás de lo poco atendidos que se sienten. Tal es así que suelen reprochar lo poco escuchados que ellos se sienten. En conclusión, aunque este tipo de narcisismo necesita de la misma cantidad de atención que el otro subtipo, sus aspiraciones y creencias de valía son más inconscientes. Y solamente se manifiestan en su entorno social más cercano. Son personas hipersensibles, que se mantienen en constante alerta y que refuerzan su baja autoestima a través de los refuerzos sociales de las personas que le rodean.

Te podría interesar...
El corazón narcisista o el placer de recibir a cambio de nada
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El corazón narcisista o el placer de recibir a cambio de nada

Cuidado con la personalidad narcisista, hábil artífice del egoísmo que te hará vivir en el centro de su mundo, deshilachando tu vida en beneficio p...



  • Bernardi, R. (1982). La representación inconsciente de sí en los trastornos narcisistas. Revista Uruguaya de Psicoanálisis, 61, 73-82. Betan, E., Heim, A. K., Zittel Conklin, C., & Westen, D. (2005). Countertransference phenomena and personality pathology in clinical practice: an empirical investigation. Am J Psychiatry, 162, 890–898. Caligor, E., Levy, K. N., & Yeomans, F. E. (2015). Narcissistic Personality Disorder: Diagnostic and Clinical Challenges. Am. J. Psychiatry, 172(5), 415–422. Cooper, A. M., & Ronningstam, E. (1992). Narcissistic personality disorder. Review of Psychiatry, 11(5), 80–98. Gabbard, G. O. (1989). Two subtypes of narcissistic personality disorder. Bulletin of the Menninger Clinic, 53, 527–532.