Depresión y rendimiento académico, ¿cuál es su vínculo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 10 febrero, 2019
María Alejandra Castro · 9 febrero, 2019
La depresión y el rendimiento académico pueden estar íntimamente relacionados, pues las emociones del individuo llegan a influenciar los entornos en los que se desenvuelve.

Instalar la apatía y la tristeza en nuestro estado de ánimo puede tener consecuencias sobre el resto de ámbitos de nuestras vidas, repercutiendo así en varios de los planos de nuestra vida. Hoy hablaremos de la depresión y el rendimiento académico, y de manera más concreta nos fijaremos e intentaremos entender la relación entre las dos variables.

Lo cierto es que todos hemos sentido en alguna ocasión como nuestro ánimo se evaporaba. Este devenir tan común suele ir acompañado de una cierta apatía social, pasando a contar con menos y peores reforzadores. Este es el marco en el que analizaremos la relación entre depresión y rendimiento académico.

El rendimiento académico

El rendimiento académico es una medida de desempeño que se puede expresar de manera absoluta o relativa. Por otro lado, la valoración de este rendimiento no solo va a depender de la persona que realiza el desempeño.

Una de las variables que tendría que ver intrínsecamente con la persona sería la inteligencia. Ahora bien, cuando hablamos de inteligencia no nos referimos únicamente a la intelectual. Psicólogos, como Howard Gardner, defiende la existencia de diferentes inteligencias. Por ejemplo: la naturalista, la intelectual, la interpersonal, la emocional, entre otras.

Por otro lado, el rendimiento académico viene a expresar el desempeño de una persona en un área muy concreta, la académica. En algunos casos se evalúa de acuerdo con el resultado del examen final, otras lo van evaluando cada cierto tiempo, otras incluyen el comportamiento dentro de la evaluación, etc. Cada lugar va a establecer cuáles son los criterios para determinar cuál ha sido el rendimiento, por norma, de un alumno. Aunque también se puede evaluar la labor del profesor, la de coordinación, la de orientación, etc.

Chica estudiando

La depresión

La depresión es definida de forma precisa por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Se habla de depresión mayor cuando están presentes cinco o más de los siguientes síntomas, durante al menos dos semanas, representando un perjuicio para la adaptación de la persona. Además, al menos uno de los síntomas debe ser que la persona se encuentre en un estado de ánimo depresivo o pérdida de interés o placer. Vamos con los síntomas:

  • Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Disminución significativa del interés o el placer en la mayoría de las actividades, casi todos los días.
  • Pérdida de peso, sin hacer dieta o aumento de peso o disminución o aumento del apetito durante casi todos los días.
  • Insomnio o hipersomnia casi todos los días.
  • Sensación de fatiga o pérdida de energía.
  • Agitación o retraso psicomotor.
  • Sentimiento de minusvalía o de sentimiento de culpa infundado o excesivo (que puede ser delirante), casi todos los días.
  • Pensamientos de muerte recurrentes (no solo miedo a la muerte), ideas suicidad recurrentes sin un plan específico, intento de suicidio o un plan para llevarlo a cabo.
  • Disminución de la capacidad de concentración, o parata decidir, casi todos los días.

Ahora bien, esto se podría determinar según la información subjetiva o la observación de otras personas. Además, los síntomas causan un malestar clínicamente significativo e interfieren en áreas importantes del funcionamiento.

Por otra parte, este episodio no es atribuible a la ingesta de ninguna sustancia ni el cuadro que manifiesta la persona se explica mejor por un trastorno esquizoafectivo, esquizofrenia trastorno esquizofreniforme, trastorno delirante u otro trastorno especificado o no de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. Además, nunca debe haber habido un episodio maníaco o hipomaníaco.

Existen otros trastornos relacionados con la depresión y que comparten algunos de los síntomas mencionados anteriormente. Sin embargo, en este artículo nos centraremos en el trastorno depresivo mayor.

¿Cuál es el vínculo entre la depresión y el rendimiento académico?

