¿Cuál es el efecto de internet sobre nuestro cerebro?

¿Cuál es el efecto de internet sobre nuestro cerebro?

Paula Aroca 30, Noviembre 2013 en Curiosidades 11 compartidos


Hay un hecho que nadie puede negar y es que Internet pisa fuerte en nuestra vida cotidiana. Escribimos varios tweets por día, pasamos mucho tiempo viendo fotos en Facebook y chateamos constantemente a través de diferentes servicios de mensajería móvil.

Para muchos, la tecnología guía el trabajo y las tareas cotidianas, ya sea estableciendo la agenda a través de algún dispositivo o revisando el estado del tránsito antes de salir a trabajar. Reconociendo esta realidad, resulta imprescindible preguntarse cómo afecta esto a nuestro cerebro, un órgano tan plástico y adaptativo.

Modelos de adaptación

En la actualidad, podemos hablar de cinco casos diversos de adaptación del cerebro a Internet:

1. El cerebro de un adicto: un gran número de personas presentan patrones recurrentes similares a personas adictas a las drogas, como por ejemplo la abstinencia luego de cierto lapso de tiempo sin conectarse a la red.

2. Soledad y celos: a diferencia de lo que la mayoría cree, las personas se aíslan a medida que abusan de las redes sociales. Además, suelen generar sentimientos de celos e incluso envidia hacia aquellas personas que suben fotos de sus éxitos. A este efecto se lo ha denominada “Depresión Facebook”.

3. Suicidios de adolescentes vulnerables: diversos investigadores de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, han demostrado que, cuanto mayor es el tiempo que se pasa navegando en Internet, mayor es la probabilidad de suicidio o autoflagelación en adolescentes vulnerables (es decir, de aquellos que han considerado suicidarse o dañarse en el pasado).

4. Problemas de memoria: la sobrecarga de información puede saturar nuestro cerebro, por lo que dificulta nuestra capacidad de atención, filtración de datos y hasta nuestra memoria, tanto de corto como de largo plazo.

5. Mejora de las funciones cerebrales: así es, no todo tiene que ser malo en lo que respecta a la adaptación de nuestro cerebro a Internet. Según un estudio científico realizado en el año 2008, el uso moderado de la red puede mejorar nuestras funciones cerebrales, especialmente si se usan los motores de búsqueda (Yahoo, Google, Bing, etc.) como herramientas de estimulación de patrones neuronales, algo que ayuda principalmente a los adultos mayores de edad. Esto quiere decir que la acción de buscar por Internet involucra una actividad cerebral compleja que, al ejercerla con prudencia, puede estimular favorablemente nuestras neuronas.

Como podemos ver, la adaptación de nuestro cerebro hacia las nuevas tecnologías varía según el uso cotidiano que les demos a éstas. Abusar de Internet puede tener efectos negativos en la psiquis de las personas, especialmente en aquellas con una tendencia hacia la vulnerabilidad. Por otra parte, el correcto uso de Internet, guiado específicamente por la moderación diaria, puede mejorar el funcionamiento cerebral.

Cómo encarar los problemas

¿Piensas que puedes llegar a tener alguna de los primeros cuatro tipos de adaptación cerebral con respecto a Internet? Ten en cuenta que nunca es tarde para establecer cambios. Trata de pensar objetivamente sobre el uso que le das a las nuevas tecnologías y sobre el tiempo que le dedicas diariamente a, por ejemplo, navegar por las redes sociales; y recuerda que si moderas este aspecto de tu vida, podrás beneficiarte ampliamente. ¿Qué crees?

Imagen cortesía de Ben Raynal.

Paula Aroca

Ver perfil »
Te puede gustar