9 cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación

Hay personas que estropean una conversación ya con la primera palabra que dicen. Es necesario tener en cuenta una serie de consejos para convertirnos en buenos introductores de diálogos eficaces y enriquecedores.
9 cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 24 septiembre, 2021.

Última actualización: 24 septiembre, 2021

Hay cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación si no queremos estropear, ya de entrada, ese diálogo. Tener en cuenta una serie de frases y expresiones nos permitirá ser buenos artesanos de los diálogos prácticos y, sobre todo, enriquecedores. Como bien sabemos, abundan en exceso quienes hacen uso de ese estilo agresivo que ya con la primera palabra nos dejan bloqueados.

Aún no somos del todo conscientes de cómo puede cambiar nuestra realidad cuando nos convertimos en buenos comunicadores. Por ejemplo, la persona hábil a la hora de abrir y mantener una conversación refuerza su autoconfianza. No solo se optimiza la capacidad de llegar acuerdos, sino que además se potencia la autoestima y la visión de uno mismo.

De este modo, si importante es saber escuchar, transmitir un mensaje de manera clara y segura o hacer uso de la asertividad, igual de decisivo es abrir un diálogo. Iniciar una conversación es como llamar a la puerta de otro y presentarnos en su casa, en su espacio íntimo y privado. No solo hay que hacerlo con respeto, hay que cautivar.

Profundizamos en ello.

“Los hombres sabios hablan porque tienen algo que decir; los necios porque tienen que decir algo”.

-Platón-

Amigos hablando sobre las cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación

Cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación

Hay excelentes formas de iniciar una conversación y nueve de estropearla desde el principio. Lo más llamativo es que, en buena parte de los casos, quien hace uso de esas entradillas desafortunadas no siempre es consciente de sus escasas habilidades en materia comunicativa. Por lo general, esas introducciones poco hábiles son el resultado de una mala gestión emocional.

En ocasiones, hay quien se deja llevar por el enfado, la impaciencia o la frustración. Asimismo, también debemos tener presente que esa forma agresiva de entrar en un diálogo es característico de la personalidad narcisista. De hecho, estudios, como los realizados en la Universidad de Iowa y la Universidad de Texas, destacan esta misma variable.

El narcisismo conversacional es aquel que pone el foco en uno mismo y pasa por alto a su interlocutor. De algún modo, el hecho de iniciar una charla partiendo solo de los propios sentimientos y las necesidades (y nunca del respeto ajeno) tiene mucho que ver con este perfil.

Veamos por tanto esas cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación.

1. Con el debido respeto…

“Con el debido respeto, eso que has dicho hace un momento no tiene mucho sentido, he venido para decir que yo pienso…”. Este podría ser el ejemplo de un inicio de conversación que aplica ese conjunto de palabras. Como bien podemos imaginar, que alguien empiece hablándonos de este modo ya nos pone a la defensiva.

Es una forma de sarcasmo y un estilo poco amable de proceder en un diálogo. Existen muchas más formas de dirigirnos a alguien para decirle algo concreto, pero es mejor no empezar de esta manera.

2. Hola, no debería decirte esto, pero…

Son muchas las personas que, de pronto, llegan hasta nosotros diciéndonos esta frase para después revelarnos algún tipo de confidencia o información. Tengámoslo claro, quien usa estas palabras es un chismoso o está vulnerando la confianza de alguien. No es alguien de fiar.

3. Sé que lo que voy a decirte no te va a gustar, pero tengo que hacerlo…

¿Cómo nos quedaríamos si alguien llega hasta nosotros diciéndonos esto? Lo que sentiríamos es sensación de alarma y, al poco tiempo, adquiriríamos una actitud defensiva. Nos van a decir algo “malo” y debemos prepararnos. Entre las cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación esta es un claro ejemplo.

Hay muchas maneras de hacerle llegar a alguien una crítica, pero esta no es la más adecuada. En su lugar podemos hacer uso de otros ejemplos: ¿cómo estás?, ¿qué tal el día? Si tienes tiempo quería hablar contigo sobre un aspecto. Respeto y entiendo tu posición, pero creo que tal vez estaría bien tener en cuenta otras opciones (…).

4. Tú y yo tenemos que hablar…

Entre las cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación esta es la más llamativa. Es la que usaría el clásico abusón de instituto, por tanto, evitémosla. Si estamos enfadados con esa persona en concreto, elijamos otros modales, otros recursos.

5. Sin ofender ni nada, pienso que…

Cuando alguien se dirige a otra persona con la frase “sin ofender ni nada” ya está ofendiendo. La comunicación es una dinámica tan sutil y delicada que las palabras, como el tono o la expresión pueden ser armas muy dolorosas. Procuremos evitar estas “entradillas conversacionales”.

6. Mira, en mi humilde opinión…

Ninguna opinión es humilde. Las opiniones están cargadas de valor y buscan exponer una realidad, la de cada uno. Por tanto, iniciar una conversación de esta manera genera cierta inquietud. De hecho, este tipo de recursos son propios de las personalidades manipuladoras

Hombre hablando sobre las cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación

7. Sé que no es de mi incumbencia, pero…

Seguramente quedaremos sin aliento si alguien se acerca hasta nosotros diciéndonos algo así. De hecho, como el resto de cosas que es mejor no decir al inicio de una conversación, genera la misma sensación: la de amenaza. E incluso miedo.

8. Hace tiempo que no hablamos, parece que me estás evitando

Es posible que la persona que nos diga esto quiera incluir una pincelada de humor. Sin embargo, esta técnica no es ni amable ni adecuada para iniciar un diálogo, si es lo que se pretende. Siempre será mejor empezar una conversación evitando alusiones personales e inquietantes como esta.

9. Tengo que ser honesto contigo

“Hola, qué tal todo, mira, tengo que ser honesto contigo (…)”. Esta manera de empezar un diálogo llenará de preocupación al receptor desde el primer segundo. Todos sabemos que cuando alguien quiere hacer un alarde de sinceridad (y nos avisa de ello) acaba siendo agresivo en su mensaje y esto es algo que conviene evitar.

Los procesos comunicativos son altamente complejos. Sin embargo, con un poco de empatía, buen hacer y sentido común pueden lograrse experiencias armoniosas y enriquecedoras. Esas en las que nunca saldrán este tipo de expresiones.

Te podría interesar...
Hablar con desconocidos es bueno para tu cerebro
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Hablar con desconocidos es bueno para tu cerebro

Hablar con desconocidos es bueno para tu cerebro y salud. Es un modo sencillo de aliviar la ansiedad y de sentirnos libres de juicios.



  • Ferguson, Sherry Devereaux (March 2014). Communication in everyday life : personal and professional contexts. Lennox Terrion, Jenepher, 1963-. Don Mills, Ontario, Canada. ISBN 978-0-19-544928-0. OCLC 861207333
  • Trenholm, Sarah, 1944- (2013). Interpersonal communication. Jensen, Arthur, 1954- (7th ed.). Oxford: Oxford University Press.
  • Vangelisti, Anita & Knapp, Mark & Daly, John. (1990). Conversational narcissism. Communication Monographs - COMMUN MONOGR. 57. 251-274. 10.1080/03637759009376202.