¿Cuáles son las salidas profesionales del psicólogo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 6 octubre, 2018
Julia Marquez Arrico · 8 octubre, 2018
¿Te interesa la psicología pero no tienes claro cuáles son las salidas profesionales del psicólogo? Si es así, este post es para ti. Conoce las principales salidas laborales de la psicología y las vías de formación para acceder a ellas.

La psicología es una ciencia que puede ser considerada reciente y por ello las salidas profesionales del psicólogo para muchos son desconocidas, incluso si se trata de estudiantes de psicología. Cuando alguien nos dice que está estudiando psicología, lo primero que se nos viene a la cabeza es la imagen del psicólogo clínico realizando sesiones de psicoterapia, sin embargo esta solo es una de muchas salidas profesionales.

La carrera de psicología (grado en psicología en España), actualmente es una carrera de formación generalista en la que se trabajan los contenidos generales casi que de todas las salidas profesionales de un psicólogo, pero no se aborda en profundidad los contenidos y habilidades necesarias para el ejercicio profesional con soltura. Sin embargo, esta imagen automática que se nos viene no hace justicia a la diversidad de salidas profesionales del psicólogo. 

Por todo ello, hemos elaborado este artículo para que tengas una idea clara de las posibles salidas profesionales del psicólogo. Además, abordaremos también los pasos necesarios para el ejercicio profesional en cada caso. Si te planteas estudiar psicología, estás ya estudiando la carrera o te sientes perdido porque te queda poco para graduarte, este artículo es para ti.

Psicología, ¿qué es bueno conocer antes de empezar a estudiarla?

En primer lugar, es importante destacar que la psicología en España es una carrera muy completa, en la que se estudia tanto anatomía como estadística. Así, por ejemplo, buena parte de las horas de formación se destinan a la biología del comportamiento, neurociencias, sistemas fisiológicos, sistema endocrino, desarrollo, anatomía, etc.

Así, antes de valorar las salidas profesionales del psicólogo, has de valorar el hecho de que es una carrera con amplios contenidos médico-biológicos. Los primeros años de formación te darán una importante base de conocimientos sobre el funcionamiento sano del cuerpo humano, para luego poder comprender cómo es el funcionamiento de ese mismo organismo en casos de psicopatología. Y en lo que se refiere a psicopatología, a tener en cuenta que la formación es en un 99,9% de orientación cognitivo-conductual.

Mente con forma de puzzle

¿Por qué es importante que tengas todo esto en cuenta? Porque, como resultado de este tipo de formación generalista y de carácter científico, el psicólogo tiene amplias salidas profesionales incluso en contextos que son médico-farmacéuticos, como por ejemplo, especializarse en realizar ensayos clínicos para probar la eficacia de nuevos psicofármacos.

La formación obtenida también permite ejercer como psicólogo en consulta, psicólogo en recursos humanos, en educación, psicólogo social y en docencia e investigación. Pasaremos a ver cada una de estas salidas profesionales.

Las salidas profesionales del psicólogo más habituales

1. Psicología clínica y psicoterapia: lo que el porcentaje más alto de futuros psicólogos quiere hacer

La primera salida profesional que se nos viene a la cabeza es la imagen de un psicólogo y un diván, ¿o no? Sin embargo, esta imagen es solo un estereotipo y mucho se ha avanzado en el terreno de la psicología aplicada a los trastornos psicológicos y problemas emocionales. La realidad es que la psicología clínica y psicoterapia es una de las salidas profesionales más frecuentes del psicólogo; sin embargo, está lejos de ser la única.

Cuando nos referimos a psicología clínica y psicoterapia, estamos hablando del trabajo del psicólogo en consulta. Es la salida profesional que (más o menos) todos conocemos y aceptamos como tarea o rol profesional del psicólogo. Para poder ejercer como psicólogo en consulta, a grandes rasgos, existen dos vías.

Es decir, para trabajar como psicólogo en consulta de psicología tienes que hacer el grado y si es éste es con mención o itinerario en psicología clínica mejor. Aunque el grado en sí mismo no habilita legalmente para ejercer como psicólogo, realizar formación orientada al ámbito clínico te ayudará mucho.

¿Qué diferencia hay entre querer ejercer como psicólogo en el ámbito público o en el privado?

Una vez acabado el grado tienes que saber que, si quieres ejercer en el ámbito público, solo hay una vía: la formación vía psicólogo interno residente o PIR. Esta vía tiene como aspecto muy positivo, que son 4 años de formación retribuida y una vez acabas la residencia en psicología estás habilitado a trabajar en la sanidad pública y en la privada.

Pero, la vía PIR tiene un gran problema, y es que, al año se ofertan unas 134-137 plazas de formación PIR para todos los psicólogos de toda España. Con lo cual, has de realizar un examen de ingreso a esta formación y competirás con aproximadamente con otros 31 psicólogos por una plaza.

Por otro lado, si te interesa trabajar en la sanidad privada o en una consulta de psicología privada tendrás que hacer el Máster en Psicología General Sanitaria una vez acabes el grado. Este máster sólo te habilita a trabajar como psicólogo en el ámbito privado y también te aporta formación en psicoterapia.

No obstante, has de saber que en este caso el método más habitual de trabajo es mediante el régimen de trabajadores autónomos o freelance. En el ámbito privado, la realidad es que la gran mayoría de los psicólogos son profesionales autónomos que trabajan en varios centros a la vez y que compaginan el trabajo en clínica con algún otro tipo de actividad.