La depresión mayor tiene un impacto profundo en la persona que la sufre. Un impacto que también se traslada al rendimiento académico. Ahora bien, va a tener una influencia mayor o menor en función de distintas circunstancias. Analicemos un poco el vínculo:

  • Depresión y entorno académico. La depresión mayor hace que las personas pierdan el interés por muchas de las actividades cotidianas que antes realizaban motivadas. Esta idea también se traslada al campo académico.
  • De la influencia del rendimiento académico a la depresión. Algunas veces, la percepción del rendimiento académico puede ser un factor de riesgo para la depresión mayor.
  • Influencia de la depresión mayor en el rendimiento académico. La depresión puede afectar a la concentración, la toma de decisiones, la atención, pérdida de interés, frustración, sentimiento de minusvalía, sentimiento de culpa, falta de motivación, baja tolerancia a la frustración, etc. Además, la presencia de estos síntomas puede causar problemas en el desempeño académico, pues la persona no estará dando todo su potencial.

Ahora bien, hay que aclarar que el rendimiento académico puede verse afectado por el cambio en diferentes variables, no solo la depresión. Entonces no podríamos atribuir un bajo rendimiento académico exclusivamente a la depresión. Pues, pueden presentarse factores diferentes o sumarse otros.

Entonces, cuando hablamos del vínculo de depresión y rendimiento académico estamos refiriéndonos a una relación de tipo bidireccional. La depresión puede lastrar el rendimiento académico. Y, la percepción del rendimiento académico puede llevar, junto con otros factores o no, a la depresión mayor.

Aunque no haya siempre una relación, la posibilidad existe. De hecho, hay diversas investigaciones que muestran la asociación entre depresión y bajo rendimiento académico. Por ejemplo, la de Franco Mejía. Gutiérrez Agudelo y Perea, en su artículo para la Revista Psicogente, en la que observaron una relación estadísticamente significativa entre la depresión y el regular o mal rendimiento académico en estudiantes de Administración de una Universidad Pública en Santa Marta-Colombia.

Niña triste con apuntes

¿Cómo afrontar la depresión en el entorno académico?

Para afrontar la depresión de manera acertada es importante la participación de diferentes actores. Veamos:

  • Institución. La institución debe velar por el bienestar de sus alumnos. En este sentido, muchas instituciones académicas, con la creación de dinámicas atractivas, tienen la oportunidad de terminar convirtiéndose en un valioso factor protector frente a la depresión.
  • Familia. La familia en la mayoría de los casos es quien está más cerca de la persona. También es la que más influencia tiene: sus opiniones y directrices son las que tienen más peso para la persona que está pasando por una depresión. De esta manera, las familias pueden cronificar o intensificar la depresión o, por el contrario, ser una ayuda inestimable para que la persona salga de ella.
  • Sujeto. Si se conoce lo suficientemente, podría notar los cambios que está teniendo a nivel cognitivo, conductual y afectivo. Por lo tanto, podría buscar ayuda, bien sea con personas cercanas o con el profesional, según el caso.
  • Organismos de Salud. Los organismos de salud deben estar preparados para atender este tipo de trastornos. Además, para promover la salud y prevenir la enfermedad.

Si cuentas con los síntomas anteriores y ves que esto está afectando tanto tu rendimiento académico como otras áreas de tu vida, busca ayuda (un psicólogo o un psiquiatra). Por otro lado, muchas veces caemos en la tentación de enfrentar más retos de los que podemos asumir, de asumir más responsabilidades de las que podemos responder. Además, la depresión no es propia de personas débiles de carácter o desequilibradas, no habla de la persona sino de lo que le pasa en un determinado marco temporal y bajo unas circunstancias.

  • American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of menta disordes (DSM-5). Estados Unidos: American Psychiatric Pub.
  • Mejía, C.F., Agudelo, S-G & Perea, E. (2011). ASociación entre depresión y bajo rendimiento académico en estudiantes universitarios. Psicogente, 14(25), 67-75.