Cosas que pueden dañar tu relación

Julia Gomez · 1 agosto, 2013

Una relación es como un equilibrista, siempre está en un hilo y buscando el equilibrio. Hay muchas formas de mantener ese equilibrio: Trabajar duro por tu relación, entender qué necesitas, sacrificio y mucho amor. Puedes lograr el equilibrio y tener una relación como siempre soñaste, sin embargo,  hay algunas cosas que pueden dañar inevitablemente tu relación, y no son graves o difíciles de superar, son cosas cotidianas que no estamos dispuestos a hacer o que nos cuestan trabajo.

Ir demasiado rápido

Al principio nos sentimos enamorados y creemos que nuestra relación es infalible. Nos involucramos muy rápido sin reflexionar, no conocemos bien a la persona con la que estamos y simplemente avanzamos muy rápido,a veces a matrimonios sin futuro o situaciones incómodas que terminan rompiendo una relación que de hecho tenía mucho potencial.

No confiar en tus instintos

Siempre te arrepentirás de no confiar en tus instintos cuando algo te dice que las cosas no están del todo bien. Muchas veces estamos tan ciegos por amor que no confiamos en nuestros propios sentimientos. Hay que saber reconocer los problemas cuando existen y solucionarlos junto para que el amor pueda perdurar.

No amarte a ti mismo

Lo anterior va muy de la mano con que tienes que amarte a ti mismo primero y mucho más que al otro y a tu relación misma. Al no valorarte estás inevitablemente condenado a arruinar tu relación, quizá pidiendo demasiada atención o estando dispuesto a pagar ciertos precios para tener la compañía del otro. El amor propio es el arma más poderosa que puedes tener para tener una relación sana.

No tener buena comunicación

Una de las cosas de las que más te arrepentirás y que es extremadamente dañina, es no comunicarse con tu pareja. A menudo no queremos tratar algún problema porque no queremos molestar al otro o herir sus sentimientos, pero la mayoría de las veces lo más necesario es hablar las cosas y arreglarlo cuando todavía hay tiempo.  Para tener una relación saludable hay que ser valiente y hablar las cosas aunque duelan.