Psicóloga realizando terapia individual

2. Psicólogo en recursos humanos: la salida profesional menos buscada, pero la que más demanda tiene

En este caso, nos referimos a que una de las salidas profesionales del psicólogo es trabajar en el área de trabajo y organizaciones. Para este tipo de trabajo también es mejor tener una especialización (máster o posgrado), pero la ventaja que tiene es que a nivel legal. Una vez que se termina el grado en psicología sí estás habilitado para ejercer en recursos humanos, como por ejemplo técnico de selección y dinamizador de grupos/gestión de conflictos laborales dentro de una empresa.

Si en tu caso, te agradan las tareas administrativas y el entorno empresarial, buscar una facultad de psicología que ofrezca dentro de sus itinerarios uno que se centre en psicología del trabajo y las organizaciones es el primer paso para que puedas optar a un puesto, por ejemplo, de técnico de selección.

Además, en los últimos 10 años se ha observado un gran incremento en la demanda de profesionales cualificados para la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) y esta también es una de las salidas profesionales del psicólogo, pero para trabajar como técnico en PRL sí se requiere de formación y acreditación específica una vez acabado el grado en psicología.

“En el ámbito privado, la realidad es que la gran mayoría de los psicólogos son profesionales autónomos que trabajan en varios centros a la vez y que compaginan el trabajo en clínica con algún otro tipo de actividad”.

3. El psicólogo en el ámbito educativo

La psicología se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de patologías, dificultades de aprendizaje o necesidades educativas del alumnado (individual y grupal). Así mismo, el psicólogo educativo se encarga de la orientación, asesoramiento vocacional y profesional.

Para trabajar como psicólogo educativo sí estás habilitado cuando acabas el grado en psicología. Lo mejor para seguir por esta vía es haber seguido un itinerario en psicología de la educación y necesidades especiales. Ahora bien, aunque esto es una facilidad, la principal dificultad de esta salida profesional es que se accede sobre todo mediante el sistema de concurso-oposición (oferta de empleo público).

Dicho de otro modo, para trabajar como psicólogo educativo lo más probable es que tengas que realizar una oposición para poder acceder al puesto: la educación es un área que gestiona el estado y por ello se le aplican las mismas reglas que al resto de puestos de trabajo como funcionario público. Así mismo, existe el rol de orientador educativo que también ha sido una buena salida los últimos años.

Ser orientador educativo es una de las salidas profesionales del psicólogo y se trata de un puesto de trabajo al que acceden psicólogos y psicopedagogos y se encargan básicamente de informar a la comunidad educativa sobre las necesidades especiales del alumnado y elaborar informes psicopedagógicos de cada caso, asegurar la continuidad educativa y tratar de reducir el abandono escolar y orientar a los alumnos a la hora de escoger una carrera o profesión.

Orientadora con alumno

4. La psicología en intervención social: trabajar con diferentes colectivos para ayudarles en su correcto inserción social

El trabajo como psicólogo en el área comunitaria o social posee una serie de funciones que aunque varíen según tu lugar de residencia o trabajo, todas coinciden en que el objetivo del psicólogo social es ayudar a las personas de colectivos especiales (salud mental, malos tratos, riesgo de exclusión social, desempleados de larga duración) a que encuentren un puesto de trabajo y tengan una proyección laboral que les de independencia y autonomía.

Otro ámbito de actuación del psicólogo social es la participación en el diseño o implementación de programas de intervención comunitaria. Por ejemplo, nos referimos a la intervenciones sociales que buscan crear un flujo de apoyo social más solidario, se concentran en la promoción de movimientos asociativos o buscan impulsar la atención a las necesidades de cada comunidad.

Para este tipo de trabajo también estás habilitado con el grado en psicología, aunque siempre es mejor tener un posgrado o especialización. Como hemos mencionado, la formación del grado es generalista y no es suficiente para el ejercicio independiente y responsable de la profesión.

“Para trabajar como psicólogo educativo sí estás habilitado cuando acabas el grado en psicología y es mejor si has seguido un itinerario en psicología de la educación y necesidades especiales”.

5. Docencia e investigación

La docencia y la investigación, aunque menos conocidas, son otras de las salidas profesionales del psicólogo. Se trata de ejercer como profesor y/o como investigador;  ponemos y/o porque estas dos funciones suelen ir de la mano, sobre todo si te planteas trabajar como profesor en el ámbito universitario. Una de las vías para poder trabajar como profesor de universidad es hacer el itinerario grado, máster y doctorado. Plantearte hacer el doctorado implica llevar a término una investigación y elaborar y defender una tesis doctoral.

Por otro lado, el psicólogo puede trabajar como técnico de investigación en infinidad de proyectos de muchísimos ámbitos. Para algunas investigaciones se requieren certificaciones especiales (por ejemplo ensayos clínicos) mientras que para otras no (investigaciones psicológicas, sociales o epidemiológicas). En este caso, el nombre del puesto de trabajo es técnico en investigación y puede darte la oportunidad de optar a una mayor movilidad geográfica, en comparación con las otras salidas profesionales.

Psicólogo investigando

Para terminar, es muy importante destacar que el trabajo como psicólogo en consulta de psicoterapia implica ser autónomo y esto tiene algunos puntos a favor y otros en contra. Así mismo, de todas las salidas profesionales del psicólogo, la única que está regulada y requiere sí o sí de formación posterior al grado es la salida como psicólogo clínico o general sanitario (trabajar en consulta privada).

Hay un gran vacío en el grado en psicología en lo que se refiere a la orientación laboral de los futuros psicólogos y es por ello que los colegios de psicología organizan anualmente jornadas de orientación laboral para el inicio de la actividad profesional. Puedes acudir a una de estas sesiones para informarte de las salidas profesionales que son posibles en tu lugar de residencia. En cualquier caso, plantearte hacer un máster o posgrado en tu área de interés será un requisito indispensable para que tu currículum sea competitivo en un proceso de selección.