Curiosidades sobre los besos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 febrero, 2015
Okairy Zuñiga · 25 febrero, 2015

En un beso sabrás todo lo que he callado” (Pablo Neruda)

Los besos nos permiten demostrar nuestro amor, nos hacen sentir felicidad y son importantes en toda relación. Han acompañado al ser humano desde siempre y ya sea que te gusten tiernos o apasionados, siempre serán parte importante de la vida en pareja.

Hoy te daré algunos datos y algunas buenas razones para besar más seguido.

El origen de los besos aún es incierto. Se cree que es una costumbre de los primeros pobladores, donde las madres masticaban la comida para dársela a sus hijos. Como hacen actualmente los pájaros.

Los científicos consideran que las feromonas aceleraron la evolución del beso íntimo. Muchos animales y plantas utilizan las feromonas para comunicarse con otros de su misma especie. Si las feromonas desempeñan un papel importante en el cortejo, besarse podría ser una buena manera de transmitirlas.

Hay muchas formas de besar. Puedes besar con pasión, con dolor, con desesperación. Con amor, con deseo o hasta con lujuria. También hay muchos mensajes que puedes transmitir al besar a alguien. Quieres que conozca cosas de ti que no te animas a decirle o que te perciba de otra manera. Porque es así, el beso es asunto de dos.

“No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos.”  (K. Bernhardt)

El primer beso siempre es inolvidable. El primer beso que damos en la vida es un recuerdo que todos tenemos, lleno de amor y romanticismo. Pero al comenzar una nueva relación, el primer beso también es crucial.

Cuando das el primer beso estás sintiendo y juzgando muchas cosas. Hay ciertas cosas que tú observas y evalúas, pero hay muchas otras que no percibes. Tu cuerpo y tu cerebro reciben esa información invisible y la procesan para luego enviarte sensaciones que tú vas a usar para llegar a una conclusión.

“La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de sí la rendición.” – (Emil Ludwing)

Todos los besos que das, transmiten sensaciones táctiles inigualables. Motivan, dan un sentimiento de intimidad, euforia y hasta excitación sexual. Esa oleada de mensajes neuronales puede llegar a determinar el grado de compatibilidad que tengas con tu pareja. Y así determinan la duración de esa relación.

“Lo bueno de los años es que curan las heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.” (Joaquín Sabina)

Las sustancias que liberan y el placer que nos producen son similares a las de algunas drogas químicas. Por eso generan adicción, y si encontraste al químicamente compatible ¡sus besos te serán irresistibles!

Tus labios tienen la parte de piel más fina de todo tu cuerpo y además están densamente poblados de neuronas sensoriales. Eso hace que la sensación de tacto que se genera sea mucho más grande incluso que cuando acaricias a alguien.

El acto de besar provoca muchos efectos hormonales. Los estudios revelan que son más visibles en hombres que en mujeres. Esto pasa porque las mujeres necesitamos una infraestructura de romanticismo y dedicación extra para obtener los mismos resultados que los hombres.  Esas sustancias químicas estimulan el pulso y la presión sanguínea.

“El más difícil no es el primer beso, sino el último.”  (Paul Géraldy)

El beso puede ser una prueba de fuego para un hombre y para una relación. Aunque evolucionó como una estrategia de cortejo, las mujeres lo usamos para clasificar a esa posible pareja.

Si no sabe besar o simplemente no te impresionó, seguramente esa relación no será muy longeva.

Sin dudas, el romanticismo aún existe y los labios que besan siguen siendo los más lindos.