Curiosidades de los cómics

El cómic ha sido el refugio de muchos. Aunque no hayamos leído ninguno, todos conocemos a personajes que comenzaron su vida en viñetas. Repasamos algunas de las curiosidades más singulares de este mundo tan icónico.
Curiosidades de los cómics
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 11 noviembre, 2022

Los cómics son mucho más antiguos de lo que algunos piensan. Algunos expertos señalan que ciertas pinturas murales egipcias, griegas o romanas podrían entrar en esta categoría, ya que representan secuencias ilustradas valiéndose del encadenamiento de viñetas. Ciertos códices precolombinos hacen lo mismo, por lo que podrían incluirse en esta clasificación.

Sin embargo, lo habitual es señalar que en materia de cómics, estrictamente hablando, el primero fue la Biblia de Velislav. Este data del siglo XIV y contiene 747 ilustraciones que representan todo el Antiguo Testamento. Esta obra se realizó para que fuera más accesible para el pueblo, ya que eran muy pocos los que sabían leer y escribir entonces.

Lo cierto es que los cómics parecen tener presencia en casi todas las culturas. La idea de narrar una historia haciendo uso de imágenes secuenciales parece estar presente en sociedades muy diferentes, y desde hace mucho tiempo. Veamos otras curiosidades acerca de este mundo tan peculiar.

El trabajo que hacemos es tan exigente como el que tiene cualquiera de los grandes pintores. Nada que aparezca en una página de un cómic es accidental, antes pasó por nuestra mente e imaginación”.

-Will Eisner-

Persona leyendo un cómic
Crédito editorial: nikkimeel / Shutterstock.com

Algunas curiosidades de los cómics

A finales del siglo XIX, se imprimieron por primera vez los cómics en la prensa de Estados Unidos. La publicación que se atrevió fue el New Yorker World, dirigido por el mismísimo Joseph Pulitzer. La historieta se tituló The yellow kids y contaba las aventuras de un niño de la calle, que siempre iba vestido de amarillo y libraba su pequeña batalla contra el individualismo y materialismo de la sociedad.

La historieta fue polémica en la sociedad neoyorquina. Muchos se sintieron injustamente atacados y pensaron que el diario exageraba, que la realidad no era tan cruel. A partir de ese momento se empezó a emplear la expresión “prensa amarilla” o “prensa amarillista” para referirse a los medios de comunicación que buscan audiencia suscitando polémica.

La palabra cómic también tienen su origen en Estados Unidos. Este género se conoce en todo el mundo, a veces con otras palabras. El término original en castellano para denominarlo era “tebeo”. En la actualidad se le reconoce como “el noveno arte”. Incluso, en algunas esferas ya no se habla de los cómics, sino de “arte secuencial”.

Los superhéroes

El ícono de los superhéroes  en los cómics es, sin duda alguna, Superman. Este personaje fue creado por Jerry Siegel, un escritor estadounidense, y por Joseph Shuster, un artista canadiense. Ambos vivían en Cleveland (Ohio) y completaron su idea en 1933. Ofrecieron el personaje a innumerables editoriales, pero nadie estaba convencido de que un héroe de ese estilo fuera a funcionar.

Finalmente, la compañía Detective Comics, Inc., se arriesgó a poner en marcha el proyecto. Compraron el personaje por 130 dólares. La primera historieta salió en 1938, convirtiéndose en rentable en muy poco tiempo. Superman ha salido en prensa, radio, televisión, cine, internet y videojuegos. Está más vivo que nunca, y es tan importante que los medios de comunicación registran como noticia cada variación identificada en su aspecto.

Superman se convirtió en la inspiración para muchos otros superhéroes. Después de la Segunda Guerra Mundial dejó de ser un género tan popular, aunque Superman, Batman o la Mujer Maravilla siguieron atrayendo a un buen número de lectores.

Muñecos de Superman y Batman
Crédito editorial: IKA DEKCHIK / Shutterstock.com

Otras curiosidades de los cómics

Hablando de la Segunda Guerra Mundial, el famoso Capitán América nació en 1941, en plena confrontación. Lo curioso es que la primera portada apareció golpeando la cara de Adolf Hitler. Fue una estrategia muy audaz, mezclando la fantasía y realidad en torno a un tema sobre el que la sensibilidad social era máxima.

Los cómics japoneses se conocen en Occidente con el nombre genérico de “Manga”. Han cobrado mucho protagonismo en las últimas décadas, ya que tanto los personajes como las historias tienen unas características singulares.

Aunque este arte existe desde tiempos antiguos en Japón, quien lo relanzó para el mundo fue Osamu Tezuca, un admirador de la película Bambi, que vio 80 veces. Estaba tan obsesionado con ese personaje que le puso ojos extremadamente grandes a todos los personajes de Astroboy, el primer manga exitoso. Desde entonces, este rasgo se mantuvo en ese tipo de historietas.

A propósito del manga, el más vendido de la historia es One Piece, aunque casi todo el mundo cree que es más famoso Dragon Ball y Dragon Ball Z. La serie más larga de los cómics de este tipo es Sazae-San, que se transmite en Japón de forma ininterrumpida desde 1969. Ya completó más de 1 700 episodios. Así es el mundo de los cómics: fantástico por donde se le mire.

Crédito editorial de la imagen principal: Felix Lipov / Shutterstock.com
Te podría interesar...
La terapia del cómic: cómo Superman puede salvarte
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La terapia del cómic: cómo Superman puede salvarte

Ahora el cómic también puede utilizarse en terapia como medio para trabajar los pensamientos, emociones y comportamientos ante un problema.



  • Gubern Garriga-Nogués, R. (2014). De los cómics a la cinematografía. Espacio, tiempo y forma. Serie V, Historia contemporánea, 26, 377-399.
  • Neville, J. F. (1990). The Yellow Kids: Foreign Correspondents in the Heyday of Yellow Journalism: By Joyce Milton. Harper and Row, 1989, 412pp. $22.95, Cloth.