¿Cuáles son las funciones de los hemisferios cerebrales?

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Cuando hablas, escribes o lees, activas (en mayor parte) tu hemisferio izquierdo. Si estás aprendiendo a tocar un instrumento, será tu hemisferio derecho quien te guíe en ese proceso. ¿Te gustaría conocer más sobre los hemisferios cerebrales?
 

¿Qué hemisferio domina en ti, el izquierdo o el derecho? ¿Eres más lógico u ordenado o te inclinas más bien hacia una personalidad artística y creativa? Este tipo de creencias han vivido durante décadas entre nosotros conformando un auténtico neuromito sobre las funciones de los hemisferios cerebrales. Ahora bien, no es cierto que cada uno de nosotros presentemos un tipo particular de dominancia cerebral.

Nadie usa un hemisferio más que otro. ¿Qué harían entonces esas regiones en desuso? ¿Permanecer en pausa, desaparecer quizá? Las personas utilizamos todas y cada una de las áreas cerebrales porque este órgano está sofisticadamente interconectado. El simple hecho de leer, de analizar lo que leemos y después divagar sobre ello para tomar una decisión determinada ya hace que nuestros dos hemisferios participen.

Ahora bien, lo que sí es cierto es que las funciones de los hemisferios cerebrales están ligeramente lateralizadas. Es decir, el hemisferio derecho se ocupa en mayor parte de unas tareas que le son propias. Lo mismo ocurre con el izquierdo.

 

Por ejemplo, sufrir una lesión en este último podría producir o ser el origen de serios problemas para leer este artículo e incluso para hablar. El ser humano dispone de una región especializada en la interpretación de los símbolos (la lectura) algo único en nuestra especie.

Por tanto, es recomendable dejar a un lado los clásicos neuromitos y centrarnos en lo evidente: tenemos un cerebro altamente especializado y organizado en dos hemisferios asimétricos que, sin embargo, trabajan en conjunto para permitirnos ser funcionales. Profundicemos un poco más.

Cerebro

Funciones de los hemisferios cerebrales: características y curiosidades

Hay un hecho que siempre ha llamado la atención de los neurocientíficos. ¿Por qué un órgano que funciona a través de la interconexión está organizado en dos hemisferios diferenciados? Los médicos griegos del siglo III a. C. tenían una interesante teoría: el hemisferio derecho estaba especializado en la percepción y el hemisferio izquierdo em la comprensión.

 

Más tarde, el doctor Arthur Wigan, autor de la teoría de la mente dividida, sugeriría en 1844 que las personas debíamos tener dos cerebros con una mente en cada uno de ellos. Este enunciado fue descartado con el paso de los años. Investigaciones posteriores ya evidencian que no existe una separación como tal, que no es correcto ver los hemisferios cerebrales como dos áreas opuestas y claramente diferenciadas.

En realidad, las dos regiones contribuyen entre sí a conformar cada función, proceso y actividad. Por ejemplo, no podemos pensar que el hemisferio izquierdo se ocupa en exclusiva de la comprensión y producción del lenguaje; en realidad, también el hemisferio derecho participa en estos procesos.

Lo mismo ocurre con las habilidades visoespaciales, la razón y la emoción… Es decir, es cierto que cada hemisferio está especializado o lleva el peso en ciertas funciones, pero ambos trabajan en conjunto con una precisión absoluta. Veamos más datos.

¿Qué son los hemisferios cerebrales?

 

Los hemisferios cerebrales conforman la parte más grande del encéfalo. Ambas partes están unidas por el cuerpo calloso, un conglomerado de fibras nerviosas que se ocupan de transferir información de un lado al otro. Los expertos nos señalan que tal vez la base de nuestra inteligencia depende del grado de conexión entre ambos hemisferios.

Por ejemplo, algo que se vio al analizar el cerebro de Einstein fue la gran interconectividad de su cuerpo calloso. Es decir, un flujo de información constante de un área a otra podría ser el hecho que explicara por qué unas personas son más brillantes que otras.

Asimismo, hay otro aspecto importante. Cada hemisferio es responsable de la actividad en el lado opuesto del cuerpo. Es decir, el hemisferio izquierdo se ocupa del movimiento y la actividad del lado derecho y a la inversa. Por ejemplo, una de las consecuencias de este cruce es que si sufrimos una lesión en el área derecha de nuestro cerebro las secuelas se evidenciarán en el lado izquierdo de nuestro cuerpo.

 

Funciones de los hemisferios cerebrales: el lado derecho

Insistimos una vez más que las diferencias entre funciones de los hemisferios cerebrales no son tan antagónicas como pensamos. Ambos comparten funciones por igual y trabajan en conjunto de manera constante. Ahora bien, es cierto que cada uno de ellos está más especializado que el otro en determinados procesos.

Veamos cuáles son las características del hemisferio derecho:

  • Se le considera el receptor e identificador de la orientación espacial, el responsable de la percepción del mundo en términos de color, forma y lugar.
  • Se encarga de procesar aspectos como el que podamos reconocernos en el espejo y reconocer también a otras personas.
  • Es aquí donde se llevan a cabo esas tareas relacionadas con la toma de conciencia de nosotros mismos.
  • Los científicos lo definen como un hemisferio integrador porque se encarga de coordinar y dar forma a multitud de procesos. Entre ellos, está el que podamos experimentar sensaciones, sentimientos, el poder hablar y pronunciar las palabras de manera correcta y ordenada (prosodia).
 
  • Una de las funciones de los hemisferios cerebrales más interesantes es la capacidad de crear música, disfrutarla y también de llevar a cabo tareas artísticas. Todas esas realidades «reclutan» un mayor de neuronas en el hemisferio derecho.
  • Su forma de procesar la información es holística. Es decir, ante un problema tiene una visión más amplia e integrada de las cosas.
Cerebro

Funciones del hemisferio izquierdo

Como ya hemos apuntado, una de las características que define al hemisferio izquierdo es la capacidad para procesar letras y palabras para dotarlas de significado. Esto que en apariencia puede resultar sencillo, en realidad incluye a procesos que nos diferencian de otras especies animales. Hablamos de lo último en cuanto a evolución se refiere. Todo ello se localiza en el área izquierda.

  • Gracias a esta capacidad, hemos logrado comunicarnos, leer, escribir, razonar de manera matemática y también en la lógica.
 
  • Asimismo, esta área del cerebro es capaz de resolver un problema descomponiéndolo en partes más pequeñas para poder analizar cada parte, cada proceso. Es más analítico y racional.
  • Por otro lado, se ocupa también de integrar y procesar el concepto del tiempo. Gracias a esta área ordenamos los sucesos y experiencias en secuencias temporales.

Para concluir, como podemos ver el tema de las funciones de los hemisferios cerebrales es tan interesante como revelador. No obstante, recordemos dejar a un lado los clásicos neuromitos: nadie usa más un lado que otro. Todos usamos el cerebro por igual en cada momento, en cada experiencia sentida y plan ideado a través de nuestra imaginación.

 
  • Anderson, B.; Rutledge, V. (1996). Age and hemisphere effects on dendritic structure. Brain. 119: 1983–1990.
  • Dekker S, Lee NC, Howard-Jones P, Jolles J (2012) Neuromyths in Education: Prevalence and Predictors of Misconceptions among Teachers. Front Psychol 3: 429.