Curiosidades sobre el color

Las mujeres y los hombres percibimos de manera distinta el color. Es así en buena medida por culpa del cromosoma X; como ellas tienen dos, parece que son capaces de captar determinadas diferencias de tonalidad que pasan desapercibidas para ellos. Veamos otras curiosidades.
Curiosidades sobre el color
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 09 agosto, 2022

El color es un fenómeno físico capaz de producir varios efectos psicológicos. En estricto sentido, es una creación de nuestro cerebro porque el ojo humano solo capta tres colores: el rojo, el azul y el verde. Todos los demás tonos son una sofisticada mezcla que de alguna manera produce el sistema nervioso.

Newton y su clásico estudio de descomposición de la luz constituyen todo un hito en nuestro conocimiento del color; sin embargo, nuestra fascinación por la gama cromática había comenzado mucho antes. Por ejemplo, cuando los tintes eran escasos, la nobleza pagaba sumas astronómicas por conseguir prendas de color, ya que estas eran un símbolo de poder. Algo que empezó a abaratarse con el descubrimiento de América.

Además, hoy sabemos que tiene una influencia enorme sobre nuestro estado emocional. Tan es así que hoy existe un área del conocimiento llamada “psicología del color” que es esencial en determinadas profesiones, como la de decoradores de interiores.

Uno de los puntos más llamativos asociados con el color es la dificultad que tenemos para definirlo. ¿Cómo describirle el color violeta a una persona ciega? ¿Cómo transmitirle el concepto mismo de color? Se trata de una de esas realidades a las que accedemos por la experiencia, no por el conocimiento abstracto. Hablemos sobre las curiosidades del color.

Una mañana, a uno de nosotros se le terminó el negro, y ese fue el nacimiento del Impresionismo”.

-Pierre-Auguste Renoir-

Algunas curiosidades sobre el color

Como ya lo anotamos, el ojo humano solo capta tres colores. Los demás son una construcción del cerebro. Si detecta que hay mucho rojo y verde, pero poco azul, entonces lo interpreta como amarillo, y así sucesivamente. Pues bien, algunas personas tienen una mutación genética por la que captan de forma natural cuatro colores. A esto se le llama tetracromía, y quienes presentan esta condición ven 100 colores más que el resto de los humanos.

Durante mucho tiempo se creyó que el color blanco era “el más puro”. De ahí que muchos elementos sagrados, de diferentes religiones, emplearan ese tono. Gracias a Isaac Newton se comprobó que el blanco es en realidad el menos puro de los colores, ya que está conformado por la suma de todos los demás. Dicho sea de paso, Newton fue el primero en hacer un círculo cromático, o sea, una paleta que contenía todos los colores que vemos.

Y hablando del blanco, durante mucho tiempo este fue un color asociado a la gente más adinerada. Las telas en su color original eran algo amarillentas, así que para darles el tono blanco debían ser teñidas. Esto las hacía más costosas. Lo más importante es que la gente trabajadora se abstenía de utilizar este color, ya que fácilmente se notaba cualquier sudor o suciedad. Por lo tanto, solo los ricos lo empleaban. De hecho, en los países anglos, incluso hasta hoy, se emplea la expresión “trabajador de cuello blanco.

El rojo y sus curiosidades

Así como el color blanco tiene sus curiosidades, el resto de tonos también tienen las suyas. Sin embargo, uno de los más especiales es el rojo. Para comenzar, se trata del primer tono que distingue el ser humano. Esto se debe a que tiene una longitud de onda más larga y esto lleva a que sea más fácil de procesar por el cerebro del recién nacido. Se cree que los bebés logran identificar el rojo con tan solo dos semanas de vida.

Así mismo, existe una asociación entre el rojo y el apetito. En otras palabras, el rojo da hambre, así como el amarillo. Esa es la razón por la cual la mayoría de los anuncios publicitarios de comida emplean esos tonos en alguna de sus gamas. El rojo también incrementa la frecuencia respiratoria y la presión arterial. No soportaríamos mucho tiempo en una habitación roja, sin inquietarnos.

El rojo también se asocia a lo violento y a lo erótico. En el primer caso, puede ser por su vínculo directo con el color de la sangre. En el segundo caso, el vínculo es indirecto: se asocia con temperatura elevada y el rubor sexual.

Otras curiosidades

El color tiene el poder de activar nuestro deseo, y no solo en el terreno sexual. Por eso, durante muchos siglos se le añadió colorante a las comidas tradicionales, con el objetivo de hacerlas más apetecibles. Todavía se hace, pero en tiempos pasados se abusaba de este recurso. Incluso se empleaban colorantes a base de plomo y mercurio para darle tonos atractivos a los alimentos.

La famosa “sangre azul” no existe, como todos lo sabemos. Lo que sí se ha encontrado es sangre verde. El hallazgo se hizo en un ciudadano canadiense que a lo largo de su vida había consumido una enorme cantidad de fármacos con alto contenido de azufre. Esto hizo que su sangre cambiara de tono.

El color hace más agradables y llamativos los objetos y los espacios. Los tonos favorecen ciertos estados de ánimo. Es un fenómeno fantástico que le imprime un toque especial a todo lo que vemos y hace más variada la realidad.

Te podría interesar...
Los colores de la ropa: ¿qué dicen de ti?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Los colores de la ropa: ¿qué dicen de ti?

Los colores de la ropa que llevas son un reflejo de tu personalidad y estado de ánimo. También se pueden elegir con intenciones conscientes.



  • Byrne, A., & Hilbert, D. R. (2003). Color realism and color science. Behavioral and brain sciences, 26(1), 3-21.
  • León MD. Software educativo: Morfofisiología del ojo humano. Rev. Ciencias Médicas. 2014;18(5):878-892.