7 datos curiosos sobre los sentidos

Los científicos aún no se ponen de acuerdo sobre cuántos sentidos existen. Lo que percibimos a través de ellos es muy difícil de describir con palabras.
7 datos curiosos sobre los sentidos
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 12 agosto, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 12 agosto, 2021

Última actualización: 12 agosto, 2021

El primero de los datos curiosos sobre los sentidos es que estos son, básicamente, nuestro contacto con el mundo. Se trata de funciones complejas, asociadas a órganos del cuerpo que tienen una conexión directa con el cerebro.

En realidad, el ser humano es uno de los animales peor dotados en materia de sentidos. Son muchas las especies que nos aventajan en vista, oído, olfato y tacto. Sin embargo, los humanos tenemos lo necesario para sobrevivir con esas limitaciones.

Nada hay en la mente que no haya estado antes en los sentidos”.

-Aristóteles-

Lo que los sentidos captan acerca del mundo está solo en nuestra mente. Está claro que hay una realidad externa, pero de ella solo podemos capturar lo que los sentidos permiten. Incluso lo hacemos de forma poco precisa: ¿puedes definir qué es rojo? Veamos otros datos curiosos sobre los sentidos.

1. Las limitaciones, uno de los datos curiosos sobre los sentidos

Entre los datos curiosos sobre los sentidos, destaca su propia limitación

El primero de los datos curiosos sobre los sentidos es que en realidad no percibimos el mundo como es, sino como nos lo permiten esas facultades y sus órganos. Hay muchos aspectos de la realidad que nunca vamos a experimentar realmente.

Por ejemplo, el ojo no puede captar los rayos X o los ultravioletas. Sin embargo, vaya que existen y de hecho pueden hacernos daño. Tampoco el oído es capaz de percibir todos los sonidos; por eso las ballenas jorobadas conversan y un humano normal no se da por enterado de ello.

2. Curiosidades del sentido de la vista

Hay varios datos curiosos sobre los sentidos que tienen que ver con la vista. Comencemos por decir que cada ojo, o más bien cada globo ocular, pesa alrededor de unos 28 gramos. Están llenos de agua.

Un ojo tiene alrededor de 130 millones de células fotosensibles; se dice que todas caben en un área similar a la de un sello postal. La vista percibe alrededor de 10 millones de colores y el ojo parpadea entre 10 y 24 veces por minuto. Una persona con vida promedio parpadea aproximadamente 415 millones de veces.

3. Curiosidades del sentido del olfato

En el olfato también se concentran varios de los datos curiosos sobre los sentidos. Hay alrededor de 10 millones de receptores olfativos en cada fosa nasal. Solo 1.000 de ellos se han especializado en captar los malos olores.

Las mujeres tienen más desarrollado el olfato que los hombres, y este sentido es más agudo en todas las personas durante la infancia. Si sufres un resfriado, puedes perder el olfato en forma temporal. Sin embargo, algunas personas no llegan nunca a recuperarlo.

4. Curiosidades del sentido del gusto

Los sabores se perciben a través de las papilas gustativas que están en la lengua y en parte del paladar y el esófago. Tenemos entre 8.000 y 10.000 de esas papilas. Sin embargo, el sentido del gusto no puede funcionar si no está activo el sentido del olfato.

Por ejemplo, el salado, el dulce, el amargo, el ácido y el picante se procesan a través de nervios que están en la base de las papilas. Hay otro sabor: el umami. Este es captado por receptores sensibles a los aminoácidos. Tenemos dos ojos, dos fosas nasales, dos oídos y una sola lengua. Por algo será.

5. Curiosidades del sentido del tacto

Se puede decir que el tacto es el rey de los sentidos porque abarca toda la extensión del cuerpo y su órgano es la piel. Tenemos 16 000 receptores para el calor, 150 000 para el frío, 500 000 para la presión y 4 millones para el dolor.

La piel promedio en un adulto tiene una extensión de 1,7 metros cuadrados y pesa 3,5 kilogramos.

Hay zonas del cuerpo que son más sensibles que otras: manos, labios, cara, cuello, lengua, dedos y pie. Los dedos son ultrasensibles: detectan el movimiento de un objeto que se desplace una milésima parte de un milímetro. La zona de la piel menos sensible es la mitad de la espalda.

Mujer con la piel blanca

6. Curiosidades del sentido del oído

Uno de los datos curiosos sobre los sentidos, es que el oído es probablemente el más sensible de todos. Captan sonidos que están a una diezmillonésima parte de un segundo. Saben distinguir entre 1.500 tonos diferentes. También es el último sentido que se pierde, antes de morir.

El oído jamás descansa. Al dormir, el cerebro inhibe la capacidad de captar sonidos, pero si hay un ruido fuerte, seguro despertamos. Dentro de los sonidos que más molestan e irritan a los seres humanos está el llanto de un bebé, las arcadas de una persona mientras vomita, la fricción de un cuchillo contra el cristal y un taladro eléctrico.

7. ¿Más sentidos?

De forma típica se habla de cinco sentidos, sin embargo, poseemos al menos otros cuatro y no incluyen ni el sentido del humor, ni el sentido común. El sexto vendría a ser el sentido del movimiento, que permite percibir la aceleración y mantiene el equilibrio.

También están estos otros sentidos:

  • Propiocepción. Este sentido permite identificar la posición de las diferentes partes del cuerpo. También incide en el equilibrio y la coordinación.
  • Termocepción. En los humanos permite sentir el calor y el frío; a otros animales también les ayuda a conocer la dirección del viento.
  • Nocicepción. Permite percibir el dolor.

Estas son solo algunas de las curiosidades sobre los sentidos. Estas facultades y los órganos que las portan son una maravilla de la evolución. Verdaderas máquinas de captación de la realidad.

Te podría interesar...
Los recuerdos que evocan nuestros cinco sentidos
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Los recuerdos que evocan nuestros cinco sentidos

Un olor que nos transporta en nuestra memoria, una imagen del pasado, un momento que parece que hemos vivido ya... Son nuestros sentidos y los recu...



  • Beltrán, V. (2016). Los sentidos humanos «conservados u olvidados»? Revista de lexicografía, 22, 73-92.