Comunicación empresarial: tipos y características

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 9 octubre, 2018
Pedro González Núñez · 9 octubre, 2018
Aprende los tipos de comunicación empresarial que usan las organizaciones actuales.

La sociedad laboral está compuesta por empresas y empresarios, autónomos, pymes, minoristas, multinacionales, empresas familiares, etc. Todos forman un conglomerado en el cual hay una herramienta básica y fundamental. Hablamos de la comunicación empresarial, hoy describiremos sus tipos y características.

A nivel empresarial, además de la organización, una buena comunicación a nivel interno ayudará a que todas las partes integrantes de la empresa trabajen juntas para alcanzar un objetivo común. A nivel externo es absolutamente necesaria y conveniente una correcta comunicación empresarial, puesto que es la que va a ser utilizada con organismos, clientes, proveedores, etc. De ella va a depender el éxito o el fracaso de un negocio.

La importancia de la comunicación empresarial

Ya que es tan sumamente importante, vamos a ver qué es exactamente la comunicación empresarial. Es un conjunto de procedimientos que realiza la empresa para transmitir y recibir la información necesaria para su correcto funcionamiento.

La transmisión de información se va a producir de dos maneras. Una a nivel interno, es decir, entre los integrantes de la misma, directivos, departamentos, empleados, etc.; otra a nivel externo, con todos los actores exteriores con los que haya que tener relación.

Cuando hay una buena comunicación empresarial a todos los niveles, las organizaciones funcionan de manera excelente, ya que todas las personas involucradas saben cómo actuar en todo momento. Así se eliminan las dudas, aumenta la seguridad, se reducen los errores, se fomenta la motivación, la interacción… Por tanto, mejora la productividad y la resolución de problemas de manera satisfactoria para todos.

Monigotes conectados por líneas

Tipos de comunicación empresarial

“El que sabe pensar, pero no sabe expresar lo que piensa; está en el mismo nivel que el que no sabe pensar”.

-Pericles-

Al igual que no todas las organizaciones son idénticas y no tienen las mismas necesidades, tampoco utilizan las mismas formas o canales de comunicación. Existen diversos tipos, al igual que hay diferentes empresarios y empresas.

Interna y externa

Es la base y por eso ha sido mencionada anteriormente. La interna es la que se produce entre todos los integrantes de la empresa y los diferentes departamentos.

En cambio, la externa es la que se produce con todos los agentes externos a la empresa, entidades financieras, clientes, proveedores, organismos públicos, etc.

Sentidos ascendente, descendente y horizontal

En este caso habrá que atender a la situación en la jerarquía que tienen emisor y receptor. En el caso de la ascendente, el emisor será un empleado y el receptor un superior, puesto que el mensaje va en sentido vertical de abajo hacia arriba, atendiendo al orden jerárquico.

Cuando se produce el hecho contrario, es decir, que es el superior el que se comunica con el empleado, es cuando es descendente, puesto que va en sentido vertical de arriba hacia abajo. Es diferente el último caso, que es el que se produce entre personas que ocupan el mismo orden dentro de la organización; por este motivo que recibe el nombre de horizontal.

Monodireccional y bidireccional

La bidireccional es la más común y la que más se usa. En ella intervienen como mínimo dos sujetos, emisor y receptor, y ambos interactúan en el intercambio de comunicación.

En cambio, cuando un superior manda una orden, solamente actúa el emisor, ya que no hay un intercambio entre ambos, por este motivo se denomina monodireccional.

Formal e informal

El último tipo también es muy usual y depende de quiénes interactúen. Es formal cuando se produce de manera externa con agentes de fuera de la empresa, en especial organismos oficiales, entidades financieras y servicios exteriores, se suele usar un tipo de comunicación más serio, respetuoso, legal, técnico, etc.

En cambio, cuando la comunicación se produce entre compañeros de la misma empresa, suele ser más coloquial y directa, puesto que se trata de un entorno más familiar. De esta manera, de manera interna, las normas de protocolo se suelen relajar.

Líder con su equipo de trabajo

Características de la comunicación empresarial

“Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que se dice”.

-Peter Drucker-

Las características que definen a la comunicación empresarial son perfectamente definibles y están basadas en su correcto uso y en los objetivos que se persigan. Por tanto, se establecerán en función de lo que se pretenda conseguir en la organización.

No obstante, hay objetivos que siempre deben estar presentes, que de alguna manera son transversales e independientes del contexto. Uno de ellos es que la comunicación debe ser lo suficientemente clara para que el receptor la entienda. De hecho, si esto no se da, la comunicación pierde todo su sentido. Finalmente, señalar que la buena emisión y recepción del mensaje siempre minimiza esos malentendidos que tan mal ambiente pueden llegar a generar en una empresa.

Andrade, Horacio. (2005). Comunicación organizacional interna: proceso, disciplina y técnica. España: Gesbiblo, S. L.