Las cinco mentes del futuro

02 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
La inteligencia ha dejado de ser concebida como algo único y estático. El futuro reclama mentes abiertas y flexibles.

¿Qué cualidades y habilidades crees que posee una persona inteligente?. Esta cuestión ha suscitado debate y extensas investigaciones a lo largo de los años. Por mucho tiempo se pensó que la inteligencia era un rasgo de aquellas personas cuya capacidad lógica y matemática fuera sobresaliente. No obstante, Howard Gardner revolucionó las antiguas concepciones con sus propuestas. Entre ellas, la descripción de las cinco mentes del futuro.

Este hijo de refugiados de la Segunda Guerra Mundial comenzó a cuestionarse el concepto de inteligencia y a expandir sus fronteras. Tras ser seguidor de Piaget y su defensa de la inteligencia lógico-matemática, Gardner decidió alejarse del “establishment” que en ese momento dominaba la psicología. 

Una nueva perspectiva: la inteligencia es múltiple

Rechazó la idea de que la inteligencia fuese una capacidad general y única, heredada de nuestros padres e inalterable. Y,,por el contrario, propuso un concepto basado en diferentes habilidades independientes entre sí: el modelo de las Inteligencias Múltiples. 

Pero, además, este visionario vaticinó los cinco tipos de mentes que sería necesario cultivar en el futuro para adaptarse al mundo y sus retos venideros. Hoy sabemos que aspectos como la creatividad, la flexibilidad y la inteligencia emocional son aspectos primordiales y muy valorados, tanto en el mundo laboral como en la vida personal.

Por ello Gardner, acertadamente, amplió el foco para abarcar las muchas habilidades necesarias en un ser humano, más allá de la lógica. Las cinco mentes que propone el autor utilizan las distintas inteligencias y son las más capaces de prosperar en el complejo y desafiante mundo que nos rodea.

Las cinco mentes del futuro

1. La mente disciplinada. Es aquella capaz de comprender la forma de pensar de distintas disciplinas humanas (científica, histórica, filosófica) y aplicarlas en su vida. Además, es capaz de mejorarse y actualizar sus conocimientos constantemente, incluso tras haber terminado la educación formal.

2. La mente sintética. Es aquella que filtra y discrimina la información relevante de la que no lo es. Comprende e integra conocimientos provenientes de distintas fuentes, hasta lograr un todo coherente y comprensible. Es capaz de realizar y exponer una síntesis con sentido de la información.

3. La mente creativa. Es la mente del aventurero, quien abre caminos, cuestiona y propone nuevas perspectivas. Es quien se arriesga a ir más allá de lo conocido, planteando nuevas ideas, teorías y productos.

4. La mente respetuosa: es capaz de aceptar y acoger con agrado las diferencias de apariencia, creencias y costumbres entre las distintas culturas, mientras éstas no representen una amenaza para el bienestar común. Quien posee una mente respetuosa comprende a los otros y logra trabajar con ellos de forma efectiva y armoniosa. 

5. La mente ética: va a un nivel más abstracto y se rige por principios morales. Plantea trascender los intereses personales y actuar en pos del bien común. Se esfuerza por comportarse adecuadamente y ejercer sus roles desde la integridad.

Adaptarse al futuro

El trabajo de fomentar estas cinco mentes, tan necesarias para tener éxito en el mundo que ya nos rodea y en el que está por venir, debe abordarse desde dos planos. En primer lugar, cultivar las distintas habilidades en aquellos trabajadores que ya se encuentran en activo. De esta forma lograrán ser más competitivos dentro del mercado actual y se desarrollarán laboral y personalmente de una mejor manera.

Por otro lado, el desafío más importante consiste en un abordaje temprano, en las aulas. Padres y educadores se encuentran ante el reto de abandonar viejos y rígidos paradigmas y desarrollar la inteligencia infantil en todas sus facetas. La creatividad, la flexibilidad, la capacidad de solución de problemas… son habilidades que merecen ser trabajadas desde la infancia.

El cerebro de los niños es extremadamente plástico y se encuentra en pleno desarrollo. Por ello es importante implementar actividades que los ayuden a trabajar estas cualidades cada vez más importantes y demandadas. Memorizar y permanecer durante horas sentado en silencio ante un libro es una propuesta cada vez más obsoleta. El futuro reclama una inteligencia múltiple y unas mentes abiertas y adaptadas a su tiempo. Y es labor de los adultos de ahora fomentar en los niños las habilidades necesarias para que alcancen el éxito y la prosperidad en el futuro.

  • Díaz, A. L. (2010). Reseña de" Las cinco mentes del futuro" de Gardner, Howard. Enseñanza e Investigación en Psicología15(2), 431-432.
  • Gardner, H. (1987). La teoría de las inteligencias múltiples. Santiago de Chile: Instituto Construir. Recuperado de http://www. institutoconstruir. org/centro superacion/La% 20Teor% EDa% 20de20, 287-305.