Comportamientos tóxicos que no debes tolerar

Las personas tóxicas restan la energía y producen estados emocionales nada constructivos. La buena noticia es que podemos tomar medidas para que no tengan estos efectos sobre nosotros. ¿Quieres conocerlas?
Comportamientos tóxicos que no debes tolerar

Escrito por Nicolás Forero, 09 septiembre, 2021

Última actualización: 09 septiembre, 2021

Las personas a lo largo de su vida necesitamos relacionarnos con los demás. Esa interacción es fundamental para intercambiar puntos de vista, encontrar apoyos, entender la realidad de los demás y actuar con valores.

Sin embargo, a lo largo del camino es posible encontrarse con alguien que nunca aporta buenas sensaciones. Aquellas personas son denominadas como tóxicas debido a que siempre tienen una actitud negativa y desmotivan.

Una persona tóxica resta energía a los demás, les hace sentir tensos y sabotea los momentos de alegría. De esa manera, pueden llegar a afectar la salud de todos los que lo rodean, al generar un estrés y una angustia constante.

Muchas personas llegan a aceptar esas conductas porque dicen que así aprendieron a ser ellos y hay que aprender a tolerarlos. No obstante, esto solo genera consecuencias nocivas porque el individuo tóxico no demuestra intenciones de cambio y afecta cada vez más las emociones de los demás.

Las personas inseguras o que han tenido problemas emocionales continuos son las que más consienten esta manera de actuar. El motivo es cierto miedo a conocer a una persona desde cero y volver a apegarse de manera errónea.



De todos modos, en ninguna circunstancia hay que soportar estas conductas porque llegan a causar una ansiedad y una tristeza constante. Por esa razón, es importante identificar a tiempo los comportamientos que te detallamos a continuación. La idea siempre es evitar la escalada del daño.

1. Rara vez demuestran empatía

Las personas tóxicas rar vez se ponen en el sitio de los demás. Debido a ello, desprecian los puntos de vista distintos a los propios.

Además, siempre minimizan los problemas de los demás, creyendo y manifestando que no son razones de peso para sentirse mal. De esta manera, las personas que adoptan su punto de vista se sienten todavía peor. Ahora, además, piensan que son débiles y generadoras o contribuidoras a su propio sufrimiento.

2. Son poco autocríticas

Las personas tóxicas creen que nunca se equivocan y que los demás le dan motivos para comportarse de cierta forma. De ese modo, nunca se interesan por dar una disculpa que haga sentir mejor a los demás.

Adicional a ello, en algunos momentos son capaces de decir que la víctima se inventa los hechos o que no sabe entender. Por eso, hacen sentir inseguras a las demás personas.

3. Se proyectan en los demás para adoptar el papel de víctimas

Una persona tóxica no es capaz de reconocer cuando está molesta o disgustada. Debido a ello, afirma que la otra persona es la culpable del curso de los acontecimientos por actuar a la defensiva, siendo en última instancia la responsable del daño que está produciendo el conflicto.

Con esto consiguen que los demás se sientan confundidos, y en muchos casos terminen por aceptar su forma de actuar.

4. Usa la intimidación para manipular

Las personas tóxicas son capaces de desafiar a los demás y ponerles nerviosos con el objetivo de controlarles. Con esas acciones, consiguen que todos hagan lo que ellos quieren y nadie se atreva a llevarles la contraria.

Además, cuando reconocen puntos de vulnerabilidad en los demás, no dudan en explotarlos para situar los en una situación de debilidad. Así, pueden utilizarles mejor para sus propósitos.

5. Demuestran desprecio

Una persona que con comportamientos tóxicos le dice palabras ofensivas a los demás y no le interesan las consecuencias. Esto, debido a que les genera molestia los logros ajenos y quieren que los demás también alimenten el pesimismo.



¿Cómo neutralizar los comportamientos tóxicos?

En primer lugar, para bloquear comportamientos tóxicos debemos conocer y tener puntos de control para que nadie consiga traspasar esos límites que consideramos líneas rojas. En ninguna relación puede perderse el respeto.

En segundo lugar, es importante entender que, como potenciales víctimas, no somos los culpables de haber desencadenado el conflicto. Una buena autoestima nos ayudará en este sentido.

Por último, si ninguna de esas acciones funciona, lo recomendable es alejarse de la persona para evitar daños emocionales.

Te podría interesar...
7 señales de un ambiente laboral tóxico
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
7 señales de un ambiente laboral tóxico

Analizamos las distintas señales que definen un ambiente laboral tóxico. Este tipo de problemas deben ser rápidamente solventados por un buen líder...



  • González Arratia López Fuentes, Norma Ivonne, Valdez Medina, José Luis, Optimismo-pesimismo y resiliencia en adolescentes de una universidad pública. CIENCIA ergo-sum, Revista Científica Multidisciplinaria de Prospectiva [Internet]. 2012;19(3):207-214.